4 de junio de 2009

Con los crespos hechos

El mes de junio arrancó con noticias políticas relevantes: El Tiempo divulgó una encuesta de Datexco en la que Sergio Fajardo supera por cerca de 14 puntos a su inmediato contendor, Juan Manuel Santos. Hasta ahí, todo coincidía con lo que se venía diciendo en los mentideros políticos.

Sin embargo en la noche salió publicada “La gran encuesta” de
Ipsos - Napoleón Franco en la que cambió el panorama por completo: Sergio Fajardo no solo perdía el liderazgo, sino que pasaba al tercer lugar de las preferencias electorales, a un año de las elecciones. Para colmo, Fajardo era superado por Juan Manuel Santos, quien sigue indeciso y todavía no arranca (¿lo hará?) con su campaña a la Presidencia; y por Andrés Felipe Arias, quien no solo está en campaña, sino que mantiene viva y con fuerza su candidatura.

El canal RCN organizó un debate con los candidatos o precandidatos que ocuparon los cinco primeros lugares en la encuesta. Desde el principio Juan Manuel Santos dijo no. Mala cosa para alguien que debe trabajar para conseguir alguna sintonía con los votantes y tratar de mostrar algo de carisma.

Otro que dijo no fue Carlos Gaviria Díaz, seguramente porque sabe que sus incongruencias lo harán estallar más temprano que tarde. Él sabe que tiene sus maquinarias al interior del Polo. Pero con eso no alcanza y al intentar seducir o reconquistar votantes, lo único que no necesita es un debate que lo podría dejar en dificultades frente a ese monstruo de la oratoria y de la frialdad que es Gustavo Petro… ¡Qué falta de confianza en el aceite que usa Gaviria para afinar las clientelas de la izquierda radical!

Los que aceptaron la invitación fueron Sergio Fajardo, Andrés Felipe Arias, Gustavo Petro, Antanas Mockus y Germán Vargas Lleras. Incluso enviaron representantes para el sorteo que se realizó unas horas antes del debate. Es más: los Visionarios de Mockus cursaron las respectivas invitaciones para ver al ex alcalde en el debate. Mi ingenuidad me llenaba de entusiasmo por estar a punto de presenciar un enfrentamiento entre Andrés Felipe Arias y Gustavo Petro, quienes no le sacaron el cuerpo al debate… es lo mínimo que los ciudadanos podemos exigirle a un candidato.

Sin embargo algo cambió. Sergio Fajardo informó que no asistiría porque “él era el único de los participantes que llegaría hasta el final”. Los resultados de “La gran encuesta” debieron golpear fuertemente al independiente Fajardo. Tener dos mediciones tan diferentes no debe ser fácil para ningún vanidoso, y menos si, como dicen por ahí, Fajardo bordea el narcisismo.

En su momento cuestioné la decisión del Presidente-candidato de no asistir a los debates por soberbia electoral pues se sentía ganador: en política saberse triunfador puede terminar, después del escrutinio, en reconocerse perdedor.

La justificación de Fajardo huele a temor… ojalá sea eso, porque lo otro sería atroz: que el hedor provenga de un complejo de superioridad frente a sus adversarios por la posición favorable en las encuestas... bueno, hasta ayer.

Sin embargo, a un año de las elecciones, sin candidatos definidos en los otros sectores, la justificación de Sergio Fajardo es una torpeza. Si él va hasta el final y los otros dependen de consultas y decisiones personales de terceros, justamente Fajardo es el llamado a asistir de primero, pues cada aparición, cada debate y cada confrontación con sus posibles contendores, es una oportunidad para mostrar sus ventajas políticas y propositivas, más allá del carisma y la simpatía que despierta.

En este orden de ideas, lo que demostró Fajardo es que su discurso no está estructurado, que no tiene claras sus ideas y que en una confrontación tiene miedo de salir derrotado. Él ha dicho que quiere un debate con altura, pero eso solo es posible en la medida en que se enfrente con sus adversarios y demuestre que es capaz de manejar su temperamento para mantener la confrontación en términos programáticos… claro, si tiene siquiera un borrador de programa para defender, pues de lo contrario lo mejor es huir de los escenarios de debate como lo hizo en las últimas horas.

El otro que a última hora se negó a asistir al debate fue Germán Vargas Lleras. Desconozco los motivos, pero uno puede suponer que eludió la cita por los malos resultados: todo un Lleras, de la misma estirpe del gran Felipe Zuleta, no puede estar en una situación tan calamitosa en las encuestas.

A un año de las elecciones, con toda el agua que debe pasar por debajo del puente, las cosas están así: Juan Manuel Santos no quiere lanzarse al ruedo, esperando los resultados del referendo, cosa que lo va a perjudicar si la consulta no pasa pues quedará como un candidato improvisado. Sergio Fajardo sigue alimentando su imagen enigmática, aunque escurrir el bulto puede desestimular a sus seguidores: al votante independiente le gusta ver y escuchar a su candidato en diferentes escenarios y sobre todo, conocer propuestas, las mismas que han brillado por su ausencia en la campaña Fajardo. Carlos Gaviria tiene miedo de sus maquinarias y teme enfrentarse a Petro. Y Germán Vargas Lleras… ¿Ya regresó de España?

AL CIERRE: La decisión de Gustavo Petro de participar en la consulta del PDA lo deja en una posición importante para las elecciones de 2014. Él sabe que no tiene con qué ganar al interior de la izquierda, pero también es consciente de lo que le ocurrirá al Polo en las próximas elecciones: un número de votos que reducirán al partido a sus justas proporciones. Con la decisión dejará que la culpa de la debacle recaiga en Lucho Garzón y no en él.

Y para rematar, ¿qué pasó con Rafael Pardo Rueda que ni aparece en las encuestas? ¿Así está de mal la cosa?

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno su recuento de los actuales candidatos, pero como es facil de entender en este reducido medio, bastante superficial. Sera posible que usted nos hiciera el favor de darnos un perfil politico un poco mas profundo de los 4 candidatos que en su opinion tienen la mayor posibilidad de ser elegidos? creo que la mayoria de los lectores tenemos plena confianza en un analisis imparcial de su parte y que nos servira para tomar una decision adecuada al momento de votar. Tal vez nos podria dar su analisis un candidato por semana. y esto tambien serviria para tener la opinion de otros lectores. Cordialmente
Candido Candela

jcastros dijo...

Nuevo grupo en Facebook: a mi también me decepcionó Fajardo!

Atrabilioso dijo...

CÁNDIDO CANDELA:
Con mucho gusto iniciaré las labores para recaudar los perfiles de los candidatos. Es una excelente idea que le agradezco mucho.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

JCASTROS:
Primero quiero manifestarle que me hizo reflexionar sobre la moderación y, obviamente, le di la razón por completo.

En cuanto a Fajardo, es ese equilibrismo cantinflesco de no ser ni de aquí, ni de allá, pero tampoco de allí; lo que le está restando puntos rápidamente.

Me molesta sobremanera que no haya querido participar en el debate, como me fastidió en su momento la misma actuación de Uribe y de Peñalosa. Es que esa sacada de cuerpo es un retroceso enorme en la campaña de Fajardo, pues él tiene en el voto de opinión su máxima posibilidad y despreciarlo así le va a costar mucho. Creo que se está desinflando y eso se debe también a que arrancó campaña muy rápido y se está desgastando solito.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

No creo que la actitud de Fajardo sea un error politico sino todo lo contrario. En un debate Fajardo se tendra que definir rapidamente y cortar con la ambigueda que terminaria por restarle votos. Otra cosa es que al debate faltan pesos pesados por ejemplo Juan Manuel Santos y al debatir con pesos ligeros le restaria status. Para mi la estrategia de Fajardo es mantenerse tibio hasta lo mas que pueda ademas de llevar la discucion y su plataforma a otras latitudes.

La estrategia de Juan Manuel Santos es mantenerse fiel a Uribe y aunque eso pareca peligroso le seria mas costoso revelarse por que es algo que cobran caro las clases medias y populares: bace del Uribismo. Otra cosa que piensa Juan Manuel es que una vez Uribe diga que no va a buscar su releecion eso resuelte un aventon fuerte para sus aspiraciones.





Pero yo creo que lo que mas favorecera las aspiraciones de Juan Manuel Santos son las desiciones judiciales en contra del Uribismo como la yidis politica la parapolitica los falsos positivos ecetera por que por una parte ponen a pensar a Uribe sobre lo inconveniente de seguir enfrentando a ese poder dentro de la casa de nariño y por la otra pone a pensar al electorado en la necesidad de seguir poniendo gente altamente desida en la lucha anti terrorista en la casa de nariño por la perniabilidad que signican los otros poderes del Estado. Que no halla un solo jusgado por la farcpolitica y que ademas la CSJ base sus desiciones judiciales en simpatias politicas es algo que asusta a cualquiera.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Yo creo que uno de los grandes problemas de Fajardo es que no tiene ni un borrador de lo que propondría como candidato. Eso en un debate, quedaría en evidencia, pues si a la falta de ideas se le suma el tema de la no agresión verbal, el personaje sencillamente no tiene nada que hacer en un evento de esa naturaleza.

En cuanto a Juan Manuel Santos, era una oportunidad para ratificar lealtades y comenzar a mostrarse. Nada más ingrato que la no figuración mediática y eso le puede costar.

Yo sigo convencido de que Uribe no se lanzará, pero también se que hay un círculo íntimo que presiona mucho...

Un abrazo.

jaime ruiz dijo...

No entiendo bien cómo es que a Atrabilioso le molesta que Fajardo no vaya al debate, siendo algo que cree que perjudica a este candidato. Es como si una de esas personas católicas que van a las películas blasfemas para escandalizarse se sintiera frustrada porque finalmente no hay ninguna atrocidad.

Vamos a tomarlo por el lado del derecho del ciudadano a conocer las ideas de los candidatos, y por tanto a sentirse ultrajado cuando un candidato considera que no vale la pena medirse con los pequeñitos y ayudarlos a chupar cámara. Ese bonito derecho amenaza a la realidad, nunca ningún político va a participar en debates que no le generen ventajas o que se las generen más a sus rivales. Protestar por eso es como empezar a criticar a Saramago porque no se mide con nosotros discutiendo sobre la validez del comunismo hoy en día. Tanto Fajardo como antes Uribe y Peñalosa, y también Carlos Gaviria (que no participó en un cara a cara con Mockus) razonan que están en otras ligas. Y me parece que es lo que tienen que hacer, no vaya a ocurrir que algún aparecido resulte más listo en esa ocasión o más hábil seduciendo al público y les haga perder votos. A lo mejor los pierden por no participar, pero la experiencia muestra otra cosa.

De modo que queda la actitud de Atrabilioso ante Fajardo: no le gustó que no dejara ver su falta de argumentos, pero eso es como cuando a uno no le gusta que su adversario en el ajedrez no deje "pagando" la dama.

Dejando eso, ¿cuál es el juego de Fajardo? La cuestión no es baladí. Una persona llega a la presidencia si consigue sumar apoyos hasta formar una mayoría en la segunda vuelta. Si Fajardo como candidato intelectual y con gran reconocimiento entre la elite cognitiva quisiera ganar las elecciones debería haber seguido mi consejo de hace año y medio, pero es posible que como enemigo de la izquierda se hubiera quedado tan solo y perdido como el más inepto impostor. Entonces su juego es ganar votos por el centro (para pasar a segunda vuelta) sin desagradar a la izquierda (para ganar en esa segunda vuelta). No es que sea tan estúpido como para no tener ideas, sino que en cualquier debate se arriesga a perder votos por alguno de los flancos. A perder la mayoría que espera agrupar.

En cuanto a Santos, pues él no es candidato y sólo lo será si Uribe renuncia. No creo que pierda nada con no presentarse como candidato ahora, pues es el candidato a candidato más conocido y aparte de Uribe el que más posibilidades tiene de ganar (por ejemplo porque no despierta un gran rechazo entre la clase de gente que votó por César Gaviria ni entre la que votó por Mockus, y no tendría a la gran maquinaria de la prensa en contra. El director de Semana es su sobrino). Es perfectamente normal que no quiera ayudar a darse a conocer a sus posibles rivales, los cuales seguramente serán más eficientes en un debate que él.

En tiempos de Goethe se hizo famoso que alguien había dicho que los pastores deberían ir más al teatro a aprender de los actores. Es lo que se puede decir de los políticos, que su relación con los votantes es un espectáculo que no demuestra nada respecto a su capacidad de gestión. Peñalosa es de una torpeza inconcebible haciendo campaña pero tal vez fue el mejor alcalde que ha tenido Bogotá, al menos desde que se eligen los alcaldes. Santos puede ser penoso manejando a un auditorio (no lo sé), pero tiene experiencia en las principales áreas del gobierno, y su gestión lo avala. ¿Por qué va a buscar un terreno en el que sale perdiendo? Más cuando no es candidato.

La verdad es que la reelección y el referendo y demás deberían ser cancelados lo antes posible, ojalá hoy mismo. Así se despejaría el territorio para los candidatos y el uribismo podría hacerle frente a la cuestión de apoyar a un candidato (aunque creo que por todos los medios intentarán impedir que los godos lancen un candidato propio respaldado por Pastrana y El Nuevo Siglo, lo cual es una jugada que puede ser rentable).

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Tengo curiosidad sobre lo que Fajardo piensa y quiere hacer. En la actualidad el tipo es un enigma, más allá de sus anunciadas posiciones de centro, que son solo títulos de un libro que se desconoce o que el autor ni ha pensado.

En cuanto a la negativa, ésta ocurrió a pocos minutos de iniciarse el debate y cuando se sabía primero en todas las encuestas, había aceptado participar. Si Fajardo tuviera en la cabeza eso de no generarles ventajas a sus rivales, sencillamente hubiera rechazado la invitación desde el principio, pero lo hizo incluso después de enviar a su delegado para el sorteo. Ciertamente los políticos son reacios a participar en debates que no le generen ventajas, pero a un año de las elecciones, es por lo menos aventurado el hacer ese tipo de consideraciones. Si en febrero de 2010 pasa eso, pues sería válido el análisis de no participar para no conceder ventaja, ¿pero un año antes?

De igual forma, es tremendamente prematuro hacer cálculos sobre ventajas o desventajas para los rivales, pues las campañas no han arrancado y los errores o concesiones que se les hagan a los rivales, son rectificables y hasta aprovechables a favor del que haya perdido el punto.

Sin embargo, yo creo que el asunto debe verse desde otra perspectiva: los candidatos son productos que se mercadean en lo que llaman opinión pública. Si vemos el producto Fajardo, aceptar un debate, enviar a su representante y luego negarse a participar, termina en que es un producto en el que no se puede confiar. Esa es la percepción de algunos seguidores de Fajardo, que además, como producto, debe por lo menos promocionar lo que piensa que son sus ventajas comparativas. Insisto: ese producto está crudo y parece transitar por un laberinto.

¿Un producto requiere publicidad? Nada mejor, a un año de la venta, que comenzar a promocionarlo en televisión. Lo mismo aplica para Santos, quien ciertamente es conocido y goza de prestigio, pero que genera dudas en la simpatía que logre, como producto, entre sus consumidores.

Más allá de lo que se cree, el voto depende más de emociones que de razones. Santos debe trabajar mucho las emociones (simpatías y empatías), justamente dos aspectos en los que lo aventaja Fajardo. Y eso solo se logra con exposición mediática y con la confrontación de carismas en los debates. Además, con el tiempo que falta, el debate sería un termómetro sensacional para medir las debilidades y convertirlas en fortalezas.

Ahora bien: difiero completamente de su apreciación sobre la relación con los votantes y su capacidad de gestión: de nada vale que sea el mejor ejecutor, o si tiene las mejores ideas, si a la hora de la verdad, no despierta las simpatías del electorado y por consiguiente, no puede llegar al cargo al que aspira.

Usted reconoce que no sabe si Santos se desempeña bien o mal en el escenario… la mayoría de nosotros lo desconocemos y de golpe puede ser un gran actor en dicho escenario, o tener que modificar algunas líneas… un debate, doce meses antes de la hora cero, es una situación sin igual para cumplir con ese objetivo.

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Pienso que hay productos de productos, unos se meradean en la Plaza de Mercado Central y otros en Carulla,un empresario sagaz sabe donde y cuando ofrecer el suyo.

un saludo

LCI dijo...

No es que Fajardo no tenga una perspectiva y una propuesta sobre el problema colombiano, ni se está guardando nada pa’ despuesito. Lo que no ha dicho, es su posición. Lo que pasa es que para el y los de su clase, el principal problema colombiano es asunto del lumpen. Ellos son demasiado finos, sumamente estudiados, son unos tipos divinamente, como para meterse en esa pelea de mantecas entre las farc y un mayordomo alzado, que eso lo resuelva una comisión el dia que toque hacer esa cochinada. Ni riesgos que su muy lograda moña de científicos, se vaya a ver como un odioso juicio de superior moral.

PD. Don Atra. Es usted un valiente al reabrir el debate, pero por favor ojo con esos hps.

Atrabilioso dijo...

LCI
De golpe usted conoce o ha escuchado más y mejor a Fajardo. Yo no tengo elementos de juicio, salvo lo poco que he publicado. Y eso me genera un sentimiento de rabia e impotencia, pues carezco de argumentos, más allá de lo poco que he dicho al respecto, para mirar el asunto Fajardo.

Muchas gracias por su apoyo y aquí seguiremos, dándole con todo a este proyecto hasta que Dios o esos quieran detenerme.

UN abrazo.

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
El empresario sagaz sabe que las campañas de expectativa, y las promociones en televisión, son mecanismos de mercadeo incomparables. El momento de hacer un focus group era ese debate y lo perdieron.

Hablé sobre el tema con gente especializada en marketing electoral y todos coincidieron con mis argumentos: fue un error.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me parece que tanto en Colombia como en TODOS los otros paises se necesitan lideres reales, no de shows.

Es que esta bien pensar, usar estrategia, planear, anticipar, etc. Pero la realidad no es de juego, aunque toque ponerle al mal tiempo buena cara, y se necesita soñar despierto a veces.

Entonces, opino que aquel que sepa leer la realidad es quien ganara. Es mas, aquel que gane con esas especulaciones y trucos de shows no durara mucho.

Si leen sus comentarios con mente mas objetiva se daran cuenta que muchas veces ustedes especulan, opinana como si tuvieran la certeza que ESo es lo que estos personajes piensan hacer.

Acuerdense del problema de la economia por basarse mucho en la especulacion.

Asi es que recuerden la pildorita de la realidad para seguir mejorando el pais. Y el mundo.

Si usted no lo cree asi, yo siiii...Trini, jajajajaja, (estoy mintiendo!)

Simpliciano dijo...

Atrabilioso

en asuntos de mercadeo,nadie se atreveria a poner la ultima palabra ni menos aun tildar de erronea una campaña, hace unos añitos,sea generoso en su calculo, la campaña de las cervezas,se saturaba con modelos supersugestivas de todos los pelambres invitando al posible consumidor a compartir sabrosuras, una verdadera guerra de chabacaneria musical y picantes sugerencias, era la tonica de la epoca, alborotar el gallinero para ganar punntos, una campaña se alejo de ese alboroto y mostraba sobriamente una botella del mejor champan vacia y una mano de mujer con una copa sugiriendo se llenara, un letrero muy sencillo y nada sugerente....es tiempo de servir Lowenbrau...(deliciosa cerveza alemana), figurese , este anuncio se gano el concurso, toca ahora que usted busque entre los pre candidatos cual podria ser el Lowenbrau y despues nos cuenta.

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO
Contrario a lo que usted piensa, en asuntos de mercadeo sí que se da la calificación de válido o erróneo y los resultados se ven en las ventas y no en los premios que reciba una campaña. Y a la luz de los hechos, es un error que Fajardo no hubiese participado en el debate, como lo he explicado en el foro.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MARY T:
Usted acertadamente afirma que en algunos apartes hay especulación: cierto. Imagínese lo que puede estar pasando por la mente de los electores que se dicen fajardistas (por ejemplo) y especulan sobre lo que piensa su candidato. Por eso era importante que diera la cara y no escurriera el bulto.

De otro lado, desde mediadios del siglo pasado (¡Uff! como suena eso de viejo)los candidatos trabajan sus campañas e imágenes como productos para vender antes de las elecciones. El mercadeo político, nos guste o no, existe y se aplica cada año en todas las campañas presidenciales y eso ciertamente perjudica el conocimiento que tienen los electores de su candidato.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Cierto Don Simpliciano, a traves del tiempo se ha siempre desplegado esa asociacion de 'picanteria por venta' con el trabajo de las mujeres. Cuesta un esfuerzo sobrehumano erradicarlo, literalmente. Y en ese esfuerzo se pierde tanto potencial en varios campos.

Nada que ver con atuendos caros (dinero y diseño de famosas casas de modas) o diseños corporales prefabricados en la mente del consumidor. Sino con el contenido que permea a traves de ese uniforme.

Como contraste, fijese lo atractivas que resultan esas matronas caribeñas al publico internacional con su ritmo sin igual, su cadencia con dignidad real que es innata.

Entonces se necesita contenido, algo que permee aun a traves de un frac equivocadamente diseñado, pero llevado y utilizado bien.

Independiente de genero, de preferencias, de todos esos asuntos hoy bajo el microspcopio publico.

Sera posible abrir aun mas camino y extenderlo?

Sea la trocha natural o de cemento?

Mt

Anónimo dijo...

Yo pienso que las campañas necesitan tener cuidado, y presentar a sus candidatos en forma atractiva.

Pero la pregunta que uno se hace es, que es lo que el publico realmente quiere? show, contenido, o ambos?

Creo que lo mejor seria franqueza en lo preparado.

Mt

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

..cuando a todos los "pre",se les acaben sus discursos veintijulieros y populacheros, estara la copa lista para la Lowenbrau, entonces veremos como seran las "ventas".

De veras es dificil entender a estos politicos montañeros y mas dificil tratar de adivinar sus estrategias, recuerde que el arriero paisa borra sus huellas para que la competencia , de momento, no sepa si va...o viene, asunto de estrategias.....

un abrazo

Simpliciano dijo...

M.T

a veces una campaña de mercadotecnia que se separe de los patrones regulares, que precisamente sugiera lo contrario a lo que se espera da resultados increibles, Fajardo es un matematico y calcula muy bien los riesgos, de eso puedes estar segura.

Nos dedicamos mucho a pesar las campañas de los "buenos" y olvidamos a los del monte, ojo a las sorpresas, ya en El Salvador viven una de esas.

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
Lo primero que hay que decir es que a los precandidatos y al candidato no se les conocen discursos y solo han asomado algunas propuestas superficiales.

Tampoco es válido comparar el marketing político con el de una cerveza. El marketing político es prácticamente una especialidad de las Relaciones Públicas y contiene elementos que el producto o marca de una empresa no desarrolla habitualmente.

Entre los puntos diferenciales está la credibilidad que despierta el producto político, el contexto (adaptaciones a las realidades del entorno local) que en el caso de este post resulta de particular importancia si se tiene en cuenta que para poder persuadir el contexto, debe permitirse la participación y el diálogo, es decir, el debate. Otros aspectos importantes son el contenido (desconocido como lo saben los candidatos y sus campañas), la claridad (una incógnita), la continuidad consistente en el que se requiere un proceso reiterativo, canales de comunicación y tener presente la capacidad del público para asimilar el mensaje.

Como ve, estos asuntos requieren visibilidad y rehuirle a un debate en el que ya se había aceptado participar, golpea la mayoría de elementos fundamentales del marketing político.

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Mt da la explicacion, las campañas de marketing tienen un fin, ..."Pero la pregunta que uno se hace es, que es lo que el publico realmente quiere? ..." en la respuesta esta el exito de la estrategia...

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
¿Qué es lo que el público realmente quiere? Si ese fuera el asunto del mercadeo, muchos productos no estarían en las tiendas.

En el marketing político ocurre otro tanto. El candidato muchas veces recurre a la creación de necesidades y él es la satisfacción a las mismas. Establecer sintonía con lo que el público necesita, sobre todo en lo político, se basa en los sondeos de opinión y en las percepciones que se tienen en el contacto con la gente. Pero eso no es suficiente: se requiere comunicación y esa es la escencia de los debates, a uno de los cuales, Fajardo le sacó el cuerpo.

Un abrazo.

Camilo A. Mosquera dijo...

Lo que le pasó a Vargas Lerras es cuestión de supina estupidez.

El falló desde el día que no defendió al gobierno en el debate de Parapolítica en Antioquia que adelantó Gustavo Petro.

Después su ida España a estudiar y lo de la silla vacía. Perdió tanto con el gobierno como con sus posibles electores.

Y en el tema del referendo, el debió apoyar el referendo. El debió apoyarlo de manera hipócrita porque las posibilidades de que no se de una reelección de Uribe son muy altas. Ahí perdió todo.

Ahora ya no puede decir que el representa la primera generación de La seguridad democrática en respuesta a Arias que dijo que el es de la segunda generación. Vargas Lerras en la mente de los uribista quedó como un traidor y un desleal con el mejor presidente de Colombia después de López Pumarejo. O al mismo eso pienso yo de él.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso;


Se juega mucho entre promosion y estrategia, muchas veces en politica se puede conseguir mas promosion con la ausencia a un evento, lo esta viendo en el caso Fajardo, patio revuelto y miles de conjeturas cada una dando una explicacion diferente, unos en contra y otros a favor, verdadera espectativa, ahora entra en juego la estrategia, canalizar todo este revuelo a pesar de algunas deserciones temporales, luego tomara suficiente impulso para aglutinar a toda esa masa de opinantes a su favor, es temprano aun para pontificar sobre esta candidatura una de las mas solidas.

Me parece que Fajardo sigue muy de cerca el estilo de Uribe, alejado de chismes, mamolerias baratas,ataques personales y asegurandose de dar pasos firmes y estrategicamente bien dirigidos.

saludo

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS:

El aporte que usted hace sobre Vargas Lleras me parece muy importante y era necesario. El tipo está desdibujado y cuando lo veo, recuerdo que hace apenas unos tres años, era el heredero que tendría que disputar la candidatura con un personaje poco carismático y algo desconocido en los sectores populares como era Jun Manuel Santos.

Yo sumaría otro punto catastrófico de Vargas Lleras (que de paso sea dicho, lo sacó por completo de mi baraja): cuando se dieron los debates sobre el TLC, el tipo, siendo Senador, no musitó palabra y no hizo ni un solo aporte en la materia. Ese silencio fue aterrador, pues o desconoce del asunto y es un vago que no quiso prepararse, o no le interesaba participar en debates que eran de suma importancia para el país.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO
Como será de mala la estrategia de Fajardo, que en el único sitio que se ha tocado el tema es aquí. Entonces, si lo que pretendía era promocionarse, pues terminó haciendo lo contrario: no hubo revuelo, y es tremendamente exagerado eso de las "miles" de interpretaciones: a lo sumo, entre 5 o 10 y solo aquí... eso es una pésima planificación estratégica.

Respetable que a usted le parezca que es temprano para "pontificar" sobre esa candidatura. Sin embargo, hay otros que creemos que podemos hablar del asunto desde ya y viendo el resultado de la encuesta Ipsos, no es tan sólida como aparentaba.

¿Qué tiene que ver eso de los chismes, mamolerias baratas, ataques personales con sacarle el cuerpo a un debate? Nada. Al contrario: nada de paso firme y estratégicamente dirigido: fue un error estúpido y soberbio como está demostrado.

Fuerte abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Vamos a decir que si , que la estrategia de Sergio Fajardo es mala o pesima porque ese tema de criticar su ausencia en un debate se ha hecho SOLO aqui, y que no se promociono en Atrabilioso donde solo 5 o 10 lo interpretaron de esa manera, esta sugiriendo usted mismo que el error, si lo es , es minimo, en un asunto de tamaño nacional si solo 5 o 10 no estan de acuerdo seria algo infimo, un lunar minimo en una gran campaña.

Creo que quien hace mal calculo es usted, estoy absolutamente seguro que Atrabilioso tiene mas difusion de la que usted estima, no me cabe la menor duda, si solo 5 o a lo sumo 10 interpretaron la ausencia al debate de Fajardo significa que el grueso de asiduos Atrabiliosos entendimos la estrategia de la "ausencia" y en nosotros trabajo a la perfeccion.

Sergio Fajardo empezo , creo, me corrige si no es asi, hace quince meses a sostener debates con electores casa por casa cara a cara con los ciudadanos en diversas ciudades y pueblos del pais, un contacto directo y personal con sus posibles electores a quienes explica sus planes de gobierno , ademas tiene una red en internet , esa si con miles de suscriptores con quienes se comunica , eso es hacer campaña moderna y me parece efectiva , tal vez esas concentraciones (mamoleras) tipo Serpa esten un poco gastadas, puede ser que ya no sea tan efectivo el comparecer en TV para descuerarse el uno al otro (circo), la estrategia de Fajardo puede ser la de convencer personal y directamente a miles de posibles electores quienes a su vez convencerian a otros muchos miles, ahi ve la estrategia de un matematico usando de las progresiones aritmeticas o geometricas.

No me parece ni estupido ni soberbio el no asistir al debate, solo cuestion de estrategia aunque esta no se interprete asi solo en 5 o 10 electores como usted lo afirma.

un saludo

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Si desea no me referire mas a este tema para no ser fastidioso, pero que pensaria usted si un periodista joven , profesor de matematicas sin padrinos influyentes , sin capital politico disponible resolviera en un momento enfrentarse a los politicos influyentes en una ciudad azotada por la violencia y el terrorismo, una de las mas peligrosas del mundo en su tiempo, con administracion municipal de mal en peor y picada de corrupcion, para cambiar todo esto y se dedicara sin recursos a hacer campaña casa por casa, a repartir volantes en los semaforos a convencer a una ciudadania desconfiada y azarada de la bondad del cambio a sus planes de gobierno y que un dia a base de teson y luego de trabajar, trabajar y mas trabajar lograra llegar a ser un magnifico Alcalde, eso si ,de "jeans" y camiseta y que lograra no solo pacificar la ciudad sino que llegara a ser modelo de desarrollo y civilidad, con plena admiracion de nacionales y extrangeros, sera eso ,le pregunto,una campaña "estupida y soberbia"?...pienselo...es la actual campaña de Sergio Fajardo a mi parecer el mejor candidato a suceder a Uribe en caso de que este no acepte o no pueda ser reelegido como muchos lo deseamos.

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO

Se me está enredando mi querido amigo: usted afirmó que la estrategia de no asistir al debate tenía la intención de promocionarse y le mostré que eso, o fue un terrible error de cálculo, o no había tal estrategia.

Sin embargo, tengo entendido que la no asistencia ha tenido un costo, mínimo si se quiere, en intenciones de voto. Y es que la cosa no da para más: tampoco es que con el error de soberbia fuera a perder a todos sus simpatizantes. Yo jamás he afirmado que será un error que le cueste el grueso de sus votantes, pero me alegra que usted ya deje entre abierta la puerta de admitir que fue un error.

No voy a desviar el asunto al número de lectores y de usuarios de Atrabilioso, pues de las 200 personas que ingresan a diario, solo una pequeña porción opina y se interesa en participar en los debates.

Usted insiste en que fue una estrategia y no veo por dónde, ni para qué y tampoco veo el éxito por parte alguna.

Afirmar que los debates televisivos son ya inútiles es un absurdo de proporciones bíblicas: en un país cuya cobertura de internet es muy baja y en que el único medio de cobertura nacional es la televisión, con todo lo que implica esa cajita para miles y miles de ciudadanos, despreciarla sería de una torpeza que mostraría que las correrías que supuestamente ha hecho no le han servido para nada.

Y finalmente, para aclarar, solo usted y Jaime Ruiz han afirmado que fue una estrategia. Los demás vemos como una estupidez el asunto. En ese órden de ideas, de 10, 2. El 80% vemos la situación de otra manera, y más aún teniendo en cuenta la encuesta de Ipsos.

Yo no estoy evaluando toda la campaña, como usted pretende para desviar el asunto. Mi punto es uno solo: fue una estupidez no asistir al debate, con el representante presente en el sorteo y en la línea Fajardo diciendo que no asistía... Ese es el centro del tema y no la campaña en general, o los logros de Fajardo y cosas por el estilo.

Y tenga mucho cuidado con eso de que no tiene padrinos... Ese es uno de los tantos cuestionamientos que se le hacen y que no ha querido responder. Recuerde que en este momento están investigando, con algunas capturas que ya se han producido, a la Alianza Social Indígena, en Antioquia, por sus relaciones con las FARC. Fajardo va a lanzar las listas a cuerpos colegiados con la ASI. Y no olvide el jefe de las FARC en la junta de EPM, cosas que todavía están difusas y no las ha aclarado. ¿De dónde saldrá la platica?

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Estas estrategias un poco "audaces", es mejor usar esta palabra a la de estupida, no me acaba de gustar, aunque se alegue que es la castiza,las entiende el estratega que las utiliza, si revelara lo que se propone dejaria de serlo, me parece, ahora bien, la unica manera de saber si fue o no erronea sera el dia que Fajardo ciña la banda tricolor.

Si la estrategia politica de Fajardo funciona o no ,esta el resultado de cuando la utilizo para llegar a la alcaldia de Medellin, funciono, no tenga duda alguna.

Entendi el asunto del infiltrado de las farc,(con minuscula)cuando Fajardo explico, el individuo era brillante y habia colaborado eficientemente con el gobierno municipal, estos individuos son sagaces y ocultan sus afiliaciones dañinas de tal manera que es muy dificil detectarlos, se obro de buena fe ante un engaño, es el papel de los espias que no marcan tarjeta para no dejar pistas, para mi esta mas que claro, el dudar de todos y de todo con fines politicos atravesdos nos asemeja un poco o un mucho al estilo del Dr Serpa.

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
Usted cree que fue una estrategia (cosa que no ha demostrado y que contradice los más elementales principios del marketing político) y yo creo que fue una posición de soberbia y nada más.

Como le he dicho, esto le restará algunos votos, y sembrará la desconfianza en algunos de sus seguidores, pero a un año de las elecciones, este hecho resultará irrelevante y a lo sumo será una anécdota. Lo que se haga hoy, ni pone ni quita el día de las elecciónes. Por eso, entre otras cosas, insisto en que no fue una decisión estratégica sino emocional.

No pongo en duda el trabajo de Fajardo en la Alcaldía. Siempre me ha parecido brillante como político, pero ese brillo lo combina con narcicismo y eso también fue una queja constante en Medellín.

En cuanto al "infiltrado", Fajardo lo conocía en la universidad, siendo ambos colegas catedráticos. En este sentido, las simpatías y vínculos salen en cualquier momento, o por lo menos se generan sospechas y en tal sentido, no creo que Fajardo por lo menos no tuviera algunas sospechas al menos de los vínculos o simpatías del personaje. Al fin de cuentas, la comunidad de catedráticos en una universidad es pequeña y se conoce. Pero si Fajardo, según usted, es tan brillante y calculador, ¿no sospechó del tipo? Yo no creo, pero en el campo de la especulación, usted puede estar en completo desacuerdo y nadie definirá el asunto hasta que concluyan las investigaciones.

Y lo de la financiación sigue siendo una gran incógnita que él no quiere aclarar.

Que Serpa haya pedido aclaraciones lo hace aparecer como un político oportunista: desde esta perspectiva, los ciudadanos que no tenemos interés ninguno, tenemos derecho a reclamar, a buscar los elementos débiles y a abrir los ojos frente a un tipo que quiere la negociación con las FARC y respalda a Piedad Córdoba. Si a usted le parece que ese es el candidato, pues lo lamento.

Un fuerte abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Tiene mucho sentido su cautela, definitivamente tenemos que ser super escrupulosos al escoger los candidatos a la Presidencia, tamizar su historial y exigir solidez y claridad en sus planes de gobierno para evitar catastroficas consecuencias, dejemos en prudente remojo a Fajardo y observemos de cerca sus actuaciones, es lo mas practico, me sigue pareciendo bastante opcionado,ha sido un exelente administrador publico, cambio a Medellin para bien, mientras a muchos pre candidatos les falta demostrar esa capacidad, en las campañas se habla tan bonito y se ofrecen hasta pajaritos de oro, pero a la hora de la verdad muchisimas veces no dan la talla esperada.

Lo de narcisista y otras menudencias es lo minimo conque lo podrian adornar quienes tienen su preferencia hipotecada a otro pre candidato, es una reaccion natural buscarle lunares al personaje tratando de deslustrarlo, pero fijese que es algo sin importancia, de Uribe cuando candidato las letanias eran mas inquietantes y ya ve el premio que nos sacamos, me inquieta la sugerencia de la cercania a Piedad Cordoba y lo de la financiacion, tratare de aclrar ese asunto.

un gran saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO

Sobre la investigación que se adelanta en Antioquia contra el Polo y la Alianza Social Indígena, publiqué este post hace un par de semanas.

En cuanto a las declaraciones sobre el apoyo a la negociación para el intercambio y el respaldo a Piedad Córdoba, aquí está el audio y el texto de la entrevista de Fajardo.

En cuanto al narcicismo, no son rumores: él mismo califica el asunto como un chiste flojo y la gente de su círculo íntimo lo reconoce. ¿O es que el tipo tiene que ser perfecto?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Atrabilioso y Simpliciano:

hablando de narcisismo, pueden dar su version en terminos generales y describen ejemplos especificos de ese comportamiento?

preferible aclarar si uno va ha tomar en cuenta comportamientos como guia para dar votos en trabajos publicos. No?

Simpliciano dijo...

ANONIMO:

...esto es lo que significa para la Real Academia de la Lengua Española

narcisista
2. m. Excesiva complacencia en la consideración de las propias facultades u obras.

Anonimo,asi se dice de una persona creida ,orgullosa de algun proceder o virtud, en Bogota creo, le dicen "farolo", mas aun cuando tiene buen talante.

En politica y tratandose de Sergio Fajardo puede ser la manera un poquito envidiosa de considerarlo dado que esta muy orgulloso de haber hecho una administracion exelente y ejemplar como Alcalde de Medellin, es algo de lo que tambien estan superorgullosos los paisas y es la purita verdad, asi se quieran menguar los meritos, en lo personal puede ser que haya un poquitin de envidia pues el tipo es de esos que "mata" a las mujeres y ya usted sabe ....somos humanos, por eso cuando se lo preguntan responde con una sonrisa entre enigmatica y maliciosa, ...entiende?, como parece que en la guerra politica todo se vale , fijese, al Dr Serpa tan orgulloso de su trayectoria politica a nadie se le ha ocurrido zumbarle el adjetivo ese de narcisista, lo dejaron en puras "mamolas"....porque sera?

Ahora , para ser guia politico sobre el personaje, como lo anota Atrabilioso, tenemos que ser muy escrupulosos , he encontrado un Sergio Fajardo claro y contundente como Alcalde 'con innegables meritos, pero como pre-candidato a la Presidencia encuentro ambigüedades en algunos planteamientos, precisamente en los que anota Atrabilioso , muchisimo mejor investigar y presionarlo a una definicion plena..no es tiempo de correr riesgos politicos.

un saludo

Anónimo dijo...

Es como que natural el sentirse orgulloso y satisfecho de un trabajo bien cumplido, de aportes que tengan impacto real a la comunidad en las mas dificiles circunstancias, imaginese como no sentirNOS orgullosos de eso, jaja.

Y tambien es natural que se quiera extender ese beneficio cuando la situacion lo requiere, tanto en comunidad como personal.

Pero ciertamente hay excesos, y sera en la incapacidad de distinguir el beneficio del mal cuando es 'patologico'.

Yo creo que el marketing ('pantalla') tiene su limite tambien ('no comer de cuento', acorde al sabio lexico callejero) y es cuando prevalece la sustancia y la comunicacion real. Es lo que uno nota en los sucesos globales. Entonces ojo con eso.

En cuanto al voto femenino, veamos.

La apariencia cuenta, pero los hechos son registrados con tinta mas efectiva. Menos mal que todavia no se ha eliminado esa gran capacidad del ser humano, porque es esencial para la sobrevivencia.

Entonces, para algunas alguien con fisico 'uribista' impactara mas, y alguien con cara 'fajardista' anclara la atencion. Depende del 'gusto'.

Pero no subestimen, no nos crean tan vanales, sin lo que por ahi llaman inteligencia.

Porque se pueden quedar 'con los crespos hechos'.

Lo importante es la propuesta, su razonamiento y defensa, porque el maquillaje tiene su limite.