8 de junio de 2010

Mockus se bajó los pantalones... otra vez

Por Jaime Restrepo.

¡Qué pertinencia! Cuando Mockus habla de un nuevo Frente Nacional, y divide al electorado con el maniqueísmo de los buenos con él y los malos con Santos, está mostrando una faceta que ya insinuaba antes de la primera vuelta.

Al calificar al santismo como un nuevo Frente Nacional, Antanas está reeditando ideas como aquella según la cual las FARC surgieron también de la obstaculización que hizo el Frente Nacional a la participación de grupos políticos diferentes a los dos partidos tradicionales, incluyendo a sus disidencias internas.

Para hablar del Frente Nacional, resulta ineludible mencionar el plebiscito de 1957, cuando el 95,3% del electorado (4’169.294) respaldó la iniciativa, incluyendo el periodo de 16 años en el que los partidos tradicionales alternarían en la Presidencia de la República. En ese entonces, sólo 206.864 votantes rechazaron el plebiscito. Pero resulta que el experimento terminó siendo satanizado por esa minoría del 4,7%, algunos de cuyos integrantes decidieron alzarse en armas, recurriendo entre otras, a la justificación por el cierre de espacios políticos.

No deja de ser ilustrativo que Mockus recurra a la misma excusa de las FARC para tratar de establecer lo que él denomina alianzas ciudadanas, pues no sólo evidencia un alineamiento con las “causas objetivas del conflicto”, sino que parece una amenaza, sofisticada ciertamente, sobre las consecuencias violentas de que el electorado le niegue la Presidencia de la República: “solo hay dos caminos: una alianza ciudadana o una alianza tipo Frente Nacional". ¿Acaso el Frente Nacional no tuvo el respaldo de una contundente mayoría ciudadana que se puede interpretar como una alianza en torno a las propuestas de los partidos tradicionales?

Sin embargo, cuando Mockus era candidato en 2006, no musitó palabra sobre el Frente Nacional contra Uribe, propuesto por ‘Raúl Reyes’ y secundado por Alfonso López Michelsen. ¿Se podría interpretar ese silencio, desde la óptica de la reciente condena a la decisión de 1957, que hay frentes nacionales buenos y frentes nacionales malos, de acuerdo a la conveniencia política del momento?

La Constitución del 91: Mockus alaba la teoría pero condena la práctica

¡Oh confusión! Con la condena de Antanas Mockus a las coaliciones para el 20 de junio, cuestiona también la consecuencia lógica de la segunda vuelta presidencial, consagrada en la Constitución. ¿Acaso es sensato, o legal, o ético, que las fuerzas políticas derrotadas en la primera vuelta NO salgan a buscar coaliciones o adhesiones con alguna de las dos opciones que siguen vivas en la contienda electoral?

En las oportunidades en que Colombia había asistido a una segunda vuelta, las únicas dos opciones eran azul y roja y sencillamente pasaron a la segunda vuelta para definir la alineación de los votos de los minúsculos partidos surgidos de la operación avispa que engendró la Constitución del 91.

Sin embargo, en el mismo discurso del 30 de mayo, Mockus hace un fuerte reconocimiento a la Constitución del 91, señalándola como “un proyecto de sociedad basado en el reconocimiento y el goce efectivo de los derechos, basado en un cuidadoso equilibrio de los poderes, basado en la autonomía de las regiones y basado en los deberes de cuyo cumplimiento somos corresponsables todos.”

Curiosamente, ese mismo proyecto de sociedad incluyó la segunda vuelta como una forma de consolidar y hasta fortalecer a los partidos tradicionales que resultan ser los mismos del Frente Nacional. Así mismo, esa segunda vuelta también podía tener el propósito de amainar el impacto de modas políticas inmediatistas y ofrecer un espacio para que el electorado retomara el cauce. Resulta imposible pensar en una segunda vuelta sin contemplar las alianzas institucionales partidistas que se comportan de la misma manera que el electorado: escoger entre dos opciones.

Lo malo para Mockus es que todo indica que esas instituciones partidistas, excepto la militancia del Polo y tal vez una parte del liberalismo, adherirán a Santos, por lo cual, la respuesta mockusiana a ese abandono es la condena y la descalificación, pues las cuentas le están indicando que con el Polo y la disidencia liberal no es suficiente para alzarse con la victoria.

Sin embargo, si esas mismas maquinarias se pintaran de verde, seguramente no serían un nuevo Frente Nacional sino una suerte de Frente “Decente” cuyo pasado de sacrificio de los principios éticos y de ilegalidad pasarían a un segundo plano. No de otra manera se puede interpretar que Mockus esté en un partido que recibió apoyo financiero de un político investigado por vínculos con el paramilitarismo, Luis Alberto Gil, y que fue conformado por integrantes del grupo terrorista que arrasó con el Palacio de Justicia, después de un pacto con Pablo Escobar.

Es que Mockus sabe que las maquinarias partidistas están siempre dispuestas a formalizar coaliciones con quien consideran el caballo ganador, pero también tiene claro que esas alianzas no necesariamente se ven reflejadas en las urnas: en la coyuntura actual, la figura de Álvaro Uribe Vélez juega un papel determinante y muchos electores independientes que se consideran uribistas, van a votar por la continuidad de un gobierno calificado por ellos como positivo, y acatarán los guiños del presidente.

Justamente por la incidencia de Uribe, el verde matemático cuestiona directamente al electorado uribista que se alineó con Santos, y lo descalifica al viejo estilo del Komintern: Parafraseando a Willi Münzenberg, y adaptando sus postulados a la arenga mockusiana, cualquier adhesión o alineamiento con el santismo sólo puede provenir de personas indecentes, antiéticas, amantes de la ilegalidad, fascistas o sencillamente estúpidas; mientras que los partidarios de Mockus son, por el contrario, gente con una mente avanzada, éticos, decentes y tocados por un halo especial de refinamiento intelectual.

Parece que Mockus volvió a hacer lo que lo hizo famoso: se bajó los pantalones y mostró el tafanario.


AL CIERRE: Llama la atención la coincidencia entre la entrada de este blog del 21 de mayo en que se divide a los votantes teniendo en cuenta la pirámide de Maslow: "Pero es más claro si se piensa en la clásica Pirámide de las necesidades humanas de Abraham Maslow" y el texto del editorial del 8 de junio del Financial Times: "Psychologist Abraham Maslow’s hierarchy of needs explains the result". Como si tratando de informarse el autor del editorial se hubiera dado una vuelta por la blogosfera local y hubiese encontrado llamativa la idea.

5 comentarios:

jcastros dijo...

La idea no es tan original, lo de la pirámide de Maslow ya lo había usado yo mismo en una discusión con un mockerto, antes del articulo de JRuiz

jaime ruiz dijo...

jcastros: Aun concediendo que el tema puede salir de la cabeza de un colombiano uribista, es sencillamente inconcebible en un periodista extranjero. Como si fuéramos nosotros los corresponsales en el Reino Unido, leeríamos la prensa y buscaríamos afinidades con quienes escriben en ella, pero siempre sin entender muy bien lo que se cuece. Sin ir más lejos, la corresponsal del diario monárquico y católico ABC escribe maravillas de Piedad Córdoba. Es lo que lee en la prensa colombiana.

Pero la vanidad tiene muchos formatos. Conforme, no es que el redactor del editorial leyera el blog y se quedara con la idea. ¡Qué curioso que ese planteamiento no haya aparecido nunca en la prensa colombiana! En los pocos casos en que no hay un sesgo mamerto aflora un estrés politiquero que da grima. Hoy estaba acordándome de Ernesto Yamhure reconociéndole a Piedad Córdoba sus esfuerzos por los secuestrados, o más recientemente aplaudiendo a la señora de la cadena perpetua (cosa que también hizo, patéticamente, José Obdulio Gaviria). Esa clase de gente tampoco está para ver qué sectores sociales están con cada candidato.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Atrabilioso, durante el tiempo en que transito el frente nacional el manejo economico se separo del gobierno de turno, es decir, el pais tuvo un manejo economico serio sin cambios bruscos y hasta cierto punto acorde a la epoca. Sin el manejo economico que le dio el frente nacional a la economia los problemas de miseria y violencia hubieran sido peores si se tiene en cuenta la rapida urbanisacion que sufrio el pais motivada por la violencia acompañada de la explocion demografica. En ese sentido se parece la propuesta de Juan Manuel Santos, la diferencia son las circustancias de epoca ademas que se esta invitando a todos los sectores. Santos esta haciendo un llamado de unida nacional para aprobechar un momento historico que podria en unas cuantas decadas lanzar a Colombia al desarrollo y que lo mas probable es que ese momento historico no se repita (tan solo hace unos pocos años Colombia era considerado un Estado fallido y ahora en cabeza un pequeño grupo de paises con muchas posibilidades de desarrollarse en el mediano plazo como son los llamados Civets) Santos lo que esta pidiendo es que nos pongamos serios y dejemos las discuciones de patria boba y asumamos nuestras responsabilidades.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Estamos completamente de acuerdo: el próximo gobierno tiene la misión fundamental de ser cuidadoso, serio y visionario en cuanto a la economía... no es hora de experimentos, sino de responsabilidad para que Colombia concrete su avance.

Un abrazo y gracias.

Anónimo dijo...

POLA Y MARUCHA COMENTAN LA PRIMERA VUELTA

- OITES POLA, como te pareció pues que el Sunami verde se convirtió en una brisita descolorida…
- Si Marucha, por ahí dicen que es que eso era un fenómeno mediático y de las redes bestiales, como será que el reporte de la Registraduría decía que Mockus lideraba en el Feisbuk y en el Tuiter, pero eso sí, Santos ganaba en el resto del país…
- Virtuales, Pola, Virtuales...
- Si Marucha, virtuales eran los seguidores de Mockus y como te parece que me contaron que el candidato se enteró que los pelaos de menos de 18 años del Feisbuk no podían votar cuando su hija de 10 años le juró que la costitución nacional no lo permite… es que Mockus no tuvo tiempo de revisar la costitución en los años que lleva desempleado porque estaba muy ocupao resolviendo crucigramas…
- Y supites que los tenores se desafinaron tanto que Lucho tuvo que tomarse como 20 brandys para afinar la voz en la fiesta de celebración de la derrota?
- Claro Marucha, pero esta vez no acató a mandarle saludes a D´arcy Quinn…
- Y como te parecieron Pola los seguidores del partido verde en la televisora? Como le han aprendido decencia al profesor…. Solo les faltó pelar la nalga, agarrase a pelear por el micrófono y echarle vasos de agua a los vecinos… Ay Pola, las maravillas que hace la pedagogía mockusiana…
- Pero te dites cuenta de la alegría en la celebración de la derrota?
- Si Pola, es que siguen la filosofía de “Perder es ganar un poco”…
- Claro Marucha que parece que estaban protestando por unos tamales… parece que solo les dieron la lechuga de afuera y protestaban porque a los otros si les dieron el tamal completo…
- Y si oites al Mockus que antes pistiaba por encima del hombro a Petro diciendo que estaba cerca de la guerrilla y ahora no ve como amarrarlo, como será que ahora le dice “dotor ex-guerrillero” pa´ congraciase…
- Lo que pasa es que Mockus es mas indeciso que vos Pola, que a veces creés que sos insegura y otras no sabes si sí o si no…
- Y vites que Antenas dice que va a derrotar el abstencionismo y que una de las ideas de su amigo Fajardo es que el 20 de junio, va a hacer que el Metro de Medellín haga ruta por los barrios de casa en casa recogiendo a los que estén vestidos de verde…
- Que lumbrera ese muchacho… es que pa´ algo tiene que servir ser profesor de matemáticas…
- Y como te parece que Mockus le gustó tanto la idea que propuso hacer rutas del Metrocable por el oriente antioqueño... que vamos a hacer con ese par de genios...
- Bueno Pola, no te olvidés de votar el 20 de junio, no va y sea que por confiadas nos toque un presidente que un día Chavez lo coja sin almorzar y le pida que le regale la Guajira… no ves que Mockus, esplicó que el día que dijo que estraditaría a Uribe fue porque no lo cogieron desayunao…
- Vamos Marucha que te invito al Outle de la campaña verde… figuráte que están en promoción los girasoles, lápices, crayolas y zanahorias sin usar y que están con descuento antes de la segunda vuelta…
- Buenisimo Pola, caminá pués...