21 de setiembre de 2009

El régimen del terror

La Corte Suprema de Justicia avanza imparable por la senda de la ilegitimidad. El abuso de funciones, los bandazos en la jurisprudencia y el sesgo político en el tratamiento de los procesos que aborda, son pasos enormes que acrecientan el malestar y la desconfianza de los ciudadanos en contra de esa cueva de malandrines con toga y muchísimo poder.

El último episodio de ilegitimidad de la Corte ocurrió con la negativa de elegir al nuevo Fiscal General de la Nación. ¿Cuál es la función de la Corte Suprema? Revisar que se cumplan los requisitos y proceder a seleccionar a uno de los postulados. Eso es todo. Atribuirse funciones que no están estipuladas en el marco jurídico es abusar de las funciones y ubicarse en la ilegalidad.

El
artículo 249 de la Constitución es claro: “El Fiscal General de la Nación será elegido (…) por la Corte Suprema de Justicia, de terna enviada por el Presidente de la República. Debe reunir las mismas calidades exigidas para ser Magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Sobre este tema, la misma Corte Suprema informó hace algunos meses que los
candidatos cumplían con todos los requisitos exigidos por la ley (ver el artículo 232 de la Constitución)… Entonces ¿cuál es la razón legal para la negligencia?

Algunos aseguran que los magistrados tienen derecho a la objeción de conciencia. ¡Cierto! Pero no se puede confundir una posición ética o moral con la militancia política, que es el marco en el que se están desenvolviendo los truhanes togados.

Así Ramiro Bejarano asegure que las razones de los magistrados son de conciencia (para el apoderado de uno de los magistrados de la Corte, todo lo que haga su cliente en complicidad con la caterva es altruista), las evidencias demuestran que en sus decisiones sólo influyen las antipatías y los intereses políticos.

Es que con las largas que la sociedad le está dando a la Corte, los 22 hampones han decidido pasar por encima de sus funciones y descalificar a los candidatos, basados no en la ley sino en las atribuciones absolutas que se han otorgado a la fuerza.

Esta acción particular deja a la Corte en una situación de ilegitimidad de grandes dimensiones y sus efectos pueden ser catastróficos en el tiempo. ¿Los colombianos estamos dispuestos a someternos a los caprichos de una banda de usurpadores de poder? ¿Queremos que sean los magistrados los que rijan los destinos del país mediante la intimidación de enviarnos a las mazmorras por cualquiera de las interpretaciones acomodaticias que hacen de la ley? Es que si las normas no encajan en los intereses de los criminales togados, pues a fuerza de cambios y leguleyadas consiguen sus objetivos.

Otro hecho de ilegitimidad es el cambio de jurisprudencia en el que retoman los procesos contra los congresistas vinculados con grupos paramilitares. El cambio no ha despertado el repudio nacional debido al temor que despierta el ser señalado como favorecedor de los narcotraficantes camuflados en los grupos de autodefensa: cualquier rumor, un anónimo que llegue al escritorio del inquisidor Velásquez o una columna malintencionada son elementos suficientes no sólo para abrir un proceso sino para condenar a cualquier colombiano. Y si la decisión de capturarlo fue un error, no importa, pues a los mafiosos de toga les resulta más fácil condenar sin pruebas que admitir la falla y asumir responsablemente las consecuencias.

Permitir esa intimidación, aprovechada hábilmente por la mafia togada, es un grave error que se está cometiendo en Colombia, pues además de vulnerar principios básicos como la igualdad y la presunción de inocencia, se le está dando luz verde a la persecución política típica de los regímenes totalitarios.

Es que el sesgo político de la Corte Suprema de Justicia es descarado. Van a cumplirse 18 meses de la operación contra el campamento ecuatoriano de alias Raúl Reyes y de la incautación de los computadores. Sin embargo, para la banda criminal de los togados, no resultó válido el peritaje de Interpol y quisieron pedir otra ratificación sobre la validez de esas pruebas. Lo importante es que, hasta el momento, varios terroristas han sido judicializados en Colombia y en otros países, justamente con el material de esos computadores, pero para la mafia suprema de la justicia colombiana, las pruebas no son suficientes para procesar a los políticos involucrados con la banda terrorista.

El futuro es todavía peor

¿Qué puede pasar? Los criminales togados reducirán la velocidad de los expedientes sobre la parapolítica, esperando los resultados de las elecciones de marzo de 2010. Una vez el Congreso sea de mayoría uribista, arremeterán con ferocidad en una nueva cacería que dejará muchas sillas vacías y pondrá en aprietos a los partidos uribistas.

Con eso, de paso, dejarán en jaque a la maltrecha Comisión de Acusación de la Cámara, que intimidada, no cumplirá con sus funciones y permitirá que los dictadores de la Corte Suprema de Injusticia queden en la impunidad.

Negro futuro el que nos espera, a no ser que se tomen decisiones radicales para frenar la embestida de los amigos y compañeros de Raúl Reyes… ¿o no, magistrado César Julio Valencia Copete?

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

53 comentarios:

Camilo Andrés dijo...

Magnífico artículo. No hay nada que agregar.

¿Está sugiriendo que el magistrado Valencia Copete tenía vínculos con Raúl Reyes?

jaime ruiz dijo...

La verdad es que uno no concibe tanta desfachatez. ¿Se imaginan?, uno va a denunciar a la policía un robo y le dicen que a ellos les parece que la gente roba por necesidad y no se van a poner a perseguirla porque su conciencia se lo impide. Y así los médicos se vuelven testigos de Jehová o adeptos a la ciencia cristiana, y desisten de cualquier transfusión o hasta de cualquier operación. Pero es aún más grave, porque se trata de la máxima autoridad judicial.

Estoy seguro de que se trata sólo de dilación: tienen a un fiscal interino de bolsillo, seguramente comprado, que les ayuda en todas sus persecuciones. Cuanto más tiempo esté, mejor para ellos.

Lo que no sé es qué se puede hacer para contener a esa caterva de malhechores. Sé una cosa, y perdón por la insistencia: que si el gobierno no estuviera dedicado a sacar adelante su referendo, incluso podría convocar una Constituyente y jubilar a esos hampones. O procesarlos (¿es el Congreso quien puede hacerlo?) por prevaricato.

Niña Preguntona dijo...

Don Atra...don Atra..

...vea una cosita..ji...ji...mami le manda muchas saludes y que como esta...ji...ji...y que le mande a decir si con esas cosas negras que les cuelga a los magistraos o como se llamen esos señores...se pueden hacer turbantes....ji...ji...las cosas de mami...que no se ponga bravo por eso... solo queria saber....

...a mi tambien me gusta saludarlo....ji...ji...

jaime ruiz dijo...

Muy interesante, sobre la democracia directa.

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS:

Las preguntas son: ¿'Raúl Reyes' fue o no su compañero de colegio en Florencia ¿Quién era su mejor amigo en el colegio? ¿Por qué ha negado siempre que su origen es el departamento de Caquetá y ha mentido sobre su nacimiento en Cali?

Yo tengo las respuestas que me suministró uno de los profesores de Valencia Copete, pero me encantaría que él mismo las entregara.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Efectivamente en la Cámara de Representantes, la Comisión de Acusación concretamente, la que podría procesar a la Corte, pero, y ojo con esto, los magistrados tienen en la mira a los que han recibido las denuncias e incluso a uno de ellos ya lo tienen tras las rejas.

Eso hace indispensable e inaplazable la creación de un tribunal especial, destinado a cumplir con las funciones de la Comisión y de la Corte en cuanto a los congresistas.

¿Qué le puedo decir de la objeción de conciencia? Aquí es un disfraz que esconde la verdad: la objeción política porque no conviene a los intereses de esa camarilla de truhanes.

En cuanto al Fiscal encargado, tengo una percepción muy favorable de él: práctico, sin escándalos, conocedor del tema jurídico y muy cercano al gobierno. Básicamente es muchísimo mejor que el anterior Fiscal y me genera más confianza. Creo que lo mismo pasa en el gobierno y una posibilidad que se podría contemplar es que se está manejando y presionando con la terna para que la Corte no aborde el asunto, quede mal por su militancia política, y deje a Mendoza Diago como Fiscal.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

NIÑA PREGUNTONA:

Dígale a su mamá que de la chequera con la que se compran los turbantes, también se adquieren las togas y que han tratado de buscar tela roja, muy roja, rojita, para cambiar el negro frío y ceremonial de las actuales togas.

Un abrazo enorme.

Anónimo dijo...

Que sí Valencia Copete era el mejor amigo de Reyes en el colegio no me parece importante. Está cayendo en el mismo juego de Coronel.

Sí mintió sobre su nacimiento es porque le avergüenza su lugar de origen y sus amistades.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

¿Y si la amistad existió y se prolongó en el tiempo? ¿No le parece importante la coalición entre las FARC y Asonal Judicial que pudo llevar a un individuo a la Corte Suprema de Justicia? Bueno, es su posición.

jaime ruiz dijo...

Es que la lista de magistrados ligados al Partido Comunista es impresionante, empezando por el mismo Carlos Gaviria y siguiendo por personajes como Alfredo Beltrán.

Plinio A. Mendoza tiene razón: la guerra jurídica no ha sido tomada en serio por el gobierno. Y puede que eso corresponda al vicio de pensar que las palabras son gratis y ociosas, que el único problema son los crímenes consumados.

Pero puede que las FARC nunca hubieran llegado a secuestrar ni la mitad de lo que lo han hecho sin el respaldo de los jueces que han perseguido a los militares durante tanto tiempo. Esos frentes son los más productivos del proyecto comunista, pero el gobierno no ha sido capaz de controlarlos.

Ultraninja dijo...

El presidente Uribe debe encarcelar y juzgar ya mismo a esos terroristas de civil, el pueblo debe marchar y destruir ese recinto de torturas, que solo evoca la inquisicion espanola o un campo de concentracion ruso.
Por una Colombia en paz, por una Colombia limpia, no mas corte suprema, no mas jueces corruptos.

Los jueces deben ser sacados y reemplazados por jueces militares.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Completamente de acuerdo con usted.

Atrabilioso dijo...

ULTRANINJA:

Usted está proponiendo un golpe de Estado y creo que los objetivos que usted plantea (procesamiento de los jueces usurpadores y dictatoriales) se pueden conseguir sin vulnerar la apariencia de democracia: una constituyente y funcionarios con la valentía del actual Procurador serían la punta de lanza para eliminar la impunidad de los criminales togados.

Un abrazo.

Ultraninja dijo...

Pero como podemos tener funcionarios en las capas altas del estado, si la corte suprema solo habilitara a los de su partido terrorista?, como podemos anular la constituyente del Pablo Escobar y hacer una mas digna?, creo que solo Chavez nos salvara declarando una guerra, asi el presidente Uribe podria tener facultades dictatoriales y de pasito encarcelar a todos los traidores a la patria.
Como pueden ver, el loco Chavez podria arreglar al pais con su torpeza.

D. dijo...

¿Qué tal un referendo que apruebe un juicio contra los magistrados de la corte, supervisado por entidades internacionales?

Me parece mejor que un referendo reeleccionista.

Atrabilioso dijo...

ULTRANINJA:

Fíjese que el gobierno está maniatado: no puede denunciar a la mafia criminal de los togados por aquello de la independencia de poderes. Si Uribe y su combo estuvieran afuera, podrían hacerlo como ciudadanos y con el apoyo que tiene el Presidente, el proceso resultaría interesante.

En cuanto a Chávez, a eso me he referido cuando hablo de la conveniencia bilateral de un conflicto entre ambos países.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

D:
!!!Si!!! No tanto para meterlos a la cárcel, sino para crear una instancia que podría llamarse Tribunal de fuero, encargado de procesar a todos los funcionarios con fuero, ya sean magistrados o congresistas. Deberá tener doble instancia y sería elegido por el Presidente de la República, pues sería el único funcionario que, de acuerdo a las normas vigentes en la actualidad, no podría ser juzgado por ese organismo.

Un abrazo.

Camilo Andrés dijo...

Jaime porque no reclama este rédito http://wradio.com.co/nota.aspx?id=881987

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS:

La conjura contra el Estado y contra el gobierno tiene raíces muy profundas no solo en los enemigos del país sino en los mismos sectores que les abren las puertas, por intereses y vanidades de "decencia", a esos enemigos.

Ayer me llegó una información según la cual, Semana está perdiendo lectores a gran velocidad... no se si usted pueda averiguar esa información. Mire que ya a Daniel Coronell no le pagan sino Chávez, Samuel y el alcalde de Manizales.

Un abrazo.

D. dijo...

Lo que me pregunto es si la Cámara de Representantes puede juzgar a la corte y si ha hecho algo.

Atrabilioso dijo...

D:

La Cámara puede juzgar a la Corte, pero no ha hecho nada, pues necesita denuncias y no las han presentado. ¿Quién denuncia a la Corte? Ojalá el Procurador tenga la valentía para instaurar la denuncia, aunque con la guillotina pendiendo sobre los investigadores, y los verdugos haciendo el papel de investigados, no tengo expectativas positivas frente al tema.

Un abrazo.

Camilo Andrés dijo...

Jaime no le parece un poco deliberado decir que a Coronel le pagan esos señores?

Camilo Andrés dijo...

La fiscalía chuza:
http://elespectador.com/noticias/judicial/articulo162585-fiscalia-tambien-chuzaron


Hace rato vengo diciendo que El Das no chuzó a nadie porque para chuzar necesitaba activación de la plataforma esperanza. El que Chuzó fue El Fiscal Iguarán como lo viene denunciando hace el meses el doctor Fernando Londoño a través de un señor de apellido Arzayus. El Fiscal fue el que chuzó al presidente en la conversación con Valencia Copete y además chuzó la conversación entre Fernando Londoño y Rito Alejo y se la pasó a Coronel.

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS

No lo digo yo: lo dijo Hernán Peláez en un comentario que hizo sobre Noticias Uno hace un par de semanas. Mire ese noticiero y analice la pauta y verá quién paga y quién recibe.

Sobre las chuzadas, es la tesis que he sostenido aquí desde hace tiempo: Iguarán era un pelele.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Creo que es exagerado hablar de régimen del terror, eso le quita seriedad al asunto.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

¿Por qué llamar régimen del terror a lo que viene haciendo la caterva de la Corte Suprema de Injusticia le quita seriedad al asunto?

Camilo Andrés dijo...

¿Quién paga la pauta publicitaria de Noticias UNO?

Miguel dijo...

Atrabilioso:

Me sorprende que un hombre tan razonable como usted trate con terminos tan despectivos a la honorable Corte Suprema de Justicia.
Además de poco razonable parece un mal educado.

¿Será que me equivoque al calificarlo de razonable de bien educado?

D. dijo...

Oh, silencio, que Miguel exigió seriedad.

D. dijo...

Ni "honorable senador" ni "honorable Corte". A mí que me demuestren que tienen honor y luego les pongo el título.

La revolución francesa al final dejó un par de buenas enseñanzas.

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS:

Viejo... vea el noticiero y tendrá la respuesta.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

!Claro que se equivocó! El nombre de este blog no es gratuito y me he esforzado por cultivarlo.

Sin embargo, para claridad, lo que no es razonable es tratar a la caterva de hampones de la Corte Suprema de Injusticia con calificativos distintos o contrarios a los que he expresado. Por cuestión de modales -apariencia, hipocresía, urbanidad, etc.- no voy a dejar de llamar a las cosas por su nombre.

Si hiere la susceptibilidad, como en un programa de televisión, siempre podrá cambiar de canal.

Un saludo.

Miguel dijo...

D: La revolución francesa fue algo criminal. Asesinaron hasta al mismo rey, que era un buen hombre. Esa sí que era una caterva de hampones.

Miguel dijo...

Atrabilioso:

Gracias por la aclaración. Ahora que lo pienso usted parece una persona un tanto extraña. Acusa a los opositores del gobierno Uribe como miembros del cartel intelectual de las FARC. Sin embargo usted mismo esta en contra de la reelección. No estoy muy convencido de sus valores democráticos.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

Mis valores democráticos están con la legalidad y no con el atajismo; están con las políticas que considero convenientes para el país y no con la continuidad de un individuo en el poder, con todo y sus camarillas.

Usted se equivoca: no acuso a los opositores (esa es una generalización) de pertenecer al cartel intelectual de las FARC sino que señalo a aquellos que efectivamente lo son.

Ahora bien: oponerse a la segunda reelección no es ser opositor de unas políticas sino de la permanencia, acomodada con trucos, de un individuo en el poder. Eso tampoco significa que esté en contra del mecanismo de participación ciudadana, sino del objetivo del mismo.

Nada más democrático que todo lo anterior.

D. dijo...

Miguel: zzzzzzzz

NIña Preguntona dijo...

...don Miguelon...don Miguelon...

oiga una cosita..ji...ji...mami le manda a decir que uste le parece muy bacano por lo bien habalo...ji...ji...que como quedaria de pispito de turbante...ji...ji..

..cosas de mami...no me diga groserias que se lo cuento a don D....ji...ji...

Miguel dijo...

D:

Dormir bien es bueno para la salud y el desarrollo intelectual. Le deseo una buena siesta.

Miguel dijo...

Niña Preguntona: Digale a su mami que la ponga a hacer las tareas y que no la deje salir a hablar con desconocidos. Por que puede volverse malcriada.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Solo existe una forma para frenar a la csj brazo judicial del terrorismo. Evitando que Uribe se lance y la enfrente y que los Congresistas viejos de los partidos de coalicion renuncien y le dejen el campo abierto a nuevos politicos de lo contrario tendremos fiesta totalitaria despues del 2010 hasta uno no sabe cuando termine.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Ha resumido maravillosamente el espanto que nos espera.

Un abrazo.

Javier Moreno dijo...

Tengo una duda, Jaime: ¿Por qué cuando se aprobó la posibilidad de reelección por primera vez no se pensó en el problema que eso implicaba para la elección de los organismos de control?

Yo no disculpo a la corte, pero me parece que la aprobación de una reelección sin entrar en una discusión sobre la manera como se debían elegir esos funcionarios dadas las nuevas condiciones de juego es una de las razones por las que ahora los "choques de trenes" se han vuelto tan frecuentes. La primera reelección fue una chambonada pensada para perpetuar a Uribe sin considerar las consecuencias institucionales que esto acarreaba.

jcastros dijo...

Atrabilioso si han denunciado a la corte, ante la comicion de absoluciones por ejm. el excomisionado Restrepo lo hizo.
Una pregunta, quien juzgaría a "Tribunal de fuero"?

Atrabilioso dijo...

JAVIER MORENO:

Mi posición frente a la segunda reelección no tiene que ver con los organismos de control sino con la acomodación de las leyes para servirla en bandeja de plata: no es sólo la modificación de la Constitución, sino todo lo que tendrán que hacer para ajustar la re-re a la medida de Uribe.

Concretamente la Fiscalía no es un órgano de control (son la Procuraduría y la Contraloría) y la función del Fiscal es trabajar armónicamente con el gobierno para la formulación de las políticas criminales.

El choque de trenes siempre se ha dado desde 1991. Esa historia se ha repetido muchas veces, solo que esta vez se da entre el ejecutivo y el poder judicial, mientras que antes sólo se daba al interior del judicial. ¿Y por qué se da el choque actual? Por un gobierno que, a medias, ha decidido acabar con el mito de la infalibilidad de los togados y discutir abiertamente las posturas políticas que esos delincuentes están asumiendo. Hace años en Colombia se hablaba del gobierno de los jueces... a eso le hizo frente este gobierno y de ahí el enfrentamiento.

Fíjese una cosa: la Corte cambia la jurisprudencia y pasa a los acusados de la parapolítica nuevamente a su jurisdicción. Uno de los argumentos para descalificar a los candidatos a Fiscal General es que tienen que ser equilibrados para juzgar a esos procesados... ¿cuáles, si ya no están bajo la autoridad de la Fiscalía?

La primera reelección era necesaria y, desde mi perspectiva, resultó positiva para el país, pues más allá de las denuncias de Yidis Medina, cuestionables si se analizan, lo que se dio fue una posibilidad de premiar un buen gobierno o castigarlo al no ser reelegido.

Ahora la cosa es distinta: se están pretendiendo modificar a la fuerza varias leyes para que cuadren en la aspiración presidencial. En la pasada reelección, la misma Corte Constitucional sostuvo que no se ponía en peligro el sistema de pesos y contrapesos de la Constitución, pero esta vez, dudo que la CC pueda decir lo mismo.

No discuto que la primera reelección fue una chambonada, pero no se le puede pedir más al Congreso colombiano. En este sentido, la chambonada se debe a la improvisación y a que Uribe tiene espíritu de bombero, es decir, se dedica políticamente a apagar incendios y no a prevenirlos.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

JCASTROS:

Muy buena pregunta... el Consejo Superior de la Judicatura debería ser el organismo encargado de eso, incluso sin juzgar directamente sino con la creación de una sala de conjueces específicos para cada caso.

Un abrazo.

jaime ruiz dijo...

Ojo a esto: ahora los políticos a los que se ha relacionado a la fuerza con las AUC (algunos, como Nancy Patricia Gutiérrez, después de que Piedad Córdoba visitara a Rocío Arias y la convenciera de denunciarla) van a ser responsables de todas las masacres de las AUC, mientras que los representantes de Tirofijo, como Carlos Lozano, serán considerados filántropos que buscan la paz.

Hoy en día en Colombia sólo hay dos partidos, el uribismo y el partido de la Corte, que es como decir "la ley contra el hampa". Y, perdón por volver a la reelección, precisamente esa conducta abiertamente criminal de los magistrados de la CSJ debería mover a Uribe a retirarse: la oposición no puede ser una amenaza electoral porque es incapaz de oponerse a tantos abusos. Y, como ya he explicado tantas veces, el prestigio y la autoridad de Uribe quedarían a salvo del rumbo que tomara el nuevo gobierno.

Ah, Javier, no se le puede impedir a un partido ganar siempre las elecciones. Si el señor Uribe no se presenta pero la gente siempre elige a su "ungido", los organismos de control serán los que el bando mayoritario quiera.

Es que es difícil explicarlo: hay algo que se llama sufragio universal, los señores que tenían derecho de pernada serían mejores amantes que los maridos de las recién casadas, pero ese derecho se perdió por la moda democrática. Lo mismo: la minoría antiuribista (el partido de la Corte) podrá decirse que representa un espíritu más noble que el de las mayorías consumistas y conservadoras, pero las escrituras que tenía sobre el país ya caducaron.

Creo que tendrán que poner más bombas, los atropellos judiciales, unánimente apoyados por la oposición, tienen un límite y en el peor de los casos llevarán a una guerra civil, que perderían aun con intervención de Chávez.

Camilo Andrés dijo...

Jaime precisamente comenté eso que citas hace unos momentos en mi blog.

Javier Moreno dijo...

Dice Jaime Rest.: "La primera reelección era necesaria y, desde mi perspectiva, resultó positiva para el país, pues más allá de las denuncias de Yidis Medina, cuestionables si se analizan, lo que se dio fue una posibilidad de premiar un buen gobierno o castigarlo al no ser reelegido."

¿No hubiera sido mejor premiar unas políticas que premiar un gobierno? Quiero decir: Si Uribe no se hubiera lanzado, el uribismo podría haberse configurado como un partido con un ideario a preservar y no como una maquinaria con una cabeza a mantener. A la larga eso es lo que permitió la segunda reelección y eso, en parte, es lo que hace tan difícil de contener la segunda reelección en este momento.

Vuelvo, de todas maneras, a hacer la pregunta, reformulada gracias a sus aclaraciones: el proceso de elección del fiscal estaba diseñado (mal que bien) para funcionar dentro de un sistema en el cual el presidente no era reelegido inmediatamente —¿estoy en lo correcto?— ¿por qué, entonces, al modificar el artículo que impedía la reelección inmediata no se pensó en la necesidad de hacer modificaciones correspondientes en todas las instancias de la constitución que dependían de la inexistencia de la reelección?

(Sé, de cualquier manera, que cualquier discusión sobre la primera reelección es ociosa, pero esto de veras me causa curiosidad.)

Atrabilioso dijo...

JAVIER MORENO:

Lejos de ser ocioso, creo que es muy importante debatir el tema. Usted pregunta: ¿No hubiera sido mejor premiar unas políticas que premiar un gobierno? Además del premio, hay que considerar la continuidad de las políticas, el momento que se vivía y sobre todo, la improvisación.

En ese momento las políticas de las que se podía hablar eran consecuencia del éxito de la Seguridad Democrática, pero no existían como políticas propiamente dichas, sino como consecuencias que, a mi juicio, no habían sido previstas. Entonces la reelección se da también como un periodo para consolidar y depurar los resultados y convertirlos en políticas. No recuerdo que Uribe mencionara durante su primer periodo el tema de la confianza inversionista y de la cohesión social. De igual forma está el momento: durante décadas, Colombia no tuvo un presidente que trabajara, que se sintonizara con los deseos de la población y que tuviera la voluntad política de enfrentar militarmente a las FARC. Todo lo anterior se unió para que la reelección saliera adelante, lo que insisto, me parece conveniente para premiar un gobierno (considero que implica lineamientos políticos) y sus programas o castigarlo con una derrota en las urnas.

continúa...

Atrabilioso dijo...

Si Uribe no se hubiera lanzado, el uribismo podría haberse configurado como un partido con un ideario a preservar y no como una maquinaria con una cabeza a mantener. Difiero de esta apreciación, pues el uribismo era un ismo más en el diccionario político colombiano. Yo creo que el segundo periodo permitió que se consolidara como un proyecto con fuerza electoral independiente de la casa matriz que era el liberalismo. Sin la primera reelección de Uribe, el uribismo hubiese sido reabsorbido nuevamente por el partido liberal o en un acto de rebeldía absoluta, por el conservatismo. Es que así como los éxitos de la Seguridad Democrática, en diferentes campos, sobrepasaron las expectativas del Presidente, del uribismo y de los colombianos; creo también que la reelección llegó por el mismo camino: una idea que surgió de golpe (no era un proyecto ni nada por el estilo) y cuajó.

En ese escenario no veo cómo hubiese sido posible que se pudiera configurar un partido con las características básicas que usted menciona. Sin embargo, esa configuración ya existe en lo básico, el ideario ya ha sido delineado y los liderazgos son latentes, por lo cual no se justifica esa maquinaria caudillista. No hablo de la U, que supongo va a adoptar el trabajo de gente que lleva por lo menos dos años trabajando en la concreción de esas doctrinas, sino de equipos que fueron conformados para poner en blanco y negro esas ideas.

El proceso de elección del fiscal estaba diseñado (mal que bien) para funcionar dentro de un sistema en el cual el presidente no era reelegido inmediatamente —¿estoy en lo correcto?— ¿por qué, entonces, al modificar el artículo que impedía la reelección inmediata no se pensó en la necesidad de hacer modificaciones correspondientes en todas las instancias de la constitución que dependían de la inexistencia de la reelección? Hay un enfoque que no me parece justo: hacer las modificaciones que dependían de la inexistencia de la reelección. ¿Por qué no me parece justo? Fíjese que el anterior Procurador fue reelegido, una figura que no está prohibida en la Constitución ni en las normas y usted sabe, lo que no está expresamente prohibido por la ley, está permitido. Es más: Maya Villazón no aceptó la segunda reelección en su cargo, lo que demuestra que la Constitución no dependía de la inexistencia de la reelección como tal.

Pero no nos alejemos: en el periodo Samper, por decir algo, fue elegido el serposamperista Alfonso Gómez Méndez como Fiscal General. En la época de Belisario Betancourt fue elegido Procurador Carlos Jiménez Gómez, un tipo cercano a ese “conservatismo” que es adepto a negociar las leyes con los terroristas: de hecho Jiménez Gómez fue uno de los emisarios del gobierno en una reunión con el narcotráfico que se realizó en Panamá. A lo que me refiero es que aquel que tenga las mayorías en el Congreso, exista o no la reelección, va a poner a gente cercana en los diferentes cargos.

Un abrazo.

jaime ruiz dijo...

Los señores de la Corte prevarican por omisión.

Javier Moreno dijo...

Gracias, Jaime, creo que me ha quedado más claro el asunto.

D. dijo...

¿Dónde está la justicia?