30 de agosto de 2010

Me da mucha pena, presidente Santos, pero...

Lo dijo Fidel Castro: “Chávez trabaja en el proceso de paz con Colombia, sin descansar.” ¡Caramba! Eso es cierto, pero al estilo del dictador venezolano.

Así el gobierno Santos se haga el de la vista gorda, un presunto y eficaz proceso de paz entre Colombia y Venezuela tiene que detenerse necesariamente en el apoyo que la dictadura les da a los grupos terroristas colombianos. Puede que ahora la Guardia Nacional deje en paz a los habitantes de la frontera, pero la presencia de las FARC y del ELN en territorio venezolano, y los campamentos de entrenamiento que comparten con grupos terroristas internacionales, son amenazas latentes contra la soberanía y la integridad de Colombia.

Es posible que Santos crea que rehabilitar 10 mil empleos justifica el desentenderse del refugio venezolano para el terrorismo. Pero semejante posición deja de lado otras cifras, mucho más dolorosas, como los asesinatos y secuestros cometidos por las FARC a ambos lados de la frontera, gracias a la zona de seguridad que Chávez y sus esbirros han permitido en tierras venezolanas.

El nuevo gobierno ha recurrido a la tradicional fórmula colombiana de mirar para otro lado, como ocurre frente al recurso del terrorismo de atacar en Colombia y resguardarse en Venezuela. Esa fórmula permitió el crecimiento de las FARC y del paramilitarismo, también de los carteles de la droga, que eran considerados como “males menores” a los que simplemente había que enfrentar para neutralizar su avance y nada más. Era una fórmula de cohabitación que abrió las puertas a la tragedia que vivió Colombia durante décadas.

No es un asunto menor eso de los campamentos de las FARC en Venezuela. ¿Quién garantiza que la dictadura, o la corrupción amparada por ella, no abra un túnel por el que se nutra con armamento y dinero a los terroristas? ¿Quién puede asegurar que la Guardia Nacional, o los grupos paramilitares chavistas (mejor armados que la propia Guardia), no defenderán a las FARC en territorio colombiano?

Si el oportunismo político del gobierno Santos lo lleva a creerle a Chávez, a muchos colombianos no nos convence en lo más mínimo el contradictorio discurso del dictador venezolano. Solo hay que tener una dosis de sentido común para negarle credibilidad a la bipolaridad discursiva de Chávez.

Chávez no descansa

Es innegable. Chávez está trabajando con ahínco en la paz, pero no en la que necesitamos los colombianos, sino en la que nos quieren imponer los humanitarios partidarios de la negociación claudicante, esa que surgiría de negociar las leyes y premiar los crímenes “altruistas” del terrorismo.

En las últimas horas se conocieron los planes de las FARC, en asocio con ETA, de atentar contra Juan Manuel Santos en la posesión del pasado 7 de agosto. Es bueno recordar que el gobierno español, presionado por las evidencias, anunció que arreciaría la persecución de los etarras en Venezuela. Esto ocurrió después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco acusara al “gobierno” venezolano de colaborar con los terroristas de la ETA, algunos de cuyos integrantes incluso han sido favorecidos con cargos públicos.

Además, existen evidencias de que la dictadura venezolana ha oficiado de Celestina en el maridaje ETA – FARC. Siguiendo el hilo del asunto, si Chávez y sus esbirros auspician ese maridaje terrorista, y la ETA es una organización monolítica, resulta imposible que los etarras radicados en Venezuela no supieran y aprobaran lo que planeaban sus socios contra el presidente Santos.

Es más: la estructura de ETA indica que el máximo representante de esa organización en Latinoamérica es Arturo Cubillas, hombre cercano al dictador Hugo Chávez, por lo cual, resultaría absurdo pensar que Cubillas y su más reciente anfitrión desconocían los preparativos del atentado, máxime si se tiene en cuenta que es justamente en Venezuela en donde ETA y las FARC comparten campamentos de entrenamiento.

Seguir ignorando lo que ocurre en Venezuela y perjudica a Colombia es una profunda estupidez: ese al que Santos le dio la mano en Santa Marta está trabajando con las FARC y con la ETA y el frustrado plan de atacar la posesión del 7 de agosto pasado es uno de los frutos de ese contubernio. Desconocer lo anterior es una equivocación estratégica de marca mayor. Es que de ese maridaje también pudo salir la orden para detonar el carro-bomba frente a las instalaciones de Caracol Radio.

No puede perderse de vista que a raíz de las indagaciones de la cadena SER se logró establecer que el representante de la ETA en Venezuela, Arturo Cubillas, sigue trabajando para el gobierno venezolano, concretamente en el Ministerio de Agricultura y Tierras. ¿Semejante derrumbe de la fachada no es motivo suficiente para que un grupo terrorista cobre venganza contra lo más cercano de aquellos que los delataron?

Parafraseando a Juan Manuel Santos cuando era columnista de El Tiempo, me da mucha pena, señor Presidente, pero la actitud apaciguadora que usted viene impulsando con el dictador venezolano sólo beneficia a los enemigos de Colombia, a esos que usted y su ministro del Interior se han comprometido a no llamar terroristas de civil… Usted, presidente, está reconstruyendo un camino que los colombianos pensábamos completamente destruido: el de hacer realidad la frase de ‘Alfonso Cano’, cuando al finalizar los diálogos en El Caguán dijo: “dentro de cinco mil muertos nos vemos”... ¿Usted no prometió acaso que retroceder no era una opción? !Pues cumpla!

3 comentarios:

Erica Gerardin dijo...

Cuando una NACION es amenazada por Terroristas, no existen tiempos para esperar, porque los daños pueden ser enormes y crueles, al ciudadano se le debe garantizar, en un Gobierno Democratico, todo el respaldo del Estado.
Es fundamental, empezar a luchar contra el enemigo, asi como Estados Unidos al verse frente a frente con el Terrorismo, quienes cometieron los atentados del 11 de septiembre del 2001, no vacilaron en iniciar su lucha.
Por tal motivo sostengo que no existen motivos para detenerse en negociaciones, porque con estos Terroristas jamas habra negociacion alguna, ellos tienen su objetivo y sobre el actuan, ellos no paran.
Las Farc, tienen sus rehenes.¿Y quienes salen en su busqueda?
Cada liberacion que las Farc realiza, es una simple ofrenda que hacen para continuar con sus violaciones a los Derechos Humanos. Es una forma que tienen para confundir y continuar su verdadera lucha Revolucionaria Guerrillera.
Erica Solange Scheller, hija de prisionero de Guerra del Gobierno Terrorista K.

Atrabilioso dijo...

ERICA:

Completamente de acuerdo con usted. Mientras por un lado, los favorecidos del terrorismo se dedican a "luchar" por los derechos humanos, por el otro, desconocen dichos derechos en todos aquellos que se opongan al proyecto del terrorismo.

Un saludo.

Erica Gerardin dijo...

Esto de los Derechos Humanos fue algo que nos lo han impuesto en Americalatina, porque en otros paises de Europa o en los mismos Estados Unidos, esa palabra no existe, estos hacen a su antojo lo que quieren, miremos la carcel de Guantanamo, ¿cuanto tiempo llevan esos prisioneros, sin ser juzgados y condenados mediante la ley?
Los Organismos defensores de los Derechos Humanos,DDHH, han logrado interrumpir su lucha o investigacion.
En España nadie se mete con los Derechos Humanos, cuando el Juez Garzon quiso levantar los hechos ocurridos en la Guerra Civil, enseguida fue sacado de sus funciones, osea esto de los DDHH es una politica que es para liquidarnos a los paises de Americalatina. Son los Terroristas los que tienen todos los derechos humanos, ellos son defendidos en el exterior, para dejaronos en las ruinas y con paises que tendran que vivir Guerras civiles.
Estos Pueblos que han sido llevados a este nivel, se los fue preparando durante varios años,mediante la educacion y la falta a los valores morales, quienes fueron los causantes de que nuestros pueblos tengan una falta de interes en el compromiso ciudadano.
En mi pais, dudo que la gente en su mayoria sepa el verdadero sentir patrio, ya que los que nos han ido gobernandonos han logrado el desinteres social en los temas Civicopolitico. Pues, asi no se puede lograr jamas tener una Nacion.
El argentino se ha hecho un ser individualista, algo que no concuerda dentro de una sociedad, donde deberia luchar por mantener las garantias y los deberes, tanto de ls gobernantes como el del ciudadano.
Que hace la Justicia ante la delincuencia, primero mira los Derechos Humanos que merece el asesino y luego al final estaran los derechos del pobre y desgraciado de la victima.
Nada concuerda, pero todo se deja notar, que al Europa o a los EEUU solo les interesa el Terrorismo cuando ellos se ven amenazados, pero si la Argentina tuvo el Terrrismo y tuvo que combatirlo, este sera perseguido, y destruidos totalmente en sus mas grandes cimientos que han de ser sus Instituciones Militares, las cuales dan la defensa de la Nacion, tanto territorial como civil.
Hoy nos ha tocado ser las victimas del mentiroso y falso gobierno Democratico, al cual le digo falso y mentiroso por no respetar la Constitucion Nacional, y eso es un delito de Estado, todos los Poderes han permitido darle un exterminio a un cierto grupo de personas que vistieron un Uniforme o que se mantuvieron cerca de ellos en la epoca de los años 70.
Yo no creo en estos Derechos Humanos,ya que estos tienen una politica organizada, donde lo de hoy no existe y tampoco no tiene defensa alguna.Solo se defiende a ellos.
Erica Solange Scheller.