28 de febrero de 2011

Un año más

Por Jaime Restrepo Vásquez

El viernes pasado, Atrabilioso cumplió seis años de existencia. Algunas personas cercanas me hablaron de festejar la ocasión. Me negué. Hay poco para celebrar.

No puedo festejar en medio de la incertidumbre por las informaciones que dan como un hecho la presunta falsa desmovilización de un frente de las FARC. Pero también siento indignación al contemplar la posibilidad de una manipulación por parte del aparato judicial, para restarle credibilidad a un testigo como Olivo Saldaña, quien ha señalado a varios promotores del terrorismo, disfrazados de curas y defensores de Derechos Humanos. Al final, es la confusión la que reina y la única herramienta disponible es la interpretación personal de los hechos, que se transforma en especulación convertida en verdad.

Aquí recuerdo a Jaime Ruiz cuando me dice que Colombia es un inmenso hoyo negro, en el que nada se sabe, nada se esclarece y todo queda en la más absoluta oscuridad.

Me niego a celebrar, teniendo la convicción de que la justicia en Colombia es un aparato político criminal revanchista, sesgado y corrupto, pues esas características excluyen a la ciudadanía de aproximarse a una porción de la verdad. No puedo celebrar la ceguera a la que nos someten las decisiones judiciales, ni la persecución inclemente contra algunos ciudadanos por sus ideas o afinidades políticas.

¿Celebrar el uribismo? Para nada. Defender esa posición ha sido la génesis de una avalancha de amenazas, calumnias, injurias, descalificaciones y condenas inmerecidas. Más allá de lo personal, veo al uribismo como una enorme masa de ciudadanos que carece de una cabeza capaz de aglutinarla para algo más que ganar elecciones: esa masa acéfala solo cuenta en las fechas de votación, pero sus beneficiaros no muestran interés alguno por estructurar un verdadero proyecto de país, con una visión de largo plazo.

Tampoco puedo celebrar un uribismo que, gracias a la tozudez de la segunda reelección, le permitió a un sujeto como Juan Manuel Santos llegar a la Presidencia de la República, cargo desde el cual está preparando el camino para concederle una inmensa porción de poder a los más peligrosos terroristas que son aquellos que nunca se han untado las manos de sangre, pues tienen a su disposición las tropas de palurdos que hacen el trabajo sucio en campos y ciudades.

Ese uribismo está quedando solo como el homenaje personalista a un hombre que tuvo la capacidad de ejecutar un cúmulo de ideas liberales, fundamentales para el desarrollo del país, pero que fue sordo ante los reclamos por sus pésimas decisiones en cuanto a la elección del círculo cercano: no haber escuchado el clamor de Pedro Juan Moreno sobre muchos uribistas advenedizos, le ha costado y le costará mucho a Uribe Vélez. Ni hablar de la ausencia de liderazgo, ni del silencio cómplice frente a los planes del actual Presidente. A lo sumo, el uribismo quedará, gracias a la prensa y a la desinformación, como un mal recuerdo en el baúl de la historia de Colombia.

Tampoco puedo celebrar el profundo desprecio que siento por el periodismo ramplón e interesado que se apoderó de Colombia, plagado de sujetos que de un lado quieren saquear el erario, pero del otro, posan de adalides de la moral. Siento miedo al leer o encontrar gente que asume la posición de máxima representante de la decencia, cuando evidentemente distorsionan los hechos, desinformando y manipulando al público de acuerdo a los intereses del momento.

¿Cómo celebrar la persecución contra Ingrid Betancourt por su intención de cobrar 15 mil millones de pesos y presenciar el silencio complaciente en cuanto a las pretensiones de saqueo de un “adalid de la moral”? No puedo sentirme tranquilo con el doble rasero según el cual, para algunos es lícito que Daniel Coronell —con Ramiro Bejarano y Félix de Bedout— quisieran raparle al erario 12 mil millones de pesos, pero al mismo tiempo les resulta injustificable que Ingrid pretendiera 15 mil.

Es imposible celebrar un año más de Atrabilioso. Aunque no soy desagradecido: muchas personas han hecho posible que este blog se mantenga vivo, pues si les preguntan a mis amigos cuál es mi retahíla más frecuente, todos dirán al unísono, ¡Cerrar Atrabilioso! A ellos, no sé si agradecerles o condenarlos por darme la fortaleza para seguir.

Tampoco puedo desconocer los miles de lectores que nos han visitado durante estos seis años y mucho menos puedo dejar de mencionar a quienes han escrito en este blog, aunque no me atrevo a confeccionar una lista: de faltar un solo nombre —y mi memoria es cada día más deficiente— sentiría una enorme turbación de ánimo.

Aunque no tengo nada que celebrar, mi gratitud a todos aquellos que han permitido que Atrabilioso llegue a este sexto aniversario.

16 comentarios:

Simpliciano dijo...

"...Aunque no tengo nada que celebrar, mi gratitud a todos aquellos que han permitido que Atrabilioso llegue a este sexto aniversario..."

-LE PARECE POCO QUE ATRABILIOSO ESTE VIVO , CUANDO TANTOS HAN DESAPARECIDO?...

...pues sepa Jaime Restreo V. que yo si lo celebro y con gran regocijo y alborozo, invito a mis amgos atrabiliosos a un cibernetico brindis.

Brindo por la amistad que hemos cultivado que va muy por encima de lo "revolcones" que nos hemos propinado.

Brindo por las campa~as que juntos hemos emprendido.

Brido por las agradables discusiones, y las otras tambien,en que hemos dejado al menos un diferente punto de vista para analizar situaciones.

Brindo agradecido por quienes nos han leido.

Brindo por quienes amablemente han opinado y partiipado en argumentaines.

Brindo, Felicitoy agradezco a Jaime Restrepo V por mantener vivo este medio de opinion.

Brindo por una Colombia optimista y pujante.....


saludos

Anónimo dijo...

¿Con pais bizarro cuantos años son?

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:

Cuando escribí esto, recordé un amable intercambio que usted y yo tuvimos sobre el optimismo de invertir en Colombia. Con todo el corazón tengo que decirle que ese optimismo se ha diluido lentamente, aunque queda una gran esperanza: gente como usted, que desde lejos, contribuyen a construir país.

Un abrazo enorme a ese amigo en la distancia... Buena pesca mi querido Simpliciano.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

Le explicaré algo: País Bizarro de Jaime Ruiz es un blog que comenzó mucho antes que Atrabilioso. Durante más de un año, con Jaime sostuvimos intensos debates y en varias ocasiones él decidió marginarse de los debates durante largos periodos.

Entonces, ignoro cuánto tiempo lleva País Bizarro al aire, y aunque Ruiz participa activamente en Atrabilioso, son dos blogs diferentes y yo, Jaime Restrepo Vásquez, no escribí ni participé en la elaboración de País Bizarro.

Saludos.

D. dijo...

Pues le guste o no, seis años de mantener la voz diferente en medio de tanto cínico es todo un logro, Jaime.

¡Felicitaciones por el trabajo!

Atrabilioso dijo...

D:

Pues eso se debe, casi en su totalidad, a gente que como usted, me han dado fuerza para seguir en la tarea.

Un abrazo.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

...nunca es tarde, podemos equivocarnos una y mas veces, lo importante es retomar el rumbo y luchar por la causa de nuestra amada Colomba.

...ni tan lejos...a Colombia y a mis amigos los llevo siempre en el corazon y creame,.... no lo tengo tan lejano...

saludos

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:

¡Amén!

Anónimo dijo...

Santos quiere fortalecer al Partido Liberal uniéndole con cambio radical y con propuestas clientelistas sonsacar a gran parte de integrantes del partido de La U a que se le unan a la tolda roja (Rodolfo Hommes lo afirma en unas de sus columnas) Santos es un buen jugador de pocker pero mal lector de la realidad nacional, para Santos el Uribismo es Uribe y ayudándolo a destruir cree que todo estará resuelto, en eso se equivoca. La cuestión es que el país caguanero creo un nuevo “conservatismo” que no lo representa el partido conservador pero mucho menos la izquierda “social demócrata”. Durante ocho años el Gobierno Uribe aguanto la arremetida rabiosa de las fuerzas mediáticas y no fue gracias al apego de la sociedad a un caudillo, la realidad llega mas lejos. La verdad es que el PL de Santos no es quien estará destinado a dirigir las riendas del país durante las próximas décadas como sueña el rostro encauchado.

No tardara para que la gente empiece a reclamar mano dura, el paro camionero dejo ver mal a Santos pero antes ceder tal fácilmente sin ni siquiera debatir lo dejo ver peor, retirando leyes. No tengo la menor idea como le hará Santos para cambiar de rol cuando la gente le exija poner cara de hombre frente a los problemas nacionales sobretodo teniendo en cuenta que el vice quiere mas protagonismo que el, ya mucha gente ve que en la casa de Nariño salio un macho mas fuerte que el jefe de la tribu. Santos esta cavando su propia tumba y si piensa que las altas tasas de crecimiento económico esperadas lo salvaran, esta bien equivocado, solo basta observar al Perú País con crecimiento económico y social solo comparables con los tigres asiáticos donde los Presidentes se la pasan llorando por que solo sus familias los quieren.

jaime ruiz dijo...

Jaime, felicitaciones por el cumpleaños del blog. Yo la verdad es que nunca recuerdo esas cosas, sólo registro una acumulación tremenda de escritos propios mucho antes de los blogs y ahora con Twitter.

Es porque más que una obra veo la discusión como un vicio: de no ser por la impaciencia que me generan las mentiras obscenas que en el país de mi familia reinan y que son como el azul de un incendio remoto (el rojo es la otra parte, los crímenes), bueno, si pudiera olvidarme de esa criatura inverosímil, del intelectual colombiano, la más hiriente negación del honor de la humanidad (porque el sicario es un superviviente que sólo mata porque el de arriba le ofrece trabajo), yo tal vez viviría más próspero y relajado.

Para el anónimo que pregunta por País Bizarro, le cuento que abrí ese blog a mediados de 2004, cuando cerraron un espacio de foro que había en la versión colombiana de Analítica.com (donde peleábamos con Simpliciano y Diegoth) Para mí hay una continuidad en todo eso, aunque en los foros mis escritos eran más breves y encontraban menos eco.

Todo mi respaldo a las opiniones del anónimo de las 3.35. Sólo añadiría que en esa frescura con que el hombre hace lo contrario de lo que querían sus votantes muestra algo mucho más significativo que su jugada de póquer o su proyecto partidista, como si un maestro diera látigo a los alumnos en aras de una opinión religiosa o filosófica: Santos es un oligarca esclavista que no entiende la democracia, ese maestro sería un sádico. La lógica de Santos es mucho más atroz que sus políticas, incluida la alianza con los socios del terrorismo.

Camilo A. Mosquera dijo...

Felicidades, estoy muy contento. LLevo desde el 2006 leyendo y participando. Éxitos.

Noel Carrascal dijo...

Atrabilioso es un gran punto de opinión realmente independiente. La prensa, aunque sea libre, esta sitiada por intereses particulares con la ayuda de periodistas que son agentes de esos intereses y sus ideologías. Creo que atrabilioso es prensa libre en una más pura expresión pues no tiene otro interés que la prosperidad y el bienestar de Colombia, esa es su mayor virtud. La única lealtad es con Colombia. Es un verdadero privilegio poder contribuir a este espacio el cual no creo haya alcanzado su maximo potencial. Felicitaciones Jaime.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

Estoy completamente de acuerdo con su reflexión. Le diré: es tal la estupidez del gobierno Santos, que tomaron el camino más difícil y equivocado, pues era cuestión de hacer unas mejoras en las políticas fundamentales, desarrollar estrategias basados en lo que estaba y mostrar el asunto de la lucha contra la corrupción como una bandera sin sesgos. Pero no: prefirieron irse para el bando de la oposición al uribismo y las consecuencias ya se están viendo.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

Muchas gracias: por usted, por su comprensión y generosidad, este blog sigue existiendo.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

CAMILO ANDRÉS:

Muchas gracias por su interés en Atrabilioso. Y de paso, un reconocimiento al primero que vio y denunció lo funesto del accionar de Santos.

Abrazos.

Atrabilioso dijo...

NOEL CARRASCAL:

Es lo que intentamos, contando con la participación de otros colombianos desinteresados y generosos con su tiempo y con sus ideas... como usted.

Un abrazo.