23 de abril de 2012

No expropiamos, pero tenemos unas ganas…


Por Jaime Restrepo Vásquez

“Aquí nosotros no expropiamos.” Con esta frase categórica, el presidente Santos intentó dar un parte de tranquilidad a los inversionistas extranjeros, sobre todo después de los últimos acontecimientos ocurridos en la Argentina.

¿A quién se referirá Santos con “nosotros”? Es que algunas noticias de Bogotá parecen mostrar que ese “nosotros” no incluye el actual mandatario capitalino. 

Llama la atención que la afirmación de Santos se dé justamente ante el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, cuyos inversionistas tienen intereses directos en la Empresa de Energía de Bogotá.  Es bueno recordar que en su momento, Gustavo Petro anunció su intención de fusionar las empresas de servicios públicos, incluyendo la EEB. 

Es más: para justificar el anuncio, Petro aseguró que “algunos de estos servicios públicos tienen superávit, como energía eléctrica, y otros son deficitarios, como acueducto. El superávit de la Energía lo hemos usado en descapitalizar la empresa. La platica se va fuera del país, a hacer negocios de acuerdo a la lógica del socio minoritario de la empresa”.

En otras palabras: la “fusión”, versión Petro, se justificaba en que, según él, el superávit de la EEB se fue del país para que el socio minoritario hiciera negocios de acuerdo con su conveniencia, olvidando que con las descapitalizaciones de la EEB se obtuvieron importantes recursos para la ciudad.

Además, con la “fusión”, una entidad financieramente estable tenía que entrar a subsidiar dos catastróficas empresas públicas: la inepta ETB y la deficitaria Empresa de Acueducto de Bogotá. Entonces lo que Petro proponía era hacer que pasaran a manos del Distrito los títulos y bienes de las empresas extranjeras que son propietarias de una parte de la EEB, mediante una jugada en la que la Empresa de Energía repartía sus utilidades para sostener las clientelas, dejando de ser atractiva para potenciales inversionistas. Mientras tanto, los socios actuales, en términos prácticos, perdían su inversión al desleírse en los paquidermos del Distrito.

Puede que el asunto de la fusión de empresas de servicios haya parado ahí, después del escándalo y de las consecuencias del anuncio; pero lo cierto es que el gobierno del Distrito, aunque todavía no expropia nada, sí tiene unas ganas tremendas de hacerlo.

De hecho, el 1 de marzo, el alcalde mayor anunció que contemplaba la posibilidad de “intervenir” las empresas operadoras de Transmilenio, ante un supuesto “plan tortuga” que buscaba, según el burgomaestre, presionar una negociación favorable en los contratos de operación. Una vez más el tema se quedó quieto, pero la realidad es que en menos de cuatro meses, la Alcaldía de Bogotá ha mostrado su creatividad para maquillar su intención de hacer que pasen a depender del gobierno de la ciudad, servicios estratégicos explotados por los particulares.

Es que los eufemismos son variados en el argot populista: fusionar, intervenir y recuperar son palabras menos duras ante la opinión, pero la aplicación práctica termina convirtiéndolas en sinónimo de expropiar o de nacionalizar.  Da grima, por ejemplo, ver a los funcionarios del gobierno argentino, tratando de salir del berenjenal en el que se meten cada vez que tienen que explicar el tema de YPF: Intentan almibararlo con rodeos y justificaciones de conveniencia que al final se convierten en la descripción de lo que significa una expropiación, anunciando incluso que harán una evaluación “objetiva” de lo que realmente vale la participación de Repsol en YPF.

Volviendo a Colombia, el “nosotros” de Juan Manuel Santos es un genérico complaciente que, ante las evidencias, le debe resultar difícil de asimilar al capital extranjero: es posible que el actual gobierno nacional no tenga intenciones de expropiar o nacionalizar, pero un inversionista del sector salud puede ver con ojos de preocupación lo que ocurrió con Saludcoop, por ejemplo, si no se adentra en los pormenores de esa intervención.  Me pregunto: ¿Profundizará en los detalles o decidirá poner su dinero en otro mercado?

Además, los anuncios de la administración de la Capital del país no pasan desapercibidos para los inversionistas y, aunque sean estrategias para medir la respuesta ciudadana ante las nacionalizaciones o expropiaciones, pueden ser interpretados como propósitos que tarde o temprano se cristalizarán en Colombia.

21 comentarios:

antesAnónimo dijo...

No deja de llamar la atención que el último enlace de la entrada ya no esté disponible en la página de El Espectador.

jaime ruiz dijo...

Anónimo, el enlace está, lo pongo aquí para ahorrar tiempo.

Tunombre dijo...

Atrabilioso,

con este tema usted esta acentuando que parte del problema con los gobiernos de los ultimos tiempos es el llamado juego politico sincronizado. Estoy interpretando bien?

Porque en vez de insistir en perfeccionar algunos aspectos como que inutiles de mejorar no se procede a planear lo necesario para arreglar los muchisimos problemas y recrutar al personal civil dispuesto a solucionarlos?

Es que es horrible que llevamos mucho tiempo discutiendo los llamados degeneres sociales y no se arregla nada. Sino que se empeora el asunto, porque se invierte dinero y esfuerzo del pueblo y vienen los estrategas a danar precisamente la idea de inversion, seguridad, y trabajo productivo con lo de degenere sexual. Y que el dinero invertido por otro sector pase a prostitutas de alto calibre.

Lo unico que esto favorece al fin del asunto es la distraccion de los problemas esenciales.

O sea la politica es asi enfatizada como diversion y que la inversion solo paga por esa peca.

Tunombre dijo...

Entonces, propuestas concretas, invientario de lo necesario, trabajo, y balance economico.

Lo de regenerar los valores personales es importante, pero es una guerra continua cuyos factores o causas no estan claras y averiguarlo ya esta tumbando lo que se avanza. Y lo unico que soluciona esto es trabajo y recursos esenciales al alcanze. Ahora, como los problemas de antes atacan lo productivo sano, pues lo que se puede pensar es que son esos sectores que se benefician los que causan el problema.

Preguntese, y cuales son las bases de la economia actual? y cuales estan en pantalla? y cuales en poder? pues la simbiosis es clara, o que quien mueve esta pantalla de eventos es el verdadero benficiario economico, y los actores son trabajados en contra de la unica fuerza en numero y calidad que puede hacer mejor trabajo colectivo por la sociedad.

Eso es tema recurrente en la historia. Hasta cuando seguira el castigo por las maldades de otros?

Atrabilioso dijo...

ANTES ANÓNIMO y JAIME RUIZ:
Muchas gracias. Ya modifiqué el enlace en el post.
Saludos.

Atrabilioso dijo...

TU NOMBRE:
El tema del juego político sincronizado es una realidad en Colombia. De hecho, que Petro sea el Alcalde de Bogotá es el resultado de los cálculos de Juan Manuel Santos, con la mira puesta en la reelección.

Ahora bien: el tema de reclutar a la gente dispuesta a solucionar los problemas debería ser el propósito de los líderes con mayor aceptación en el país. Sin embargo, prefieren quedarse con aquellos que manejan maquinarias electorales y no atienden los llamados para emprender las acciones necesarias precisamente para convocar a los que quieren y pueden trabajar en la reconstrucción.

Pero hay algo más grave: cada vez menos personas, realmente entrenadas y con los conocimientos necesarios, se dejan seducir por el sector público y esa es una pérdida de capital importante para el país. En su mayoría son parásitos, mediocres y lagartos los que ocupan cargos de responsabilidad por lo cual, el resultado es la parálisis estatal. Imagínese que hasta la fecha se ha firmado menos del 10 % de contratos para la recuperación de las zonas afectadas por el fenómeno de La Niña en octubre y noviembre de 2010.

Un saludo y muchas gracias.

Tunombre dijo...

La guerra politica necesita terminar, la guerra mediatica ta contambien, la guerrra pricipios basicos sociales tambien. Y lideres y poblacion tienen que trazar su plan comun.

Alguien tienen que mostrar el camino fuera del problema internacional, no nos vamos a sentar aqui por eternidades leyendo las versiones de habitos sexuales de otros, y mucho menos continuar corroborando que lo que paga es el 'pecado'.

Ese mensaje es constante, es mas que subliminal, y acaba con todo. Tenga en cuenta que los hombres lo mantienen con el control de la economia.

Sera por eso que tenemos problemas? Pues no, ambos lados ayudan a pasar los pocos recursos economicos en la sociedad a este tipo de trabajo.

Pues se tendra que fundar nuevos sitios donde la gente pueda trabajar en paz, verdadera paz.

La seguridad ni se como evolucionara. Pero no vale la pena el esfuerzo tecnologico ni dinero invertido en algo que esta empeorando.

jaime ruiz dijo...

Atrabilioso, no entiendo la relación entre favorecer la elección de Petro y buscar la reelección.

Dudo mucho que Santos busque la reelección: significaría arriesgar la coalición neopriísta que ha organizado, y arriesgarse él mismo a una derrota. Mucho mejor deja a un heredero a cuyo servicio pone todo el dinero del Estado y todas las maquinarias de compra de voto.

No sólo doy por seguro que ese candidato se impondrá, sino también que el uribismo seguirá por entonces como capilla rezongona de la Unidad Nacional, a la que le dan migajas cuando se acercan elecciones.

Eduardo dijo...

¿Don Jaime se refiere a Vargas Lleras con sus cien mil casitas sacadas del sombrero?

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Hay un elemento que me parece importante: la vanidad de Santos de igualar y superar a Uribe. En esos términos, la reelección no la descartaría de plano, aunque dependerá de lo que haga para detener la caída en picada de sus cifras en las encuestas.

No obstante, si se diera la campaña para la reelección, Santos se aseguró de quitar a un rival que podría capturar los votos mockusianos más los de la izquierda radical.

Santos aplica tácticas dentro de una gran estrategia: conservar el poder ya sea con su nombre o con el de un heredero y una de esas tácticas fue dejar inhabilitado y encartado a Petro.

Saludos y un abrazo.

Atrabilioso dijo...

EDUARDO:

Si las casitas son como las que prometió y "construyó" Vargas Lleras en Gramalote, tiene "más que asegurada" la elección.

Un abrazo.

jaime ruiz dijo...

Jaime, sinceramente, no le veo sentido a la posibilidad de que Santos buscara la elección de Petro como alcalde para librarse de un rival en 2014. Los mismos resultados del cara de rana en 2010 muestran un poco los límites del totalitarismo tropical en Colombia.

La elección de Petro era por una parte la humillación para Uribe y por la otra la instauración de un aliado que legitimará la negociación con las FARC: no es una secta criminal que no representa a nadie, sino que la apoya un sector tan fuerte que gana las elecciones en Bogotá.

Eduardo dijo...

Pero no creo que necesite construirlas todas para lograr efecto electoral ¿Un 10% tal vez? Mas adelante podrá decir que el resto no se pudo hacer por culpa de los alcaldes (que no sean de la aguamasa de la unidad nacional)que no quisieron dar las tierras, que dieron tierras en terrenos peligrosos, que dieron tierras que eran para reparacion de victimas... puede que hasta se empieze a usar el termino "oligarca" para describir a toda la gente que conspiro para evitar la construccion de las 90 mil casas faltantes... Un saludo!

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Los resultados de 2010 tenían como componentes a Mockus y a Uribe. No había espacio para otro.

En un escenario 2014, con la reelección en marcha, los liderazgos están diluidos: Vargas Lleras seguirá cantando “Ahora seremos felices” y a los potenciales candidatos del actual establecimiento, Santos los tiene controlados en el gobierno central o en las distintas regiones y municipios del país con cargos asumidos hasta después de 2014. Un poco más a la izquierda, los liderazgos no alcanzan para convocar, mientras que Petro podía capturar el voto inconforme con el santismo, a los snobs y a la izquierda tradicional, lo que representaría una segunda vuelta.

El cálculo me parece simple: los mismos que respaldaron a Mockus, se deslizarían a favor de Petro –quien aparenta ser más fuerte para enfrentar los embates de una campaña y no se deja seducir para terminar en incoherencias- lo que generaba incomodidades para una segunda reelección.

Las decisiones y estrategias de Santos hay que verlas desde una perspectiva de vanidad profunda, en donde él es el único y no soporta una incomodidad, por minúscula que sea, que pueda opacar su “brillo”.

Claro que Petro es aliado de la negociación, pero la Alcaldía es la neutralización o la incineración de un posible candidato a la Presidencia.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

EDUARDO:

Seguramente ocurrirá lo que usted pronostica, pero la gente percibirá que Santos y su ministro fueron ineptos porque no les dio lo prometido.

Un abrazo.

Tunombre dijo...

Sr Ruiz,

'totalitarismo tropical' es un termino raro, quien lo lee piensa que se refiere a una subdivision particular al ecosistema de los tropicos. No lo entiendo por mucho que me esfuerzo, aunque en ese contexto se entiende como que el totalitarismo maximo se expresa en el tropico.

Y si es asi, es nativo, adaptado, importado o reinforzado de 'carambola'?

A que fenomeno se refiere? como se manifiesta? tiene alguna inconveniencia en explicarme si lo invento usted o lo recogio en algun bar cachaco?

jaime ruiz dijo...

Atrabilioso, sigo sin entender por qué en una segunda vuelta un asesino ascendido va a poder ganarle a Santos o a un heredero de Santos si con toda la prensa a su favor y un aire engañoso Mockus se quedó en el 30%. La mayoría de los votos siguen siendo de clientela, los descontentos están por la "derecha", con lo que más bien al contrario Petro sería el candidato conveniente, en lugar de uno que recogiera el descontento uribista y godo, que sí daría para una mayoría.

Yo por otra parte estoy convencido de que Petro es una ficha del clan de Alternativa, que fueron quienes le consiguieron una beca en el Externado cuando era un terrorista adolescente. Es por ahí por donde hay que entender la inversión de cientos de miles de millones en candidaturas imposibles, sólo para abrirle camino a un miembro de la camarilla que ayudaría a ésta a abarcar más poder legitimando la negociación con la tropa.

jaime ruiz dijo...

Eduardo, yo nunca podré entender de qué modo los regalos a algunos van a generar más votos. Hay algo muy estúpido ahí. ¿Nadie se plantea que la plata de las casas regaladas es la plata de ÉL?

jaime ruiz dijo...

TuNombre No veo dónde hay un problema para entender "totalitarismo tropical". Para mí es una expresión tan clara como "zapatos azules". El trópico es según el diccionario la región de la Tierra comprendida entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio. El totalitarismo es: 1. m. Régimen político que ejerce fuerte intervención en todos los órdenes de la vida nacional, concentrando la totalidad de los poderes estatales en manos de un grupo o partido que no permite la actuación de otros partidos.

El totalitarismo tropical es la versión del socialismo que se da "en las trémulas tierras que exhalan el verano", como el famoso verso de Borges. Chávez, Velasco Alvarado, los Ortega, Castro, Evo Morales... Populismo y retórica.

Sin contar con que según el diccionario "tropical" es 2. adj. Ampuloso, frondoso, exagerado.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:
No he dicho que le podría ganar de manera categórica. Lo que sostengo es que sería incómodo para obtener un triunfo contundente, pues una estrategia mejor manejada y un candidato más fuerte y coherente en su discurso que Antanas Mockus, en una jugada rápida, podría reducir la distancia en la victoria. Creo que la cuenta que haces fue la misma que en su momento se dio en Venezuela y es precisamente el establecimiento, representado por Santos, el que puede percibir en Petro, una amenaza para la cómoda estabilidad que disfrutan.

Una franja muy difícil de predecir está en los descontentos, cuyo comportamiento puede motivarse con un candidato que sea novedad para “ver si cambian las cosas”.

Saludos y un abrazo.

Eduardo dijo...

Don Jaime Ruiz, cuanta gente cree usted que se plantera de donde sale la plata del estado? Yo trabajo con ingenieros y otros bien educados, y en conversaciones muchos dan la impresion de creer que esos dineros son como el mana y caen del cielo, que el pais es "riquisimo" y que somos pobres por todo lo que se roban... De hecho por aca nadie se ha planteado de donde saldra el dinero de las cienmil, solo estan preocupados por cuanto de ese dinero se van a robar los "corruptos"...