23 de febrero de 2009

Las interceptaciones del DAS: los victimarios ahora posan de víctimas

¿Hasta qué punto un gobierno puede espiar a quienes considera enemigos del Estado? Según las normas, solo mediante una orden judicial se pueden realizar seguimientos e interceptaciones telefónicas contra los ciudadanos. Eso es lógico en una situación de normalidad en seguridad y defensa. Pero ¿qué pasa en el marco de un conflicto interno? ¿Es razonable que en plena guerra se tengan normas que impidan detectar al enemigo?

La respuesta al último interrogante deja mal parados a los actores involucrados en el más reciente escándalo de interceptaciones telefónicas del DAS, pues mientras algunos sectores del gobierno se han empeñado en desconocer la situación de conflicto interno, los opositores no solo la reconocen, sino que muchos hasta la justifican.

En medio de un conflicto interno como el que vive Colombia, la investidura de político opositor, periodista o jurista es accesoria, pues en muchos casos son fachadas para ocultar acciones criminales en contra del Estado y por supuesto, contra la administración que lidera un bando en el conflicto.

En ese orden de ideas, mal haría el gobierno en renunciar a la potestad de investigar a aquellos ciudadanos que pueden desestabilizar al país mediante apoyos y manejo de información que beneficie al bando que intenta subvertir el orden y llegar al poder por una vía diferente a la democrática.

Pero aquí hay más de fondo: en Colombia, los grandes beneficiados de las interceptaciones telefónicas han sido los medios de comunicación: Noticias Uno y Semana, entre otros, han liderado la publicación de escándalos basados en grabaciones obtenidas mediante interceptaciones ilegales.

¿Cómo obtuvo Noticias Uno la conversación entre Fernando Londoño y el general Rito Alejo del Río? ¿Quién hizo la grabación de la conversación del Presidente con el magistrado César Julio Valencia? ¿Y la del fotógrafo con Uribe Vélez? ¿Por qué el silencio de esos medios frente a la grabación que hizo el gobierno venezolano de una conversación entre un diplomático colombiano y José Obdulio Gaviria?

Los medios han patrocinado y promovido las interceptaciones ilegales, pues han apuntalado con esas prácticas algunos de los escándalos que han desatado. Ahora, esos mismos que han logrado audiencia con la acción ilícita se rasgan las vestiduras porque supuestamente ellos fueron los interceptados.

En la situación de conflicto que enfrentamos, uno de los primeros derechos sacrificados es el de la privacidad. Muchos ciudadanos estamos dispuestos a perder una porción de esa privacidad con tal de que el Estado sea capaz de detectar los elementos desestabilizadores que se mimetizan en la sociedad. Esto no pasaría en un país que disfruta de una dosis razonable de seguridad y defensa, pues en ese caso las acciones de inteligencia tendrían un propósito exclusivamente político y no de sobrevivencia del Estado frente a una amenaza terrorista como ocurre hoy en Colombia.

Ahora bien: este escándalo resulta muy particular, pues se basa en las declaraciones de unos funcionarios que admiten, desde el principio, que no tienen pruebas para confirmar sus denuncias. En este sentido, lo que se demuestra desde un comienzo es que SEMANA confía en sus fuentes (los funcionarios del DAS) y eso es el resultado de dos situaciones: o que tradicionalmente las fuentes han entregado buena información o que existen las pruebas para confirmarla. En este caso no existen las evidencias, por lo que solo queda la confianza en la fuente.

¿Por qué SEMANA confía en estas fuentes? La confianza entre la fuente y el periodista se construye con tiempo y paciencia, por lo cual, resulta evidente que SEMANA ha obtenido información y pruebas confiables de esos funcionarios de inteligencia, es decir, grabaciones de interceptaciones ilegales que le han servido como soporte para la publicación de algunos artículos.

También resulta contradictorio el informe, pues los personajes se atreven a admitir que cometieron las interceptaciones ilegales y que las destruyeron, pero se abstienen de mencionar, con nombre propio, a quienes presuntamente dieron la orden. Esto no funciona así: “untado el dedo, untada toda la mano” y al denunciar una presunta acción ilegal, la fuente entrega la información menos compleja que es el nombre del autor intelectual del ilícito. Es más: en este caso concreto, al señalar al cabecilla de la operación, los implicados tendrían un argumento en su defensa que es el acatamiento de órdenes superiores. Pero estos testigos se arrojan toda el agua sucia sobre sus cuerpos… ¡Curioso!

Pero las particularidades del escándalo no paran aquí. Una de las razones para destruir el material, dice SEMANA, es que era cuestión de poco tiempo para que las actividades ilícitas salieran a la luz pública, por cuenta de la llegada del nuevo director de la institución. Esto significa, es de Perogrullo, que el recién nombrado director no podía encontrar ese material en el DAS.

¿Cómo es posible que una acción ilegal, supuestamente hecha por órdenes de la Casa de Nariño, no pueda ser detectada por un hombre de confianza del Presidente? Si Uribe es el jefe directo del DAS y supuestamente ordenó las interceptaciones, el mensajero (en este caso el director del organismo) es lo de menos. ¡Ni más faltaba que el mensajero interfiera en una misión ordenada por su jefe! Esto es subestimar la inteligencia del Presidente y creer que va a nombrar en un cargo tan sensible a una persona que no sea de su entera confianza.

Esto plantea dos escenarios: o que las órdenes venían del círculo íntimo del Presidente, quien desconocía el asunto, o que los seguimientos fueron ordenados desde el DAS por funcionarios de rango medio para ganar puntos ante las máximas instancias del Gobierno, detectando la incubación de escándalos o recolectando información que serviría para neutralizar a aquellos que trabajan constantemente en golpear la imagen del gobierno y que generalmente pertenecen al bando totalitario cuyo brazo armado son las Farc.

En este último escenario, lo que se ve es un deseo de satisfacer a una camarilla cercana al Presidente, que ejerce el poder y que poco a poco se ha convertido en una rueda suelta en las altas esferas de la dirección del Estado.

Esto lo confirma el mismo informe al señalar que “hace años, si de la Casa de Nariño se necesitaba algo del DAS el Presidente era quien llamaba directamente al director o viceversa. Desde hace unos cuatro años las cosas son muy distintas. Casi cualquiera de los altos funcionarios de Palacio puede llamar acá a pedir cualquier tipo de favor sin necesidad, incluso, de pasar por el director. Llaman al jefe de Inteligencia, al de Contrainteligencia o a la Dirección Operativa y piden lo que necesitan, sin importar lo que sea”.

¿Quiénes son los presuntos altos funcionarios que piden “favores”? El escándalo está tan bien estructurado para ser solo eso, que siempre quedará la duda de si existen esos dichosos cabecillas o si las declaraciones son un montaje cuidadosamente elaborado contra el gobierno, pues no existen pruebas y los testimonios son contradictorios y demasiado genéricos.

Eso si: no se puede desconocer que hay olores nauseabundos que salen del edificio del DAS en Paloquemao… Bienvenidos al año electoral 2009.

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días Jaime
Te sobrastes con este analisis. Mis felicitaciones

Miguel Yances P

Anónimo dijo...

Desde cualquier computador conectado a una linea telefónica se pueden interceptar, usando el programa adecuado, las lineas telefónicas de cualquier persona. Esto lo saben los de la oposición y cualquier haker puede hacerlo, sobretodo si es pagado por quien vende más revistas por la noticia. En la misma revista Semana he visto comentarios, que en realidad son anuncios, de hakers que ofrecen descifrar claves de correos de internet. Para mí en este caso se corrobora el dicho de: "HUEVO ES Y GALLINA LO PONE"

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:
Muchas gracias y un abrazo.

ANÓNIMO:
He visto esos anuncios. Lo que ignoraba es que desde un computador conectado a línea telefónica se pueden hacer interceptaciones.

Aquí creo que lo importante es abrir el debate filosófico, ético y político sobre los mecanismos que se pueden permitir, y los derechos que se pueden reducir, para enfrentar la amenaza de los enemigos del Estado.

Gracias por sus comentarios.

jaime ruiz dijo...

Creo que hay dos cuestiones que se solapan y generan confusión. 1. ¿Es lícito que el gobierno espíe a sus enemigos políticos en una situación como la colombiana? 2. ¿Lo hace? El post parece exhibir esa confusión, pero el gobierno también, ciertamente porque no puede proclamar que lo hace, pero en tal caso, ¿por qué dar credibilidad a lo de la mafia infiltrada?

Esa cuestión de los límites éticos es de lo más complicado, y me recuerda la pregunta de Mockus a Samuel Moreno parece ejemplar al respecto. Savater dice que ante la pregunta: "Torturaría usted a alguien si de su confesión dependiera la supervivencia de la humanidad" contestaría que sí, pero que una vez resuelto el problema iría por los que formulan la pregunta.

De modo que vamos a suponer que efectivamente alguien del gobierno encarga esas escuchas ilegales, y que eso es cuestionable y mejor dicho condenable. El problema es ¿quién lo evalúa? Porque han aparecido montones de críticos exigentes y rigurosos que extrañamente son los mismos que no ven ningún prevaricato en las conductas del magistrado Velásquez ni en las bizarras diligencias previas de la Corte ni en la práctica inexistencia de investigaciones judiciales relacionadas con los computadores de alias Raúl Reyes, por no hablar de la rabia porque se relacione a los jaleadores de las FARC con la banda, como si alguien pudiera albergar alguna duda.

Y la lista sería infinita: ¿qué pasa con las conexiones de Petro con los círculos bolivarianos? ¿Y con su papel como sobornador de testigos y auxiliar de espías?

Sencillamente la exigencia al gobierno es que sea angelical mientras que sus enemigos, los mismos que claman por la perfección ética, son abiertamente cómplices de los más cínicos prevaricadores y socios del terrorismo. Viene a ser como hacerles examen de ortografía a los monos, pues la última realidad es eso grotesco, increíble, de que sea el diablo el responsable de las hostias.

Mejor dicho, es como si en la segunda guerra se exigiera a los aliados una conducta irreprochable, como si estuvieran en la ópera, a fin de favorecer la supervivencia de los nazis. Y de nuevo, el escándalo es otra engañifa para volver al statu quo de los noventa. Otra escaramuza de la larga guerra y otra ocasión en la que mostrar debilidad servirá para que los terroristas vuelvan por donde solían.

De hecho, el escándalo, para que se entienda QUÉ es Colombia, ocupa decenas de veces más espacio en la prensa que los crímenes de los terroristas de las últimas semanas.

Anónimo dijo...

Apreciado Atrabilioso,

buen tema, aunque los detalles sean quizas apropiados para campañas politicas, escanear la opinion publica, y de paso generar actividad civil. Tampoco excluiria la actividad comercial que de alli los del ramo extraerian.

Pero su tema central, que interpreto como derechos/responsabilidades civicas vs de seguridad, es muy valido.

Yo tenga una pregunta mas basica: por que la gente perdio el raciocinio? por que no lo ven? por que a estas alturas del conocimiento somos poco dispuestos a razonar lo que obviamente es mas conveniente para la humanidad?

Si precisamente cualquiera hace lo que el anonimo le explica, uno se pregunta por que es que no entienden la enorme brutalidad e irresponsabilidad que implica el entrar en una carrera ciega, sorda y muda de EGOS?

Yo pienso esto:

1-Redefinamos los derechos humanos, si es que alguien quiere seguir siendolo

2-Redefinamos los terminos basicos como, familia, gobierno, ser humano, politica, ley, orden, justicia, comercio, ECONOMIA, etc. Lo digo porque observe que no hay comunicacion clara, ni la puede haber cuando la gente entiende diferente estos conceptos. Nada que ver con asuntos idiomaticos, me parece.

La pregunta es, es asunto de globalizacion? estabamos preparados o hay que revirar algo para tomar impulso y poder avanzar.

Se necesita cabeza fria, clara, alivio economico y rehabilitar a aquellos adictos al chisme y extremismo en lo que antes no eran.

No se a usted, pero a mi me parece que estos asuntos no son solo 'modernismos', es un resquebramiento de todos los valores esenciales para la sobrevivencia: borrar con los pies lo que se logra con las manos y el cerebro, y los logros e inversiones anteriores en educacion, ciencia y aplicaciones.

Pero pienso que podemos recobrar el equilibrio absolutamente esencial.

Por eso digo cosas como que .... que turbantes y demas titulos calificativos son en realidad cliches.

La prensa esta frenetica y fuera de control y eso me parece inconveniente para todos, sobre todo para su mayor audiencia, la poblacion.

Si esto es guerra moderna, pues debemos la masa abandonar el campo de batalla, que quedaria?

Bandera blanca!

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:
Efectivamente la confusión existe y surge de la propia tontería de algunos sectores del Gobierno de negar el conflicto interno. Esa porfiada posición lo ha puesto contra las cuerdas en este asunto, pues sin conflicto interno, las interceptaciones pasan a ser una persecusión política simple.

Y también contribuye a esta confusión la respuesta no meditada del gobierno frente al tema: solo hasta hoy se escuchó una posición más o menos sensata por parte del director del DAS, quien dijo que era una información de prensa sin pruebas... es sólo eso.

Pero si además sumamos los ministros en campaña, que aprovechan el asunto para sacar dividendos, esto es todo un caos que finalmente no es comprobable, pues no hay evidencias y si existieran, el debate no debería ser jurídico sino ético.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MARY T:
Sería lo ideal: que nos pusiéramos de acuerdo en conceptos mínimos como ética, paz, democracia, derechos humanos y libertad.

Pero fíjese que ni siquiera el mundo ha sido capaz de acordar un concepto unificado sobre una amenaza como el terrorismo, es decir, un acuerdo sobre un asunto urgente y vital ha sido imposible, por lo que soy pesimista frente a conseguir un consenso sobre estos temas que para muchos no son urgentes ni primordiales.

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso ;Anonimos y Jaime R,

Me parece sumamente importante lo que sugiere el Anonimo, redifinir la cuestion de los derechos humanos, la pregunta es muy profunda...los derechos humanos de quien?..obviamente diriamos que los de la sociedad de bien, el gobierno esta constituido para salvaguardar esos derechos a los asociados, no a los delincuentes, quienes atentan precisamente contra los derechos humanos de los demas, no se trata aqui de si primero fue el huevo o tal vez la gallina, si somos enfaticos en esta apreciacion no importa si el delincuente afin a los narcoterroristas o simpatizante de ellos sea magistrado , alto funcionario ,personaje de altos chirimbolos o simple perico de los palotes,esta en el lote de los criminales y para establecer responsabilidades y posibles encausamientos es licito recurrir a los medios de que se disponga, la situacion del pais es de extrema gravedad, no estamos en guerra pero se combate a criminales antisociales terroristas de la peor calaña, desconocedores de los mas elementales derechos humanos, por esa y otras razones en este momento es mas que necesario un gobierno fuerte con amplios poderes.

un saludo

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Yo creo que lo que hay aquí es un problema de parámetros, de hasta donde es permitido usar la “inteligencia” como arma política. No podemos ser tan cándidos como para negar que en la política no cabe hacer inteligencia, ¿pero hasta donde? También es claro que las escuchas o chuzadas son inadmisibles, ningún gobierno decente puede espiar impunemente a la oposición; eso no es ético, ni justo, ni legal, ni justificable por que haya o no conflicto, ni porque se trate de la más cochina oposición.

De ahí que la salida del gobierno, de decir que fue un tercero intruso, sea la más apropiada. Porque no niega estos principios, y va un paso más adelante (¿Contrainteligencia?) y pone el balón en el campo de la oposición otra vez, quien ahora deberá PROBAR que sí es el gobierno quien directamente ordeno las escuchas, cosa bastante complicada. Si no hay prueba real y jurídica, quedaran como simples berrinchos de culicagao.

Anónimo dijo...

Atrabilioso, con todo el respeto, creo que se equivoca.

Si es posible tendre que demostrarlo yo misma. Pero he alli un imposible, a menos que mi cooperante sea el mismo Dios.


El terrorismo puede ser funcion parcial de pocos chips del mother board... algo asi.

Mtr

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
Efectivamente la cuestión no debe darse en el escenario del debate jurídico, sino en el campo de la política y la ética. Las investiduras, como usted afirma, no pueden ser un salvoconducto que a la larga conduzca a la impunidad.

No se imagina lo que he visto hoy: unos magistrados hablando de que las interceptaciones atacan su “independencia” y luego, en otra información, a la madre de Carlos y Alirio Buitrago (dirigentes y terroristas consumados del ELN asesinados por Ramón Isaza) convertida en víctima acogida a Justicia y paz y reclamando indemnización por la muerte de sus “angelitos”.

No coincido con usted en el manejo semántico del conflicto: no es un simple combate como afirma, sino una guerra que nos declararon hace tiempo los enemigos del Estado y de la democracia. Mire que desconocer el conflicto, lo que no pasa de ser un embeleco filosófico que no es aplicable en nuestra realidad, está generando impedimentos argumentales que son válidos a mi juicio, para que el gobierno pueda investigar a cualquier sospechoso de apoyar o promover la desestabilización del Estado.

Y digo que no es aplicable en nuestra realidad, porque entre otras razones, si no existiera el conflicto interno, muchos delitos incluidos en el código penal no podrían ser procesados.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

LCI:
Usted ha tocado el punto más sensible del asunto: el de la inteligencia como arma política. Yo no creo que este sea el caso. Aquí no se da el seguimiento a miembros de la oposición por ser de la oposición: lo que estamos viendo, de ser cierto, es que hay seguimientos a muchos personajes que tienen reconocidas coincidencias y simpatías con elementos desestabilizadores del Estado. En este caso concreto, además de lo que menciono en el post, hay un hecho que desvirtúa por completo el foco de arma política: la interceptación de las comunicaciones del Jefe de Seguridad del Presidente.

Entonces, creo que en medio del conflicto, si es lícito espiar a quien sea considerado sospechoso, pues no se trata de una situación política sino de seguridad y permanencia de un Estado: el oficio que desempeñen los sospechosos es accesorio.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MARY T:
Ojalá me equivoque…
Un abrazo.

Simpliciano dijo...

lci:

Por el contrario no veo que sea "arma politica" contra la oposicion, se trata de un medio investigativo para probar hasta donde los politicos corruptos y hasta altos personajes del gobierno y la sociedad colaboran o se sirven del narcoterrorismo, no podemos olvidar que para muchos esas actividades son una especie de rentable industria,para unos en dinero y para la crruptela politica , con el ejemplo de la Cordoba, la cercania con los del monte rinde jugosos dividendos en opinion y hasta en predferencias electorales, asi que muchos de estos debiles de rodillas traicionando sus principios no tienen inconveniente en poner sus rabos cerca al fuego no importandoles si se queman o no, la obligacion de los entes investigativos es atraparlos antes de que el mal que hagan sea mayor.

Por que razon es permisible y hasta mandatorio interceptar las comunicaciones del Bobo Jojoy, un terrorista reconocido y le parece un escandalo que hagan lo mismo con un magistrado o alto personaje del cual se tienen razonables dudas que negocia o se sirve de los narcoteroristas? aparte de ser otro de los del monte agrava su situacion con la traicion a sus principios y a la sociedad, haciendolos doblemente peligrosos y repudiables.

Le pareceria que escarmenar la computadora de Raul Reyes es un sucio atentado contra la sagrada inviolabilidad del correo del angelito? o escuchar los amables ronroneos de Jojoy ordenando secuestros y masacres contra inocentes ingenas sea una grosera incursion a su derecho a la privacidad? acaso un alto funcionario en coqueteos con las guerrillas no lo hace tan criminal como ellos?

...no sera que tenemos unos falsos conceptos sobre lo que llamamos democracia?...entenderemos lo que significa democracia?...

un saludo

jaime ruiz dijo...

Siguiendo con este tema, parece que hay un gran vacío jurídico e institucional, pues ¿cómo es que tanta gente reconoce a ciertos jueces como cómplices de los terroristas? ¿Cómo es que existe algo como Asonal Judicial, abiertamente afín a las organizaciones terroristas?

Una de las supersticiones más extrañas de los colombianos es la que hace derivar el mundo de los textos, tal vez porque en el principio era el Verbo. Ahí se ocultan las realidades. Se falsean.

El proyecto comunista surge como sueño de conspiradores que siguen el guión de la Komintern pero a medida que pasa el tiempo, sobre todo a partir de la Revolución cubana, se convierte en la tabla de salvación de los grupos de poder tradicionales. En particular, de las facultades de Derecho. Puede que la mitad de los militantes urbanos de las diversas sectas comunistas hayan sido estudiantes de Derecho.

Las viejas ambiciones de poder de los juristas, tan laxos moralmente como los demás poderosos colombianos (militares, curas, políticos, hacendados, "empresarios", etc.) llevaron a la tendencia generalizada a mejorar el país a partir de decretos, tendencia manifiesta en las posiciones de la Corte Constitucional a partir de 1991. Es inevitable la coincidencia con los comunistas, que también aspiran a imponer una autoridad central que dispone de todo.

La Constitución del 91 fue la coronación de las ambiciones de esos grupos, de los que estudiaban Derecho en las décadas anteriores y habían formado sus logias y redes. La persistencia de bandas comunistas aún después de la caída del Muro de Berlín resulta una garantía para esos grupos sociales, cuya expresión política son el PDA y el "Liberalismo": la derrota de las guerrillas constituiría un retroceso de sus aspiraciones dirigistas y en últimas de su dominio. ¿Qué ganarían si se redujera el poder estatal? Siguiendo con esa lógica, las nociones de "Estado" y de "Derecho" empiezan a ser idénticas, y sólo aluden al poder de los juristas. Pero éstos sólo son un poder tradicional.

Todo esto es "extrajurídico", no se puede discutir en términos legales sino en términos históricos, políticos y morales. Para que Colombia se redima de su atraso es necesario combatir ese poder de los juristas y del Estado, aprobar una constitución liberal y dar la batalla ideológica contra ese lastre del pasado esclavista y parasitario. No porque baste con cambiar las leyes, sino porque al reducir el poder de esas castas la gente trabajadora podrá florecer y el país avanzar.

jcastros dijo...

Jaime, a q se refiere con esto: "mientras que medios como Cambio u Hora 20 de Caracol Radio sencillamente se apropian de algunas publicaciones de este medio."???

Gracias!

Atrabilioso dijo...

JCASTROS:
Me refiero a plagio. Uno de los primeros post que publiqué este año se tituló ¿después de Uribe, quién?.

Hace un par de semanas, Cambio utilizó el mismo título para un artículo sobre el tema.

En Hora 20 de Caracol, María Jimena Duzán utilizó ese mismo post al que hago referencia, lo leyó prácticamente sin modificar palabras y era su cúmulo de argumentos para enfrentar a un defensor de la segunda reelección.

Y esto es solo lo que ha ocurrido este año.

Un abrazo.

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Atrabilioso y Simpliciano:

Creo que en todas las democracias del mundo, para poder interceptar las comunicaciones de alguien, tiene que mediar orden judicial, de lo contrario se está violando uno de sus fundamentos.

No afirmo ni niego que el gobierno este o no haciendo interceptaciones, no tengo pruebas, no he visto que nadie esgrima alguna prueba, es mas la propia revista semanancol dice que las grabaciones fueron destruidas, y ofrece como "prueba" el testimonio de un tapao. Es una cuestión que se debería resolverse en el campo de lo jurídico. (Pero ahí esta el lio que plantea Jaime Ruiz)

Una vez planteada la cuestión en el campo de lo judicial, uno como simple parroquiano se puede formar su opinión, de lo que debería ser dicho debate. Y en este sentido creo que el gobierno no tiene ninguna necesidad de probarle a nadie, ni menos por medio ilegales, de que ciertos personajes son el brazo político de las farcelnm19. Si todos sus actos, si toda su vivencia se encamina a lograr el poder premiando los crímenes de estos. (tal cual lo hicieron ya en el 91 como explico Jaime Ruiz) Eso lo sabe hasta pachito. Es más, si ha sido precisamente esta actitud de esta casta, la que le ha dado réditos políticos al actual gobierno, para que se va a poner en otra cosa.

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

lci:

"....Creo que en todas las democracias del mundo, para poder interceptar las comunicaciones de alguien, tiene que mediar orden judicial,...."le quedaria mas completa y real si le agrega...en condiciones normales de paz y orden..en epocas de terrorismo, de amenaza grave, las cosas son muy distintas ,prima la Seguridad del Estado y los servicios de Seguridad e Inteligencia chuzan lo que haya que chuzar, le examinan hasta la conciencia al ingresar al pais y hasta le toman radiografias, sin que usted lo sepa para asegurarse que ningun terrorista entre a hacer sus gracias , asi que podemos bajarnos de ese arbolito de la legalidad extrema y sabe? hace rato que los colombianos vivimos una epoca , digamos, anormal, asi que solo madrugandole a los infiltrados aunque camuflados en puestos publicos,por la guerrilla , a sus auxiliadores vestidos de civil y hasta a sus simpatizantes unas inocuas chuzaditas e investigaciones no les vendria mal para poder tener una verdadera Colombia inclaudicable, sagaz, fuerte y decidida contra los enemigos de sus principios.

un saludo

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Simplici ano

Vea pues, todos los dias se aprende, el fujimorismo colombiano tambien es inclaudicable.

¿Para que han servido casi 7 años de orden DEMOCRATICO, si ante la pataleta mediatica de los herederos del tetero. los fujimoristas ordenan a su perro "mortesinos" que muerda el simplisi ano del que se mueva?

Un Abrazo

Atrabilioso dijo...

LCI:
Yo veo en este asunto una desviación del propósito: las interceptaciones no buscan demostrarle al público que los aliados del terrorismo ejercen como tal.

Lo que se pretende, en tiempos de situación anormal de seguridad y defensa, es detectar a esos enemigos del Estado y una vez encontrados los elementos concretos de su subversión, neutralizarlos.

Por eso me parece que el asunto no es jurídico, pues ese escenario sería válido en una situación razonable de seguridad y defensa.

Entiendo sus argumentos y los compartiría si no estuviéramos en plena embestida terrorista (y de la más grave que es la de los señoritos perfumados de cocteles, universitarios y empleados públicos, trabajadores oficiales, medios de comunicación y magistrados). Lo que no nos puede pasar es que terminemos como Venezuela por cuenta de unas limitaciones diseñadas para tiempos de paz. Creo que esa es la cuestión central del tema...

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

lci:

Lo invito a que nos vamos por la sombrita y por camino seguro, los cancerberos del narcoterrorismo a ratos se salen del monte para retozar como inofensivos cachorros, gozando de caricias y mimos mientras nos devoran el sistema, es su taimada estrategia, a veces fungen como magistrados, otras como abnegadas Senadora con ademanes de Madre Teresa de Calcuta pero colmillos en sus tres cabezas, no se fie de los lobos maquillados, ni menos aun sea de quienes creen que la luna es de pandequeso.

No podemos claudicar ante el engaño y las falsas apariencias, el narcoterrorismo recurre a todas las estrategias no para morderle su "simpici anito" sino para devorarlo enterito, con plumitas y todo, que nos muerdan por desprevenidos seria una tragedia, pero que nos muerdan por bobos seria el colmo...

saludo

jaime ruiz dijo...

LCI, muy desafortunado el chistecito de "Simplici ano": no se mejora nada faltándole al respeto a la gente.

Creo que su posición es muy jodida de defender: la condena de las escuchas la comparte el presidente, con lo que toda la polémica resulta ajena a los hechos reales. Se podría admitir que el presidente TIENE que decir eso y que en realidad el espionaje correspondía a personajes próximos a él. Aun así, no es lo mismo que el fujimorismo, aunque el país sí está lleno de fujimoristas, pinochetistas y (ex) justificadores de la guerra sucia y de las AUC. El desliz de espiar es casi inevitable tras la larga sucesión de conjuras y prevaricatos que han llevado a cabo los periodistas, jueces y políticos chavistas.

No puede haber democracia sin jueces mínimamente justos, menos con jueces que de forma prácticamente abierta comparten los fines de los enemigos del Estado y del sistema. Si no puede haber escuchas que no estén autorizadas por un juez, lo más probable es que en Colombia los primeros espiados por orden de los jueces serían los militares y policías, a los que se autorizaría a espiar para poder matarlos mejor.

Es una diferencia significativa entre las FARC y Sendero Luminoso: la secta de Abimael Guzmán representaba una minoría delirante y ajena al centro del poder tradicional. La izquierda comunista en Colombia domina la judicatura, la prensa, la cultura, la enseñanza y las entidades públicas. Cuando la trama "militar" del PCP fue desbaratada, la banda se redujo a casi nada. En Colombia el principal frente de la guerra antisubversiva es el judicial.

Yo no condenaría al gobierno si ejerciera ese espionaje. A lo mejor por no hacerlo resulta indefenso ante alguna conjura eficaz: alguna vez les tiene que resultar.

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Sea lo primero ofrecer disculpas a todo aquel que se haya sentido ofendido por el chiste, en especial a usted Simpliciano, si se sintió ofendido, sepa que lo respeto y valoro, no fue ni intención ofender su dignidad. Si me admiten alguna disculpa, diré que fue por poner un ejemplo bien pero bien gráfico.

En cuanto a la parte conceptual si tengo que repetirles a los tres, (y lo vuelvo a decir gráficamente) que están pecando de fujimoristas. Me llama la atención que tres demócratas como ustedes estén justificando las interceptaciones fuera de procesos judiciales.

En efecto, justifica Don Atra porque vivimos una situación de anormalidad y de amenaza a la seguridad. Justifica Simpliciano, diciendo que viene la Mocha de mil cabezas, de tres dientes y tres tetas (otro chistecito, espero nadie se ofenda). Justifica Don Jaime Ruiz diciendo que era inevitable.

Me da pena, pero claro si he sido, y he condenado las interceptaciones desde siempre, para que venga usted Don Jaime Ruiz, a decir que mi posición es bien jodida de defender. Me acompaña en ello toda la cultura occidental que tiene ahí uno de su más caros principios. Y no conoce de esguinces fujimoristas.

Creo en la integridad democrática del presidente, y en su capacidad política para enfrentar los embates de la oposición rabiosa pero culipronta y a la judicatura tendenciosa y podrida.

Tres Abrazos

Simpliciano dijo...

LCI:

...en absoluto ofende su chiste, mas bien lo celebro, a mi edad un mordisquito en esas areas son mas bien un cumplido, quien pudiera ver apetecibles unos pellejitos mal colgados?...es mas bien una forma algo "simpliciana' de visualizar algunos aspectos que a primera vista pueden parecer complicados, fijese que si nuestro pais viviera una epoca de paz y tranquilidad su preocupacion seria absolutamente correcta, no cae en cuenta que estamos en momentos ademas de dificiles extremadamente peligrosos, politicos medio desubicados o desubicados de cuerpo entero han encontrado que la cercania a las farc y el actuar en sus sainetes les paga altos dividendos en opinion y preferencias electorales, de alguna manera se quieren encaramar a ese tren sin importarles un pepino el resto de conciudadanos y menos aun la suerte del pais, su avidez por el poder los enceguece y les afloja las piernas, por alguna razon merecieron que sus comunicaciones fueran interceptadas, no hay efecto sin causa, no creo que a Jaime R, Atrabilioso, ni a mi nos chucen absolutamente nada,por algo sera...

No se cobije mucho con ese manto de que las demas democracias del mundo occidental son tan escrupulosas, en momentos de apremio no hay barranquita que las ataje, las democracias tienen una mano derecha bastante presentable y hasta coqueta, pero tambien tienen su mano izquierda temible y poderosa lista a defender a sus ciudadanos y al pais en formas violentas y saltando las talanqueras que se les atraviesen,no quiera usted enterarse de las actuciones de muchos sistemas de seguridad de esas "democracias occidentales" cuanado se ve amenazado su pais, mejor lo dejo de este tamaño no sea que le de un patatus...

...recuerde que en algun tiempo hasta los colombianos suspirabamos por un Fujimori o tambien lo olvido?.. este asunto es mas complicado de lo que se cree, en Fujimori hay muchas facetas que valdria la pena comentar...lo mismo diria de Pinochet, y por si acaso amrre su cancerbero....

un saludazo

Anónimo dijo...

Curioso que Simpliciano usa expresiones de la costa, como 'por la sombrita' y lo de 'bobo'.

Por que no explica ese comentario de los tres dientes? sea mi maestro, que no implica soy su esclava, algo asi?

Simpliciano dijo...

,,,ja...ja...ja..

Mi muy querido Anonimo que mejor sera una "anonima" y ni tan anonima que se diga, Simpliciano se universalizo hace rato, "por la sombrita" es una expresion para sugerirle a "lci" nuestro dilecto amigo y amable contertulio que tomamos el camino mas comodo para argumentar, y lo de "bobo" ya eso pertenece a otro costal, ya no es del ambito costeño, como bobos hay en todo el universo mundo dejemos mas bien que sea parte del idioma universal, lo del "cancerbero" eran una especie de perros de tres cabezas que cuidaban el Hades mitologico, lo use para contrarrestar la mordida en mi trasero recetada por "lci", si su perro "montesinos" tenia una sola cabeza yo le aguje los mios que tienen tres...

De veras no estoy para esos trotes de tener "esclava" pero una Agar de piel morena , ojos aceituna y talle cimbreante como las palmeras del desierto , me harian quitar el sueño como a cualquier patriarca de la antigüedad...

un saludo para mi agarena desconocida

Anónimo dijo...

La oposición en Colombia es cerrada. Vale cualquier estrategia para descreditar al gobierno, así se sacrifique la verdad e inclusive la ética periodística. Semana con este escándalo lo que hace es promocionar la venta de su revista y por lo visto cómo que le ha dado muy buen resultado. No se debe, ni es ético, que amparándose en la libertad de prensa, esta revista asegure que fué en el DAS donde se interceptaron las llamadas que denuncia, sin revelar el nombre de las personas que se las entregaron. Ellos están en la obligación de revelar ante la justicia esas fuentes y aportar las pruebas que no son precisamente las grabaciones que escuchamos. Estas grabaciones pueden ser hechas por cualquier haker con el équipo, software y apoyo necesario; ellos saben de estos hakers hasta el punto que en los comentarios sobre diferentes artículosde la misma revista ellos se han pomocionado para descifrar claves de correos de internet "A LOS MEJORES PRECIOS DEL MERCADO". Obviamente este tipo de montajes son muy bien recibidos por las personas que extrañan épocas oprobiosas y de inseguridad que hemos superado precisamente con este gobierno. Dirán: Ahhhh....Que tiempos aquellos!!!

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:
Hay dos cosas: la protección de la fuente y las pruebas que entrega dicha fuente.

Yo como periodista debo proteger a la fuente si me entrega información y evidencia confiable. En este caso, SEMANA no ha recibido ninguna evidencia distinta a la palabra de la fuente. Entonces la confianza está en la tradición de dicha fuente en cuanto a la calidad de la información.

Mire lo que está ocurriendo: José Obdulio Gaviria dijo que por ética y profesionalismo como periodista, rechazaba por completo las interceptaciones y su divulgación. Este es un señalamiento directo a Semana, que ha utilizado en repetidas oportunidades el material ilegal (¿cómo lo adquiririó?) para luego vender más.

Sin embargo, el director de Semana salió a decir que le estaban achacando la culpa del escándalo de las supuestas chuzadas en el DAS... devía toda la atención hacia el escándalo sin pruebas, y quita el foco de un tema fundamental: que su medio, entre otros, se ha beneficiado de acciones ilegales de las que ahora se proclaman víctimas.

UN abrazo.