10 de mayo de 2010

¿A quién le cumplirá Antanas Mockus?

Por Jaime Restrepo.

Resulta coherente que diferentes sectores de izquierda, disfrazados de votantes independientes, respalden con entusiasmo la campaña de Antanas Mockus: un personaje que posa de intelectual, con un discurso presuntamente académico y justiciero; satisface las aspiraciones de esos sectores, por lo menos en la forma, pues estar con él representa el alineamiento con la superioridad moral e intelectual que pretenden ostentar.

Pero la coherencia llega hasta ahí, hasta la fachada pseudointelectual, pues en cuanto a los contenidos, -hablamos del fondo, de las ideas- Mockus ha demostrado que padece los vicios más repudiados por el izquierdismo criollo: es autoritario, privatizador, amigo del libre comercio, fuerte crítico de las justificaciones de las FARC y entusiasta promotor de la reducción del tamaño del Estado.

Además de los vicios señalados, tampoco resulta coherente que Mockus esté en un partido financiado por Luis Alberto Gil, procesado por parapolítica y que tal situación pase a ser, de repente, una indelicadeza menor que no merece atención alguna. Para esos sectores de izquierda, la participación de Gil en Convergencia Ciudadana y en el PIN es pecado mortal, pero en el Partido Verde es solo una travesura venial.

No obstante, algunos de los vicios mencionados son atractivos para ciertos sectores del uribismo. Si bien es cierto que Mockus capturó por completo el voto deslizante, que en 2002 apoyó a Horacio Serpa y a Luis Eduardo Garzón y en 2006 respaldó a Carlos Gaviria Díaz, también ha conquistado una parte significativa del voto uribista.

Esos votos se nutren en buena medida de aquellos seguidores del Presidente que respaldaron fervorosamente la segunda reelección de Uribe, a quien ven como un caudillo inspirador e indispensable. Con la caída de la segunda reelección, esos electores quedaron al garete, dolidos por la decisión de la Corte Constitucional, y enfrentados a los peores presagios sobre la suerte del país.

Tal situación llevó a esos uribistas a buscar un nuevo caudillo, que con un discurso radical, ocupe el lugar de Uribe Vélez. Esa imagen ideal del mesías se representa en Antanas Mockus, quien les propuso a los anhelantes del caudillismo, la redención para los problemas de corrupción y legalidad que enfrenta el país.

En realidad, esto es una copia del esquema que llevó a Uribe a la Presidencia en 2002, pues el actual mandatario proponía la redención frente a las amenazas del terrorismo y ahora Mockus no solo plantea, con algo de sinuosidad, que mantendrá la dinámica de confrontar al terrorismo, sino que ofrece el valor agregado de rescatar a Colombia de la corrupción.

Puesto en esos términos, Mockus ha obrado inteligentemente para atraer a los sectores uribistas. Sin embargo, Antanas tampoco tiene la autoridad moral para hablar de transparencia: sobre sus hombros pesan cuestionamientos que merecerían la reflexión desapasionada de sus seguidores uribistas.

Además, en lo que ha dicho el matemático, hay contradicciones contundentes entre los propósitos del uribismo mockusiano y las aspiraciones del candidato. Es que los uribistas reeleccionistas pretendían la permanencia de su caudillo en la Presidencia, no solo como un acto de sobrevivencia, sino como una manifestación de gratitud para un buen gobernante.

No obstante, resulta que Mockus, hipotéticamente, extraditaría a ese buen gobernante por el crimen de dar de baja al monstruoso terrorista ‘Raúl Reyes’ y a varios de sus secuaces. Esto significa que Mockus no representa esa gratitud que los uribistas reeleccionistas dicen tener por el Presidente, o que la ola verde los ha absorbido a tal punto, que la olvidaron por completo.

De igual forma, esos uribistas mockusianos, anestesiados por el entusiasmo de la ola verde, se hacen los desentendidos frente a temas vitales planteados por Uribe, como la amenaza venezolana a la seguridad y a la defensa del país. Mientras el Presidente ha tenido que enfrentar a un dictador expansionista, más allá de los agotados recursos diplomáticos, para Antanas Mockus el tirano venezolano es sujeto de respeto.

En este sentido, resulta sorprendente que los uribistas mockusianos no analicen los alcances de algunas propuestas planteadas por el Partido Verde, dispuesto tácitamente a participar en el proyecto expansionista chavista denominado el ALBA. No de otra manera se puede interpretar la línea programática verde, relacionada con política internacional: “Profundización y diversificación de la interdependencia especialmente con los países de América Latina y el Caribe en el marco de mecanismos multilaterales.”



¿Será que los uribistas mockusianos no perciben en esta propuesta, una futura adhesión a la organización expansionista del chavismo? Lo cierto es que el propósito tácito de adhesión al ALBA es coherente con los orígenes del Partido Verde, que además de Luis Alberto Gil, contó con la participación de varios miembros del M-19, incluyendo, según dice, al propio Gustavo Petro.

Por más despistados que estén los uribistas mockusianos, la hipnosis no puede ocultar la incoherencia de la ola verde -candidato, partido, respaldos- con el proyecto político e ideológico del presidente Uribe. Ciertamente, con su constante indefinición, Mockus y su estructura complacen una porción de aspiraciones de todos los sectores, pero ya en la Presidencia tendrá que tomar posiciones que no podrán dejar satisfechos a todos. ¿Por cuáles optará Mockus?

Puede que ninguno de los candidatos, que de alguna manera garantizan la continuidad de las políticas del Presidente, venda una imagen caudillista o despierte la confianza infundada –como un cheque en blanco- que están depositando en Antanas Mockus… pero el asunto debe superar las barreras de las simpatías y pasar a los hechos, programáticos y doctrinales, sobre aquello que resulta importante para el futuro del país. En cualquier caso, el camino no pasa por el apaciguamiento y la confusión, que es lo que propone Antanas Mockus para sus años de gobierno.

31 comentarios:

Oscar Gómez dijo...

Entre tanto: No deja de ser ridícula la propaganda radial de Juan Manuel Santos donde sale un imitador de Uribe (casí como el de la luciernaga), dándole su apoyo a Santos. Y luego dicen que Mockus es el payaso......

Atrabilioso dijo...

ÓSCAR GÓMEZ:

No me parece payasada. Verá: si Uribe no puede hacer la voz en esa propaganda, por cuenta de las restricciones normativas, pues es váido utilizar un imitador que difunda el mismo mensaje que Uribe quisiera enviar a los millones de ciudadanos que lo respaldan.

Un saludo.

jaime ruiz dijo...

Atrabilioso, pero Óscar Gómez dice que es ridícula, no que no sea válida. A veces la propaganda que falta al respeto a la audiencia es contraproducente.

Cada día que pasa encuentro más torpe y como extraña a los hábitos democráticos la campaña de Santos.

Cada día que pasa me convenzo más de que Mockus meterá a Colombia en el Alba. Antes era una posibilidad, ahora estoy seguro de que en caso de ganar ocurrirá así.

Anónimo dijo...

Una verdad con una mentira pegada. El partido verde sí cuenta actualmente con el respaldo de sectores ligados a Convergencia Ciudadana. Pero los cuestionamientos presentes a ese grupo no son los iniciales, al fundarse dicho movimiento era una expresión de izquierda moderada con desmovilizados del m-19, de la corriente de renovación socialista y otros. Para el incidente dela famos desaparición de Gil y su reaparición bajándose de un carro y nunca más criticando a Uribe ni a los paramilitares, ese grupo ya era otro, otros miembros, otros derroteros.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

!Ni más faltaba que yo fuera a defender la campaña Santos! Pero el mensaje, el canal y la forma me parecen los indicados para llevar el mensaje: que Uribe respalda a Santos y que Santos es el designado para continuar con las políticas del Presidente.

Tampoco me parece irrespetuosa con el público la propaganda, pues de manera simple, está recordando algo que muchos uribistas están pasando por alto.

En cuanto al ALBA, con lo del programa de gobierno de Mockus, me parece una realidad.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

Gil participó en la financiación, y si es más reciente, pues peor.

Aún más grave: usted afirma que actualmente el Partido Verde cuenta con respaldos de Convergencia Ciudadana. Si los de Gil eran tan malos muchachos, ¿ahora qué los hace buenos? ¿qué respaldan a Mockus? ¿Y el candidato que dice de esos respaldos?

!Terrible!

jcastros dijo...

Ojala Atrabilioso o jaime ruiz hagan una entrada con el analisis del programa verde que acaba de salir http://www.antanasmockus.com/PropuestadeGobierno.aspx

Atrabilioso dijo...

JCASTROS:

Claro que si... eso es indispensable.

Un abrazo.

D. dijo...

Cada día van surgiendo nuevas evidencias de una creciente ola verde chavista.

Aquí se está eligiendo entre la continuidad segura de Uribe o la adhesión al eje chavista. Por supuesto que Mockus no va a ofrecer eso abiertamente porque sabe que perdería.

Como cuando Chávez en 1998 decía que Castro era un dictador, que no iba a estatizar la economía venezolana, y que no iba a gobernar más que los cinco años para los que sería elegido.

Miguel dijo...

Antanas Mockus es un hombre conciliador y por eso sería un excelente Canciller o incluso un gran embajador de Colombia en Venezuela.

¡Pero como presidente no sirve!

P.D: La sugerencia de Jaime Ruiz de lanzarlo como Contralor me parece desafortunada. No me imagino un peor contralor.

Atrabilioso dijo...

D:

En algunas conversaciones que he sostenido con Martha Colmenares, hemos llegado a la misma conclusión: no hay nada más cercano a lo ocurrido en Venezuela en el 98, que lo que está pasando en Colombia con Mockus.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

No se... un Canciller que desconoce el concepto de extraterritorialidad y la Convención de Viena de 1961, tampoco me genera confianza. Y eso lo demostró cuando habló de la extradición del Presidente a Ecuador.

Saludos.

Miguel dijo...

Atrabilioso:

Sí esta en lo correcto. Lo decía por que Mockus parece ser bastante bueno como negociador.

Anónimo dijo...

El mejor desmentido de la supuesta conspiración de Chávez detrás de Mockus es el propio Chávez lanzando comentarios sobre Santos. Lo mantiene vigente, alborota fluidos viscerales de sus seguidores, resucita el brutal y miserable instinto del patriotismo, le arregla la vida a su candidatura.

Anónimo dijo...

Qué bien juzgamos la ignorancia de las leyes, que en últimas se corrige aprendiendo. Más peligrosos resultan esos ministros presidenciables que sabiendo que existen las leyes internacionales las violan, secuestrando y bombardeando al otro lado de fronteras nacionales. ¿Eso cómo se cura?

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO DE LAS 6:19 P.M.:

Cuando corría la última etapa de las presidenciales que le dieron el triunfo a Rafael Correa, Hugo Chávez tomó distancia del candidato rojito y hablaba pestes de los contendores.

Lo que usted dice es simplemente un elemento más de confirmación de las sospechas sobre la participación del chavismo en la campaña de Mockus.

¿Y la intención tácita de integrarse al ALBA? ¿Y las camionetas del PSUV participando en caravanas con los afiches de Mockus? ¿Y el respeto de Antanas por Hugo Chávez?

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO DE LAS 6:21 P.M.:

Resulta tremendamente interesante su comentario. En primer lugar, según usted, la ignorancia de un presidente en materia legal, se corrige aprendiendo. ¡Genial! Qué Mockus se prepare mientras dirige los destinos del país. Lo importante es que ya aceptan la ignorancia del “genio” y lo que le están pidiendo al país es que vote por alguien para que se capacite, aprenda cometiendo errores, y nos lance por un barranco.

Sin embargo, lo anterior muestra que para usted la ignorancia es aterradora, y merece los juicios más duros, cuando es alguien de sus antipatías, como los ministros presidenciales… Eso se parece mucho a una posición de doble moral.

No obstante, lo más destacable de su comentario, por aquello de la propaganda negra mockusiana, que aprovecha la ignorancia, es su afirmación según la cual, Juan Manuel Santos SECUESTRÓ al otro lado de las fronteras nacionales. ¿A quién secuestró u ordenó secuestrar Santos? Espero que no se refiera a la captura de Rodrigo Granda el 13 de diciembre de 2004, pues JMS asumió el ministerio de Defensa en julio de 2006.

¿Cómo se cura la creciente tendencia de algunos sectores mockusianos a difundir especies y propaganda negra? En eso soy pesimista… eso tiene que ver con la deformidad moral.

Saludos.

Anónimo dijo...

BRABONEL.


La campaña de Mockus esta reacomodándose para no seguir perdiendo votos Uribistas después de los errores como por ejemplo aceptar que extraditaría a Uribe y que desmontaría algunas de las políticas de Uribe. En las propuestas de Mockus, en las últimas más “elaboradas” se ve como promete conservar gran parte del legado de Uribe incluso en el campo económico promete seguir con la política de promoción de las zonas francas. En las últimas encuestas existe un empate técnico y ese hecho es preocupante para Mockus teniendo en cuenta que el sector rular donde difícilmente llegan las encuestas puede ser totalmente para Santos.

Alfredo Rangel enumera acertadamente los errores de Santos que no son pocos y pienso que si Mockus por su inexperiencia y su necesidad mediática de lucir lo mas “inmaculado” posible revertir el asenso de Mockus hubiera sido imposible. Mockus le ayudo Mucho a Santos.

Ahora la campaña verde tratara de hacer lucir a Mockus más Uribista para recuperar los votos perdidos por sus metidas de pata y si es de esa forma Santos tendrá que montar una campaña alterna para demostrar por que a Mockus le sería difícil conservar el legado de Uribe así quiera, por ejemplo contar con el apoyo de muchas fuerzas antagónicas del Uribismo.

Anónimo dijo...

Perdón, dije artículo, quería decir entrevista.

Anónimo dijo...

http://thenewamerican.com/index.php/world-mainmenu-26/south-america-mainmenu-37/3119-latin-communism-incorporated

¿que opinan de este artículo? (No se como hacerlo clickeable)

Miguel dijo...

Atrabilioso:

Estoy de acuerdo con usted en que los expertos en propaganda negra parecen ser los anti-uribistas y en este caso los Mockusianos.

Sin embargo, se nota también en usted una doble moral en su indulgencia con los errores de Santos y su crueldad con los de Mockus.

Si listaramos los errores de Santos podríamos escribir libros enteros narrando todos los pormenores. Y seguramente también pasaría lo mismo con Mockus.

Seamos imparciales.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

La campaña Mockus está en reacomodamiento constante, incluso llegando a la contradicción como fruto del acomodamiento y no de la reflexión y de la coherencia en las ideas.

No se... sigo pensando que Mockus será Presidente.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

Demuéstreme en qué lugar estoy siendo indulgente con Santos. Por el contrario: no he defendido a Santos, ni me interesa hacerlo y eso de ser imparciales, es fruto de la ignorancia sobre lo que significa la opinión publicada, que necesariamente es parcial y toma partido por un sujeto o evento.

Le exijo su retractación inmediata sobre eso de la doble moral.

Miguel dijo...

Es posible que usted tenga razón en que usted no esta siendo deliberadamente incoherente.

Pienso que es imposible NO tener doble moral, ya que el ser humano siempre defiende a la persona que representa las ideas que tiene.

Entonces no me puedo retractar por que pienso que es imposible NO tener doble moral.

Y estoy de acuerdo con usted en que es imposible ser imparcial. Aunque pareciera que estoy logrando acercarme bastante a ese ideal.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO DE LAS 7:20 P.M.:

La entrevista sintetiza lo que hemos venido denunciando aquí en Atrabilioso durante varios años.

Lástima: el foco de resistencia de Colombia está a punto de caer.

Un abrazo.

jaime ruiz dijo...

Anónimo 7.20 PM:

Leí por encima la entrevista a Olavo de Carvallo. Me quedó la impresión de que necesita informarse mejor de algunas cosas:

Bill Clinton’s Plan Colombia only offered economic and military aid to the Colombian government on the explicit condition that ... criminal organizations of a political nature be preserved [from] any damage. The result was that the old cartels were destroyed and the FARC became the absolute rulers of drug trafficking in the continent.

Creo que esto no es cierto, que el Plan Colombia sirvió para golpear a las FARC. Eran las políticas anteriores las que no permitían meterse en una confrontación que se consideraba política, pero eso es por la incuria de los colombianos, que todavía toleran que los jueces declaren que las guerrillas son altruistas.

Mejor dicho, las reservas estadounidenses ante los líos colombianos obedecen al sentido común: la mayoría de los colombianos eran antiamericanos, las leyes se prestan para el reconocimiento de los terroristas como agentes legítimos (pues fue de una banda terrorista de donde surgió la Constitución vigente y el poder judicial que protege a las demás bandas).

Creo que es obvio que a EE UU le gustaría más una región afín ideológicamente y próspera. Lo que pasa es que los ciudadanos no querrán que se gasten millones en remediar los problemas de quienes al parecer no quieren remediarlos.

Anónimo dijo...

Ayayay, si, va a ganar!.. tal vez lo haga, tal vez tenga muchas posibilidades, pero creo que a la hora de votar a uno no debería importarle ni que dicen otros, ni que dicen las encuestas. Creo que a uno sólo deberían importarle los hechos, sus convicciones y la hoja de vida del candidato; claro que a muchos colombianos, tristemente, lo que les interesa es cuánto les van a dar por el voto, si el sanduche es de jamón o de queso o si la botella es de aguardiente o de ron. No los culpo, votan con el estómago vacío, con los hijos aguantando hambre; es un círculo vicioso, esa es la fuerza electoral con la que cuentan las gatas, los micos, los lagartos y todo lo que rime con pin. El éxito electoral de estos personajes depende de la plata que tengan para comprar votos y conciencias, y le meten mucha plata a las elecciones; es que es muy buen negocio, por que invierten ahora, los eligen, y luego tienen 2, 3 o 4 años para recuperar su inversión y multiplicarla robando sin misericordia el erario público, la salud, la educación, lo que les pongan. Con lo que se roban se financian en la siguiente elección y así sigue girando la rueda de la política.

Y Jaime, a discreción de lo que piensas, si es muy ridícula la propaganda que se esta “jalando” Santos… no hay derecho!... sin querer esto significar que me gusta Mockus, no me gusta ninguno, que me va tocar que me guste algo de los dos es diferente.

Paola SN

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Atrabilioso esta usted demaciado pesimista. Pienso que los errores Mockus los terminara pagando caro pero debe reconocer que si no hubiera cometido tantos errores hubiera llegado a la Presidencia facilmente.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Si. Soy demasiado pesimista y temo que los errores los pague Mockus ya en la Presidencia. El problema es que tendremos un PRESIDENTE-APRENDIZ que nos lanzará al vacío.

Ojalá usted tenga la razón.

Miguel dijo...

Pienso que Mockus es un legalista que no conoce la ley. Esa es la razón por la cual dijo que extraditaría al presidente Uribe si la Constitución se lo exigía.

No se trata de mala fé, ni de deseos de venganza contra el presidente Alvaro Uribe. Sólo el deseo de aplicar la ley al pie de la letra.

El problema es que no conoce la ley.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

¿Cómo ser legalista cuando se desconocen las normas? Fíjese que eso es un contrasentido, pues muchas normas no se basan en el sentido común, ni en la buena fe, sino en consideraciones que superan los dos factores anteriores: el pico y placa es un ejemplo claro de lo anterior.

Me da tristeza que este país, después de avanzar, esté a las puertas de lanzarse al vacío.

No juzgo la intención de Mockus... JAMÁS las cuestionaría, pero con el paso de las horas, las evidencias hablan cada vez peor del matemático.

Saludos.