2 de noviembre de 2009

Tres meses y 16 muertos después…

Si hay algo repetitivo en el accionar de la dictadura venezolana es el lanzamiento de cortinas de humo. Los venezolanos están tan acostumbrados, ya vencidos por la fuerza de la repetición del mecanismo, que terminan aceptando los torpes montajes que elaboran desde Miraflores, para desviar la atención nacional e internacional.

La última cortina de humo es una ignominia: para tratar de ocultar el secuestro y ajusticiamiento de nueve colombianos en Venezuela, el dictador y su ministro del interior han armado un alboroto sobre la captura de tres
presuntos funcionarios del DAS, que estarían haciendo “inteligencia” para “desestabilizar” al progresista de Miraflores.

Tarek El Aissami se ha presentado incluso ante la Asamblea Nacional chavista para denunciar el supuesto espionaje de los colombianos, mientras la masacre de Fernández Feo no merece más que justificaciones burdas y tangenciales: ahora cualquier colombiano puede ser acusado de espionaje o paramilitarismo, en parte por la paranoia del régimen y en parte para utilizarlos como chivos expiatorios en el demencial expansionismo chavista. El gobierno colombiano debería emitir una advertencia a todos los ciudadanos para que se abstengan de viajar al territorio controlado por el dictador y sus esbirros.

Con el “espionaje”, la dictadura venezolana quiere borrar nueve nombres de víctimas colombianas, para inscribir en su lugar un “alarmante” complot contra Chávez, Correa y Castro: asesinar, desestabilizar, derrocar son verbos que torpemente intentan conjugar los chavistas para hacerle creer al mundo el cuento de unas fuerzas oscuras poderosísimas que quieren destruir al gran líder, como lo califica el candidato único del Polo Democrático Alternativo.

Los espías del DAS son un cuento un poco mejor elaborado que la distracción que lanzó Caracas hace un mes, cuando el pescador
Amadeo Téllez fue asesinado por los militares venezolanos en el río Arauca. Ante el asesinato, la respuesta –léase cortina de humo- del régimen la dio también Tarek El Aissami quien aseguró que “el servicio de inteligencia colombiano, DAS, y la agencia estadounidense antidrogas, DEA, se han convertido en cárteles importantes del narcotráfico”… ¿Qué tiene que ver el asesinato aleve de un ciudadano con la propaganda que la dictadura quiere vender sobre algunas instituciones colombianas y estadounidenses?

Así el gobierno colombiano sea precavido, o diplomático, o cobarde; no se pueden dejar en el olvido los nombres de los colombianos asesinados por el paramilitarismo chavista, pues deben quedar en la memoria como las primeras víctimas de la arremetida política y militar del dictador contra Colombia.

Las primeras víctimas colombianas de las operaciones de las milicias bolivarianas en la frontera cayeron el
31 de julio en el estado Barinas. Tres meses han pasado y los cuerpos de Edison Antonio Páez, Jerson Flores, Israel Castrillón Santos, Jhonny Alberto Delgado, José del Carmen Montero y John Esneider Palacios; todavía no han sido entregados a sus familiares: es práctica común del chavismo el secuestro de cadáveres… pregúntenle a la señora madre del mayor Julián Ernesto Guevara.

El 11 de octubre, el grupo paramilitar chavista denominado
Fuerzas Armadas Bolivarianas de Liberación secuestró a un grupo de colombianos. Una semana más tarde fueron apareciendo los cadáveres de Humberto Robiany Hernández Amaya, Gerardo Vega Sisa, Ángel Aldemar León Aricapa, Edward Ricardo Gamboa Gutiérrez, Michael Hendrik Bello Velandia, Yorbin Julián Anaya Vega, Carlos Adolfo Amador Ramírez, José Luis Arenas Sánchez y Mauricio Ospina Montilla.

Mientras 16 familias colombianas lloran a sus seres queridos, y por lo menos cuatro padecen la incertidumbre de la suerte de sus allegados acusados de espionaje, los venezolanos que son capturados en Colombia realizando esa actividad, son rápidamente devueltos a su país, como si se tratara de una papa caliente que nadie quiere tener en sus manos.

Aunque en la frontera ya se ha vuelto común esta situación, no dejó de sorprender la acción pusilánime de las autoridades el pasado 5 de septiembre, cuando el sargento de la Fuerza Aérea de Venezuela Pedro José Carreño, fue sorprendido fotografiando a los participantes en la marcha “No más Chávez” en Bogotá. El militar venezolano no estaba solo: lo acompañaban Luis José Honores Marín, suboficial de la Agregaduría Militar de la Embajada de Venezuela y el coronel Julio Alejandro Díaz, ¿Qué pasó con
el espía Carreño y sus compañeros delincuentes? Nada. Con una eficiencia inusitada, Carreño fue devuelto a la embajada de Venezuela mientras que los otros siguen delinquiendo amparados por el pasaporte diplomático.

En diciembre del año pasado, un canal controlado por el chavismo divulgó la grabación de una conversación entre el diplomático colombiano Carlos Galvis y el entonces asesor presidencial José Obdulio Gaviria en la que celebraban el triunfo de dos candidatos opositores en las elecciones regionales de Venezuela. El régimen chavista no se tomó la molestia de ocultar el espionaje
a la sede diplomática colombiana, en un claro mensaje de prepotencia típico de las dictaduras más feroces. ¿Qué hizo Colombia? Aceptó la renuncia del diplomático, lo “regañó” por hablar de esas cosas en privado y dejó el tema en el congelador.

Ciertamente los colombianos, incluido el actual gobierno, estamos asistiendo impávidos a la transmisión de mando de los victimarios… nos debemos parecer tanto a los corderos cuando van al matadero.

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

20 comentarios:

Javier Moreno dijo...

La asimetría es salvaje: si en Colombia pasara algo como lo descrito con ciudadanos venezolanos y Uribe reaccionara como reaccionó Venezuela ahora mismo tendría lugar un juicio público contra Colombia en UNASUR (transmitido en directo a toda latinoamérica) con Chávez oficiando de juez, jurado y testigo.

D. dijo...

Tristemente toca decir que el gobierno de Uribe se caracteriza por cierta COBARDÍA CRÓNICA hacia el régimen chavista, y una confusión de micrófonos desconcertante.

Uno no se explica cómo un sargento mayor de la Guardia Nazi-onal de Venezuela "espíe" en Colombia con el uniforme y el arma de reglamento encima. Es obvio que el sujeto no tenía ninguna intención de ocultar su verdadera identidad.

Pero lo detienen y resulta que tenía "información sensible sobre la seguridad de Colombia", y en lugar de formularle cargos de espionaje y dejarlo preso como mínimo en actitud de reciprocidad por el agente del DAS secuestrado en Maracaibo desde hace tres meses, nada. Lo devuelven de inmediato a las autoridades venezolanas.

Entonces, ¿era un espía o no? ¿Tenía información que comprometía la seguridad de Colombia o no? ¿En Colombia es delito espiar al gobierno colombiano o no?

Atrabilioso dijo...

JAVIER MORENO:

Fíjese que esa asimetría es política y diplomática. Estamos asumiendo una posición pasiva que me parece histórica: los colombianos la tuvimos con los carteles de la droga, la guerrilla, con los paramilitares y ahora con la arremetida feroz del chavismo.... ¿Y qué hacemos? Algunos se molestan porque se llama a Chávez dictador, cuando ya se ha graduado con honores de asesino. Otros, como el gobierno, se contenta con noticas de protesta y nada más.

Usted me hace pensar en la permanencia de Colombia en UNASUR: ¿Por qué no se ha pedido una reunión urgente?

Siento dolor por los asesinados y angustia por lo que es inminente.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

D:

Cierto. Es indignante la actitud pusilánime del gobierno colombiano frente a la avanzada político-militar del chavismo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Una pregunta:
¿ cree que en venezuela se esté gestando una campaña de exterminio contra colombianos ?

jaime ruiz dijo...

Por lo que uno lee en la prensa da la impresión de que el gobierno colombiano no tiene mucha determinación para hacer frente a los atropellos de Chávez. A lo mejor lo del sargento era una provocación para justificar un ataque. A lo mejor se está pensando en eso, o en consultar a los funcionarios de EE UU. Son terrenos que uno desconoce por completo.

En todo caso el frente principal no es la frontera ni lo relacionado con las guerrillas ni las agresiones en los medios, sino la conjura de los jueces. Lo interesante es que esa conjura permite el activismo de los chavistas en Colombia porque a la hora de enfrentarse a la conducta abiertamente sesgada, prevaricadora e inicua de la CSJ NO HAY UNA MAYORÍA en Colombia. A lo mejor la hay entre los ciudadanos, pero siempre de una manera débil (todos quieren vengarse de todos los políticos por su riqueza y porque los culpan de que Colombia no sea como Luxemburgo por algún decreto mal redactado). Lo interesante es que los críticos del gobierno que pretenden ser también independientes del chavismo son sospechosamente distraídos ante todo lo que hace la CSJ. Puede que tengan miedo de persecuciones de esa caterva de hampones (hoy mismo Mauricio Vargas, a quien pretendían hacer despedir, les reconoce el derecho a no nombrar fiscal), pero también de la hostilidad de los chavistas, que efectivamente son hegemónicos en los medios en que se mueven esos críticos (universidades, prensa, vida cultural, etc.). Puede que sólo teman que los vean como amigos del gobierno, como si no fuera exactamente eso lo que hace a Uribe representante de la inmensa mayoría de los ciudadanos, el hecho de que los atropellos de esos criminales no encuentran rechazo de nadie.

Hay que buscar una solución a la persecución de la justicia. El citado Mauricio Vargas señala que la colaboración internacional en materia judicial se reduce por la interinidad del fiscal. ¿Es que es idiota o que ya ha empezado a trabajar para el chavismo comos sus amigos Rafael Pardo? Esa no colaboración es precisamente lo que buscan los malhechores de la corte, lo que les permite ayudar a la tropa rústica a resistir y emprender sus persecuciones sin freno.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

En Venezuela se están gestando acciones para que el asesino-dictador consiga su viejo anhelo de anexar a Colombia a los territorios controlados por la mafia chavista. Si para eso tienen que desatar una guerra, o asesinar colombianos, lo van a hacer sin miramientos.

No es entonces el objetivo fundamental el de emprender una campaña de exterminio... las víctimas con daños colaterales de la arremetida.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

El sábado escuché por accidente al Presidente, justamente cuando hablaba de los que van a los medios a pedir la cabeza de algunos columnistas. Luego encontré la confirmación de María Isabel Rueda y la de María Jimena Dussán.

Me sorprendió el nivel de prepotencia al que han llegado los magistrados de la CSJ: ¿Desde cuándo se pueden dar el lujo de ser consultados sobre el contenido editorial de un medio? Son de una torpeza alarmante, pues una reunión de ese estilo solo puede terminar con alguna salida de tono o alguna queja.

Pero hay dos asuntos fundamentales en esto: ¿Por qué El Tiempo está realizando estas consultas? Y lo segundo tiene que ver con el abierto y descarado proselitismo político: ¿Pueden los magistrados quejarse por las simpatías políticas de un columnista?

Frente a lo primero, creo que El Tiempo está entrando a los terrenos de las relaciones públicas políticas y está bajando la temperatura para un candidato, dándole la razón a Claudia López. En cuanto a lo segundo, sencillamente es infame.

¿Qué hacer? Una sola Corte, con sala constitucional, de aforados y de administración de la judicatura. No tengo idea cómo serían elegidos, aunque cualquiera que sea el mecanismo, va a causar polémica.

Un abrazo.

D. dijo...

Qué casualidad. Piedad Córdoba visita a alias "El Iguano" en Cúcuta, un jefe paramilitar, y a los tres días dos guardias nacionales son asesinados a metros de la frontera por grupos de motorizados.

Típicamente las Aguilas Negras y paramilitares colombianos no se mueven en grupos usando motos. Eso es muy típico de las milicias venezolanas chavistas.

Pero apostaría a que Piedad fue enviada por Chávez a ordenar el ataque con El Iguano.

Chriskpf dijo...

En palabras de Hugo Chavez: “Colombia es el Israel de Latinoamerica” y en una rueda de prensa desde china dice que los judíos son fascistas y peores que Hitler. Ahí poco a poco se va haciendo uno un perfil del “Führer” calentano y de sus intensiones. Y bueno, todo se esta dando: la marcha del 6 de noviembre, la difusión de los escándalos, los golpes de pecho de los polistas, el dolor patrio por los falsos positivos, las bases norteamericanas y ahora los paracos intentando destronar al emperador. Se podría decir que casi todo esta preparado pa´ llegar a las manos. A veces no sabe uno si la actitud del gobierno es pusilánime o si por el contrario se les esta prestando el florero cada vez que lo piden a sabiendas de las intenciones de los comuneros del siglo XXI.
Un abrazo

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Me e tratado de explicar miles de veces en escenarios diferentes sobre la problemática Colombiana fuera de sus fronteras. Colombia y sus habitantes tienen mala imagen, de eso no me cabe dudas, lo que no e podido averiguar es desde cuando y si esto empezó por el problema de las drogas o mucho antes. El problema con Venezuela es que al colombiano siempre se le vio como una inmigración negativa desde todo punto de vista. En tiempos de ADECOS y COPEYANOS estos los últimos perseguían a la inmigración Colombiana por que su electorado en su gran mayoría eran partidarios de inmigrantes de procedencia europea, judía y Siria-libanesa, los ADECOS por su status de centro izquierda eran mas dóciles con los inmigrantes Colombianos pero a la ahora de recibir presiones por parte de su pueblo para perseguir a los Colombianos cedían fácilmente. Jaime Lusinchi (presidente ADECO) fue quien les quito el derecho a los colombianos sobre sus costas frente al lago de Venezuela.

Chávez es un político sin escrúpulos y es muy probable que el mismo haya ordenado la masacre en la frontera para revivir viejos sentimientos anti-colombianos que lo ayuden a tapar los problemas sociales que el mismo ha desatado. Si muchos piensan que lo normal después del suceso de las masacres en la frontera era que el pueblo Venezolano sintiera alguna preocupación por quien los Gobierna se equivocan, en estos momentos una gran parte del pueblo venezolano esta “evidenciando la maldad” de los colombianos en ese hecho y respaldan la posición que a asumido el gobierno de su país. Desde tiempos de ADECOS y COPEYANOS los problemas que se derivaban de Colombia solo tenían una solución que era atacar a Colombia como nación. La problemática de la inmigración Colombiana se hubiera podido solucionar pagándole buenos sueldos a la guardia fronteriza y a quienes trabajaban en extranjería para llamar gente menos corrupta a sus filas y multar con grandes sumas a quienes contrataran Colombianos o ilegales.

También me cansare de repetir la receta para contrarrestar los problemas que nos hemos ganado con nuestros vecinos: armarnos desarrollar nuestra propia industria militar por que comprar armas además de costoso los “aliados estratégicos” se le terminan volteando a uno en cualquier momento. Ecuador es otro frente de problema que se nos esta abriendo y si llegase un gobierno de corte nacionalista al Perú seria otra problemática mas. El problema esta con los vecinos por que el resto de latinoamericanos se limitaran a echarle fango a Colombia para complacer su complejo de latinos, es decir pisotear a unos para verse superiores y quedar bien con ellos mismos. Esto no se arregla con campañas de mejoramiento de imagen, esto es un problema grave que necesita soluciones fuertes y la única forma de evitar que se siga haciendo política interna con nuestro nombre es haciéndoles ver que nosotros podemos responder con medidas drásticas.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Si alguien tiene dudas de que pisoteando a los colombianos se obtiene réditos políticos en Venezuela vean estos dos ejemplos. A la compañía Argos se le quito cementos Andinos y no se les dio un solo dólar, el gobierno de Chávez le a pagado a toda compañía que se apropiado, si es cierto a el precio que ellos han querido. En el periódico el tiempo salio la historia de una mujer Colombiana que le robaron su empresa de toda la vida. A un italiano que le quitó una empresa de tratomulas que trasportaba petróleo en pleno paro petrolero le termino pagando. Hace poco Chávez le dijo al Presidente Colombiano para justificar el no pago de las empresas Colombianas que piensa robarse: Uribe quédate con Monomeros.

Atrabilioso dijo...

D:

Esta tarde, Hugo Chávez cerró una parte de la frontera y la medida será indefinida. Esto es lo que los experos denominan una escalada de pre-guerra.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

CHRISKPF:

Ciertamente podría ser una actitud de no caer en las provocaciones... pero esa actitud cuenta ya con 16 cadáveres hasta el momento. Evidentemente una guerra produciría muchas más víctimas, y sería una atrocidad. Pero no hay esfuerzos para llevar las situaciones a organismos internacionales como Unasur (por lo menos que se justifique la torpe petenencia a esa tontería) o la misma OEA.

Siento que estamos esperando el ataque, sin incurrir en provocaciones, para que se repita la historia de Kwait. Pero muchos están siendo víctimas de esa espera.

Un abrazo y que bueno saber de usted.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Cierto. Desde hace décadas se pasan periodos de tensión en las relaciones e incluso ya han pasado vientos de guerra. Yo tendría unos 10 u 11 años tal vez, cuando escribí un cuento sobre un combate entre una patrulla colombiana y una venezolana, en una guerra contra ambos países... de eso hace más de 30 años.

Lo que pasa es que el desarrollo de tecnología militar no es rápido ni barato, aunque sería la solución a largo plazo. Esto no dará para tanto y en tiempo corto veremos el estallido de la crisis.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Atrabilioso, a eso me referia al largo plazo ahora existe un contracto con los gringos que nos garantizan dies años de protecion. Chavez ni otro loco se atreverian atacar a Colombia sabiendo que en cualquier momento la aviacion gringa le cae encima. Pero despues del fin de ese contracto es donde vendra la inestabilidad.

Tampoco creo que Chavez piense en una guerra, el esta aprobechando el sentimiento anti-colombiano para revivir viejas paciones y de esa forma liderar algo por que hasta ahora no a dado resultados en nada.

De todos modos yo me sentiria tranquilo el dia en que tengamos unas fuerzas armadas respetables en el escenario internacional y con tecnologia propia. Chile es un pais que no se duerme con el sentimiento anti-chile que existe en el peru, en cualquier momento las paciones se descarnan en el pais inca y un nacionalista guerrista llega al poder.

Lo de tratar con tecnologia propia es imperativo por que la izquierda tanto europea como estadounidence cada vez lograra cerrarle mas las puertas a Colombia para que se haga de armas tanto para garantizar su seguridad interna como su soberania. Se la dejo de ese tamaño.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Hay una cuestión que me preocupa, porque es un salto al vacío: confiar en la respuesta de los Estados Unidos. De hecho el chavismo tiene muchas fichas cercanas al gobierno Obama y están haciendo mucha presión sobre diferentes situaciones.

Así las cosas, lo conveniente es contar con lo que se tiene en el momento y ver el avance que hacen para alcanzar sus propósitos.

Es que contamos con la respuesta norteamericana, pero...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Atrabilioso, me deja preocupado con esa informacion, como quien dise metimos al enemigo a nuestra propia casa. Esperemos que al gobierno Obama no se le ocurra cometer alguna locura y patrosinar una guerra entre Colombia y Venezuela dando informacion sobre nuestras posiciones.

jaime ruiz dijo...

La verdad es que las presiones de los amigos del chavismo en EE UU no influirían mucho en caso de conflicto abierto de Venezuela con Colombia. No porque el gobierno de Obama no sea en últimas aliado de esa gente, sino porque en caso de tolerar la agresión, con quién sabe qué consecuencias, perdería todo respeto entre sus ciudadanos.

Insisto, todo el problema está dentro de Colombia. Si tienen alguna duda los invito a leer a Cristina de La Torre. Ver la agresión como un fenómeno puramente externo es como si mañana nos contaran que nuestras hijas se prostituyen y fuéramos a perseguir a los clientes. Por el contrario, la CSJ, la prensa, los académicos, los políticos de oposición, etc., son el verdadero problema y Chávez es un aliado circunstancial: un aliado que lo mismo les provee recursos que les granjea el desprecio de la mayoría de la gente.

La violencia de Chávez tiene más que ver con lo que señala Brabonel: hacer ver a la oposición que gana elecciones en las regiones fronterizas como "traidora a la patria". Lo cierto es que en Venezuela hay más nacionalismo que en Colombia.

Anónimo dijo...

Hola.

Muchas cosas estan pasando al mismo tiempo, y en esa situacion aquel que tiene medios y recursos de uso inmediato gana una especie de amnistia temporal, asi sea de pose, asumo. O como que la necesidad induce amnesia temporal.

Por eso es la insistencia de que se maximize el uso de lo propio, y no necesariamente solo lo de armas o guerra. Porque en caso de que le 'pique ese bicho' a los pantallosos al menos se cuenta con ese otro recurso valioso de subsistencia.

Tantos recursos en Colombia, incluyendo su gente, y no se puede pensar en algo propio?

Hay gente tan sinverguenza, que incluso habla mal de ti, o te pelea, y extiende la mano por otros servicios para mantener su show. Pues ahi estan ustedes, para el mejor cliente de lo que se necesite para sobrevivencia.

Si de todas formas hay habladuria de transformar las estructuras basicas, monetario y demas, lo que cuenta es lo real, lo que se tiene y lo que la recursividad puede transformar y moldear en cualesquiera sea el sistema monetario del momento.

Yo no se hacia donde vamos, pero los pantallosos tampoco pueden estar muy seguros, porque ellos dependen de la poblacion y su prosperidad, y su colaboracion. O irse al uso del extremo, y eso hoy en dia es dificil llevar acabo sin que los otros paises caigan encima para neutralizar. Eso es lo unico bueno.

Lo muy malo ha sido la ambicion e irracionalidad extrema de lucro y de poder sin que se notara, lo daño todo. Pero parece que la tormenta esta pasando.