26 de abril de 2010

El desgobierno de Antanas Mockus

Por Jaime Restrepo.

Uno de los grandes “logros” de Antanas Mockus como alcalde de Bogotá, en su primer periodo, fue el atesoramiento de los recursos del Distrito. Mockus decidió no gastarse la platica y dejarla más bien en los bancos.

El atesoramiento condujo a una pobre gestión que fue rematada con dos hechos vergonzosos: la renuncia de Mockus a la Alcaldía y la elaboración de un contrato leonino en el que según los cálculos más conservadores, a Bogotá se le perdieron más de 50 mil millones de pesos de la época. No obstante, la cifra puede ser muy superior.

Si bien es cierto que la historia de Bogotá está atravesada por la desidia frente a la infraestructura, esos tres años perdidos, más la decisión, a última hora, de elaborar un contrato de mantenimiento que no se cumplió, han contribuido decididamente al inmenso rezago de la ciudad en material vial y en movilidad.

El contrato fallido, elaborado y defendido por Antanas, le entregaba el mantenimiento de toda la malla vial de la ciudad a una sola empresa. Mockus diseñó el contrato que finalmente fue firmado por Paul Bromberg.

ICA: la historia de un contrato atroz

En 1997 se anunció el contrato con la mexicana Ingenieros Civiles Asociados ICA, que contemplaba la reparación de 9.9 millones de metros cuadrados de vías por un valor de 111 mil millones de pesos. Sin embargo, ese contrato leonino no se cumplió y por el contrario, terminó en una disputa jurídica que sólo fue resuelta a finales de marzo de este año.

El contrato con ICA fue un adefesio de principio a fin. Un informe publicado por El Tiempo en 1999 indicaba que “el retraso en inversión en el contrato llegaba al 52,8 por ciento. Es más: por la misma época, en algunas áreas de las vías intervenidas por ICA, como la avenida Primero de Mayo y la carrera 7, se descubren tramos en mal estado.

Seis meses después de iniciada la ejecución del contrato con ICA, el IDU reportaba un incumplimiento del 34 % de las metas. En enero de 2000, la Contraloría abrió investigación fiscal contra ICA por presunto detrimento patrimonial de $117 millones en la repavimentación de un tramo de la Primero de Mayo y unos días más tarde, el IDU se negó a recibir nueve de los diez segmentos de la Avenida Primero de Mayo, alegando que estaban en mal estado.

Pese a las evidencias sobre el mal trabajo de ICA, el contrato fue tan mal elaborado que el Distrito tuvo que pagar una multa por 24 mil millones de pesos a favor de ICA, lo que representó un sobrecosto del 20 %.

Sin embargo, pese a las multas, a los incumplimientos, a los problemas jurídicos y a la amenaza para las finanzas de Bogotá, en su segunda administración, Mockus defendió el modelo de contratación que él concibió en su primera Alcaldía. Sostuvo que era mucho mejor que el sistema obsoleto que se aplicaba antes, aunque afirmó que no era un contrato para ponerlo de ejemplo.

No obstante, en 2001, Mockus se lavó las manos frente al adefesio y sólo dijo que el ayudó a concebir el contrato y que ya en la etapa de las obras él no tuvo nada que ver… Pues ¿cómo podía tener relación con la ejecución, si renunció y dejó a Bromberg para que terminara el periodo?

Es importante destacar que el contrato elaborado por el filósofo-matemático, que en la Alcaldía también ofició como abogado improvisado, duró casi una década en los estrados judiciales y fue solucionado finalmente el pasado 22 de marzo.

En el acuerdo, logrado por la actual Alcaldía de Bogotá, ICA se comprometió a pagar 1.5 millones de dólares, de un contrato cuyo costo rondaba los 85 millones de dólares (de acuerdo a la cotización del dólar en diciembre de 1997).

Dice un comunicado de Samuel Moreno, que “la actual Administración fue la única que logró arreglar este pleito jurídico que durante 10 años amenazó los intereses de la ciudad y sus habitantes.

¡Increible! Un alcalde inepto, Samuel Moreno, enderezó el entuerto de la administración Mockus… ¿Si un inepto le soluciona los problemas a otro, cómo podemos llamar a ese otro?

Lo que Mockus dice que estuvo bien hecho

Antanas Mockus ha señalado que “la concepción del contrato fue muy buena” y aseguraba, por allá en diciembre de 2000, que estaba en paz con su conciencia. Veamos los silencios que guardaba la conciencia de Mockus a principios de siglo…

En su momento, la revista Dinero sostuvo que “la ciudad se quedó con $50.000 millones embolatados y con los huecos en espera de ser tapados, mientras resuelve el lío jurídico con ICA”.

Es más: de los casi 10 millones de m2 contratados, ICA abandonó 5.7 millones de m2 de vías, es decir, la empresa mexicana incumplió el 57 % del contrato. Además, de los 42 meses que se suponía durarían las obras, ICA invirtió casi el 67 % del tiempo en la recuperación de 4,2 millones de m2.

Pasada la administración Mockus-Bromberg, cuando Peñalosa quiso reaccionar, sencillamente encontró que los recursos asignados al contrato con ICA no alcanzaban para terminar las vías que faltaban.

Y ojo: las vías pendientes no eran calles de barrio. Para Peñalosa eran prioritarias la Avenida Rojas, la calle 134, la carrera 10ª, la calle 85, la carretera a Usme y la vía Quiba, abandonadas por la empresa mexicana. Lo anterior sin contar con que ni Peñalosa, ni ICA, ni nadie, le prestaron atención a vías como las calles 92, 100, 106, 116 y la carrera 13.

Para colmo de males, si se quería recuperar estas vías, el Distrito no podía utilizar los recursos destinados a ICA, por tener destinación específica. Tampoco había una salida jurídica expedida para poder entregar las obras inconclusas a un nuevo contratista, por las cláusulas contractuales entre el Distrito e ICA.

Dice Dinero sobre las responsabilidades del descalabro: “La administración Mockus-Bromberg, concentró el riesgo en una sola empresa y dejó un contrato sujeto a múltiples interpretaciones (…) El primer gran error fue poner todos los huevos en la misma canasta”.

Además, a partir de la formulación de las condiciones del contrato, surgió el segundo error: se adjudicó con base en un criterio simplista como el de los costos de ejecución. Cualquier precio que no vaya acompañado de especificaciones precisas en torno a las tareas por hacer es irrelevante, y abre el espacio para reclamaciones posteriores.

Además, el contrato le daba la posibilidad al contratista de elegir las vías y el orden en que iba a intervenirlas, quitándole poder de decisión al Distrito sobre las prioridades en el arreglo de la malla vial. Todo lo anterior implica que el contrato no fue bien concebido como dice Mockus.

Es más: según Dinero, “la redacción del contrato generó vacíos e inconvenientes como el manejo y precio de las multas por incumplimiento, dejando abierta la posibilidad de que el contratista e interventor decidieran el precio cuando hubiera dudas sobre el tipo de intervención”.

El contrato fue tan mal elaborado que ni siquiera se buscó la intervención de una banca de inversión con experiencia, que ayudara al diseño del acuerdo. Tampoco se fijaron condiciones contundentes para las pólizas de cumplimiento, lo que concentró los riesgos en las finanzas distritales.

Así las cosas, la conciencia de Mockus, de ser honesta, debería recordarle el descalabro monumental del contrato cuya autoría reconoce. De igual forma, sus seguidores deberían ubicar a su candidato en un plano más terrenal y dejar de imaginar a Mockus como un arcángel sin mácula.

41 comentarios:

Anónimo dijo...

Se nota que aca no se invesgio es nada, el contrato de ICA no lo quizo mantener Mockus sino el IDU, MOckus si le intereso la propuesta de ICA porque esta ofrecio garantias donde si el trabajo estaba mal hecho, ella tendria que pagar los costes sin reclamos y ademas al mantener una sola empresa el trabajo se podiria controlar de mejor manera que con varias empresas a la vez. ICA no era la unica empresa, hubo licitación pero como siempre en ellas se escogio al mas baratero y por eso no funciono. Mockus dijo en la epoca que si la administracion perdia el fallo el asumiria las consecuencias, cuando era alcalde por segunda vez.
Ademas si hubiera sido mas de un contrato ahi si se consideraria a Mockus culpable y manchado o no?

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

Se nota que usted desconoce algo fundamental: que el IDU es una dependencia de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Sin embargo, el contrato, que significó un gran hueco en los recursos distritales, fue elaborado y defendido por Mockus.

Como todo lo de Mockus, puede sonar muy bonito eso de poner todos los huevos en la misma canasta, pero la realidad indica que una sola empresa encargada de una megaobra como esa, al tener un problema, sencillamente abandona su contrato y por ende, se da una parálisis en TODO lo intervenido... si la "genialidad" de Mockus se hubiese aplicado a la fase III de Transmilenio, y el contrato lo hubiesen entregado al grupo Nule, ¿en qué estaría la obra?

¿Qué tipo de consecuencias asumiría Mockus al perder el fallo? ¿Pagaría? ¿De dónde puede sacar un ex alcalde una cifra cercana a los 25 millones de dólares?

Mockus es culpable de elaborar un contrato en el que la ciudad perdió 50 mil millones de pesos.

Saludo.

Martha Colmenares dijo...

Excelente artículo.
Abrazos

david dijo...

Jajaja mucha ignorancia, hay que investigar antes de poner algo en una pagina de internet, me imagino que hizo un copy paste sin revizar. Los alcaldes no hacen contratos.

Atrabilioso dijo...

MARTHA COLMENARES:

Gracias a usted por todo.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

DAVID:

Evidentemente el problema no está en el contenido, sino en su comprensión de lectura: el post afirma que Mockus elaboró el contrato y están los enlaces en los que el propio Mockus reconoce su participación en el adefesio.

Eso del copy-paste sin revisar se cae con los enlaces que están ahí, a la vista de todos.

Finalmente, si los alcaldes "no hacen contratos" y Mockus reconoció que participó en la elaboración, ¿entonces Antanas incurrió en qué tipo de falta?

Lo interesante es que usted no entra a defender la honradez de Mockus, sino a atacar el texto en general, más por ir en contra del candidato Verde, que por la información suministrada que ciertamente deja mal parado al ex alcalde de Bogotá.

En síntesis: Mockus participó en la elaboración de un contrato en el que la ciudad perdió, por lo menos, 50 mil millones de pesos y frente a todo esto, Antanas dijo que su conciencia lo deja dormir tranquilo.

Saludos.

jzapata dijo...

Es importante resaltar que a Mockus se le advirtió del riesgo de adjudicar ese contrato:
"-Silvio Mejía, director de la Asociación Colombiana de Ingenieros Civiles (Acic):\ No conozco las razones de la demanda, pero desde la época de Mockus y Bromberg advertimos que no era conveniente adjudicar un contrato de esas dimensiones a una sola empresa y que al final esto podía conducir a demandas. Desafortunadamente, se están cumpliendo esas advertencias. Creo que el contrato se debe liquidar de la mejor forma posible "

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1278808

21 de enero de 2000

Javier Moreno dijo...

Yo veo por acá en este blog como mucha crítica (a veces infundada, a veces más o menos argumentada) a Mockus pero ni un sólo argumento para votar, digamos, por Juan Manuel Santos.

Atrabilioso dijo...

JZAPATA:
Gracias por su aporte.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

JAVIER MORENO:

Hay algo extraño en su comentario: deja flotando la idea de que hay cosas argumentadas y cosas sin argumentar en los post sobre el ex alcalde, pero curiosamente, usted no ha debatido los escritos sobre Mockus como para sostener que hay o no argumentos.

¿Por qué tendríamos que dar motivos para votar por Santos? Aquí, cada uno de los miembros del equipo, está aportando elementos para ubicar a Mockus como un político tradicional excéntrico y no como el arcángel que los medios quieren vender a cualquier precio.

Saludos.

Anónimo dijo...

Y cuantos otros no han tenido participaciones directas o indirectas en la elaboración de matanzas. Sean guerrillos, paramilitares o civiles. El rezago en materia vial de Bogotá viene desde su concepción misma. El crecimiento desorganizado fue culpa de Mockus? La falta de planeacion en cuanto al crecimiento de la ciudad tambien? Los problemas anteriores tambien?
Usted recae en explicar su hecho con un argumento falaz. En lógica se conoce como Falacia por generalizacion de induccion erronea(Tanto para Mockus como para Samuel). Y sobretodo la Falacia de la verdad a Medias. Que no voy a perder mi tiempo explicandolas, pero creo que debería revisarlas.
Por mas que haya participado en la elaboración de un contrato, (me gustaría saber si lo leyó y lo justo sería que lo subiera para que todos podamos leerlo y descrubrir lo aberrante todos juntos o si solo basó sus comentarios en lo que vió en el Tiempo).
Además le pongo un ejemplo. En el mundo real existen infinitas posibilidades de que suceda un evento. Cuando un médico le aplica a un paciente un medicamento y este le genera un evento adverso, digamos que siempre se conoce la posibilidad pero no se sabe a quien puede sucederle, ¿es entonces un mal médico y no deberíamos volver a él?
Desarrollar ayudar a elaborar alguna cosa, puede significar muchísimas cosas. Puede significar que lo ayudo a escribir, que tuvo la idea de desarrollarlo, que corrigió algunas cosas. A cual de todas se refiere con que ayudo a elabrorar. Y pues como no hemos visto el contrato, para analizarlo (perdón por mi escepticidad) y no conocemos la autoria completa del mismo, me parece que hay tantas cosas que no sabemos e infinitas posibilidades para juzgar la participación del doctor Mockus en el resultado desastroso que tuvo el contrato, que debería declararse imposibilitado.
Espero que mi discurso no lo haya confundido.
Saludos

Miguel dijo...

Atrabilioso:

No entiendo por que usted defendía la gestión de Antanas Mockus como alcalde y ahora la ataca.

¿Como puede Antanas pasar de buen a mal alcalde tan rápido?.

Miguel dijo...

Jaime Restrepo:

En mi optimismo verde, me surgió una duda. ¿Sera que Mockus cuenta con las aptitudes necesarias para ser presidente?.

Esa es una pregunta que se considera sacrilega en los circulos verdes, y por otro lado siempre tiene una respuesta prejuiciada en la ultraderecha.

Me parece que vale la pena investigarla con hechos verificables y argumentos sólidos.

¿Qué le parece la idea?.

PD: Sería un excelente tema para su próximo artículo.

Lanark dijo...

En mi optimismo verde, me surgió una duda. ¿No sera que no hay alguna ley por ahí escondida que le impida a Mockus ser presidente porque los papás no lo hicieron registrar con el nombre bien deletreado o algo así? Eso se puede averiguar; para eso son los sistemas informativos, las uniones de organizaciones UnoAmérica, Colombia Primero, Primero Colombia, y todo eso.

Es desesperanzador que los superhombres rubios del partido de la fiesta del te no lo hayan podido hacer con Obama, pero eso es porque él es el anticristo; Mockus es sólo un loquito ahí.

Jairo Patiño dijo...

Es una lástima que no hubieran publicado estos hechos antes, cuando Mockus no tenía opción a la presidencia.

Anónimo dijo...

Otro manejo honesto del señor mockus, entre el cielo y la tierra no hay nada que se pueda ocultar: http://www.periodismosinfronteras.com/mockus-y-adriana-el-duo-dinamico.html

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO DE LAS 10:04 A.M.:

Su discurso no confunde… el confundido es usted. Me explico: usted comienza asegurando que el rezago vial de Bogotá viene desde su concepción misma. Es posible, pero ¿tres años de inactividad sumados a un contrato como el de ICA no contribuyeron enormemente al deterioro de la malla vial y de la movilidad de la ciudad?

Usted es escéptico frente al contrato y quiere verlo para poderlo juzgar. Usted podrá concentrarse en el papel, pero yo me concentro en los resultados y concretamente en el tema de ICA, dichos resultados demuestran que fue un contrato mal elaborado y pésimamente ejecutado. Usted se va por las ramas cuando hace una pregunta que no tiene relación con lo escrito: ¿quién culpa a Mockus de la planeación de la ciudad? Estoy responsabilizándolo de algo que él mismo asumió y defendió en su momento y es la inactividad durante su periodo y su participación, como máxima autoridad de Bogotá, en la elaboración de un contrato que es un adefesio si se juzga por los resultados. Entonces el que cae en un argumento falaz es usted, al tratar de excusar la torpeza mockusiana en la desidia transversal frente al planteamiento urbano.

¡Claro que leí el contrato SOP 462 de 22 de septiembre de 1997! Lo tengo en papel químico de fax, por lo que resulta imposible escanearlo para subirlo. Seguramente usted lo podrá encontrar el la red.

Efectivamente en el mundo real existen infinitas posibilidades de que suceda un evento. Sin embargo, los contratos tienen unos elementos que se llaman cláusulas que disminuyen los riesgos de esas eventualidades. Entregar el mantenimiento de toda la malla vial a un solo contratista es ya, de por si, un enorme riesgo que fue advertido por muchos en su momento.

Dejar vacíos para la interpretación, cuando un contrato tiene la función de concretar y detallar los diferentes aspectos del trabajo u obra, son fallas estructurales en la concepción del contrato, como resultó evidente en la ejecución y en el fallo del primer tribunal de arbitramento, que le costó a la ciudad 24 mil millones de pesos.

En cuanto a su ejemplo, si el médico sabe que puede formular tres medicamentos para atacar un mal, y solo receta uno, que además tiene contraindicaciones, pues el resultado es que aumentó el riesgo de agravar la salud del paciente… ¡Eso fue lo que hizo Mockus! Entonces, si Antanas participó en la concepción del contrato, como él mismo lo admite y quedaron enormes vacíos que fueron aprovechados por el contratista, pues es cuestionable su capacidad para conformar un equipo de trabajo óptimo.

Usted asegura que no sabe sobre la participación de Mockus en la elaboración del contrato, pero o no le cree a él o quiere defenderlo de sus propios errores como ocurre con las novias enamoradas de una imagen ideal del patán que las golpeaba… el tipo es un guache, pero ellas no se dan cuenta porque solo ven la imagen del novio ideal que se han creado.

Finalmente, sabemos lo necesario: Mockus ha admitido en reiteradas ocasiones que participó en la elaboración del contrato, que una vez en ejecución, fue un fiasco y que Bogotá perdió tres años y miles de millones de pesos por causa de dos factores fundamentales: el diseño del contrato para adjudicarlo a un solo contratista y cláusulas que permitieron interpretaciones jurídicas al punto de tenerle que pagar al contratista, por un fallo de un tribunal de arbitramento, 24 mil millones de pesos, más los anticipios, etc., el asunto termina siendo una enorme pérdida de tiempo y dinero para la ciudad.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

Frente a la administración de Mockus he señalado que fue mejor de lo que resultó la alcaldía de Garzón y mucho mejor de lo que se puede comparar con Samuel Moreno.

Lo importante no es atacar, tampoco es mi intención, pero si demostrar que Mockus no es un arcángel como lo venden los medios y lo quieren ver sus seguidores.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

LANARK:

!Tremendo! Viniendo de usted es un elogio.

Atrabilioso dijo...

JAIRO PATIÑO:

Cierto.

Un saludo.

vulturno dijo...

De tiempo atrás reconozco a Mockus como la alternativa decente a la perversa dicotomía Uribe-FARC que gobernó la confrontación política estos años. Bajo las presentes circunstancias sin duda es el menos peor de los candidatos y no le he retirado mi 'intención de voto'.
No lo defiendo frente a lo de ICA y lo que la ley diga y los jueces fallen espero que sea lo sensato; lo de guardar la plata en bancos es algo que le elogiaron en su momento a otras divisiones territoriales como la Gobernación de Antioquia y en general no compro la idea de que sea el campeón de la honradez e incapaz de mentir.
Sin embargo, me parece que con mucho el tipo está más del lado de la transparencia y noto que por aquí se bascula entre trivializar la honestidad de Mockus y su pertinencia. Sobre lo segundo pareciera que es deseable elegir al presidente en consonancia con el congreso que quedó, al punto de dejar de una vez amarrados los nombramientos en puestos y otros favores políticos que traería implícito el que se posesionará el 20 de julio. La gobernabilidad, al fin y al cabo, es una palabrita que no da pa más.
Pero aun en ese entendido, reconocida la fatalidad de las bellezas que nuestro pueblo sabiamente puso en esas curules, ¿por qué personalizar tanto a quien va a complacerlos? En últimas Mockus va de la mano con Peñalosa y con el campeón de los conciliadores con cuerpos colegiados voraces, Lucho Garzón (quien logró la valorización que ninguno de sus antecesores pudo sacarle al Concejo y eso que era mayoritariamente contrario a él).
Por lo demás Mockus es un autoritario duro, como lo demostró en más de una cosa en la que no cedió como rector y después como alcalde. Puede que en su megalomanía no se sienta el Rey Salomón, como cierto presidente que sacaba frases como "arréstelo, Coronel" o "hay que lincharlos" o "acábelos de mi cuenta" o "yo respondo" (por cierto, nada que responde). Este político falible y emotivo puede ser una buena terapia para nuestra sociedad cerrada ansiosa de un mesías. Muy probablemente no quede pero es un buen mensaje que más gente deje de votar por la amenaza de que le quitan un subsdio o por que le metieron cuentos de que si Uribe no gana en segunda hay guerra civil (y otras sandeces que les escuché en corferias a los mismos menores de 30 que convenían infantiles pa otro candidato y ahora más maduros incurren en herejía).
Por ahora gozo el frenesí de quienes por ocho años defendieron el mesianismo, el halconismo, la cerrada alianza de los mismos de siempre, las metas de reeducación del camarada José Obdulio (pero se escandalizan con la ingeniería social de los intelectuales) o el 85% de popularidad como patente de corso... Esos mismos estrellándose con el fantasma de que otro pueda arrebatarles el Nirvana por la misma vía y haciendo casi lo mismo, con que ahora sí las encuestas no son tan fiables y que los líderes políticos no son tan puros como aparentan (salvo el redentor, por supuesto).

Anónimo dijo...

1. Puede ser cierto que la redacción del contrato contribuyera al descalabro, pero la razón principal fue la mala ejecución del ICA, y de eso no se puede culpar a la alcaldía que espera que le cumplan el contrato.
2. Olvida algo muy importante que se ve en todos los que intentan enlodar con el caso del ICA: El alcalde no puede contratar a dedo con quien más le apetezca (salvo excepciones), sino que está obligado por la ley a contratar con quien cumpla con ciertos criterios. En ese caso el que cumplió los criterios de precio y garantía y todos los que dijera la ley fue ICA, y por eso se le adjudicó el contrato, no por capricho.
3. Es falso que la alcaldía del bobazo de samuel fue la que "arreglo el entuerto"; como usted mismo lo dice, ese fue un pleito que ha durado años por el incumplimiento, y la solución después de esos años le cayó en suerte al bobazo, nada más.
4. Por último, y más importante: ¿Si el "descalabro" fue tan grande, cómo fue que quedó plata para construir transmilenio, vías, ciclorutas, parques, bibliotecas, colegios, etc? Incluso si fue a crédito ¿De dónde sale la capacidad de pago si estaba "descalabrada" la ciudad?

Atrabilioso dijo...

VULTURNO:
Comenzaré por el final de su comentario: creo que las encuestas son fiables y están indicando una tendencia nacional… eso es incuestionable. Tampoco se ha dicho que alguien sea más puro que otro, como usted maliciosamente intenta hacer ver, como si quisiera hacer un ejercicio de comparación entre los políticos que han gobernado o aspiran a gobernar a Colombia.

Lo curioso es que el frenesí de 8 años de oposición obtusa se ha convertido, por arte de magia, en el fanatismo por un sujeto al que pintan como arcángel, cuando lo cierto es que tiene cuestionamientos en el ejercicio del poder. Así como usted se goza las alarmas encendidas contra Mockus, por parte del uribismo, yo disfruto enormemente al ver la incoherencia mental e ideológica de buena parte de los antiguos seguidores de Carlos Gaviria Díaz y de los defensores de la Corte Suprema de Justicia.

¿Decente alguien que afirma dormir tranquilo habiendo sido coautor de un contrato como el de ICA? ¿Decente alguien que intentó cobrarle al Estado un dinero que no le pertenecía, como la reposición de votos y luego, ya sabiendo que no puede cobrar sino lo que gastó, afirma sin inmutarse que solo cobrará la mitad de la reposición de votos? No puedo calificar a Mockus de delincuente ni cosa por el estilo: simplemente es uno más de los políticos tradicionales que ahora surge, a pesar de las evidencias, como el ícono de la decencia, cuando solo es un tipo excéntrico que aparenta transparencia.

Que hayan elogiado el guardar la plata en los bancos es una justificación peregrina: ¿con esa decisión afectó o no el desarrollo y la movilidad de la ciudad?

En cuanto a Garzón, revise bien la lista de concejales del periodo 2004 – 2007 y encontrará que el PDI y el Partido Liberal tenían el mayor número de curules y es bueno recordar que fueron esos partidos los que respaldaron a Garzón. Entre esos partidos obtuvieron 16 curules, mientras que las restantes quedaron repartidas en 11 movimientos o partidos políticos. A esos, súmele dos concejales de Cambio Radical que se pasaron a la coalición de gobierno y tendrá unas mayorías claras, lo que contradice su afirmación según la cual él tenía un concejo mayoritariamente contrario a él.

Un saludo.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO DE LA 1:02 P.M.:

Respondo en el mismo orden de su comentario:

1 La CONSECUENCIA principal del descalabro fue la mala ejecución de ICA. Pero las CAUSAS están en el contrato:
- Un solo contratista para una megaobra.
- Entregarle al contratista la potestad de elegir el orden de intervención de los tramos.
- Dejar abiertas algunas cláusulas para interpretaciones, como la falta de definición entre mantenimiento y reparación.

Entonces, si se puede responsabilizar tanto al equipo que diseñó el contrato, al que encabezaba la administración en el momento de concebirlo, como al que dejó la Alcaldía tirada para satisfacer sus ambiciones de poder, entregándole el mando al que finalmente firmó el contrato. Todo lo anterior tiene un nombre común: Antanas Mockus.

2. No tiene nada que ver: el que firmó el contrato fue Bromberg, pero quien reconoce que participó en la elaboración de dicho contrato fue Mockus. El criterio para elegir a ICA fue, sobre todo, el del precio y se dieron advertencias sobre la imposibilidad de ejecutar la totalidad del contrato con esas tarifas.

3. El hecho es que fue Samuel Moreno, o mejor, la incompetente de la anterior directora del IDU, la que zanjó el pleito.

4. Por varias razones: el presupuesto exclusivo del Distrito para mantenimiento de la malla vial, vigencias 97 y 98, se invirtió en el contrato con ICA. Lo de Transmilenio, por ejemplo, tiene una participación nacional del 70%. De igual forma, como el contrato duraba 42 meses, la siguiente administración pudo hacer adiciones presupuestales para atender las urgencias. Finalmente, una cosa es la malla vial y otra el tema de parques, bibliotecas y colegios. Usted se imaginó que afirmé que el contrato fue un descalabro para todas las finanzas de la ciudad y lo cierto es que sostengo que fue un golpe durísimo para dos temas cruciales: malla vial y movilidad y que ese rezago se sigue pagando hoy en día.

Un saludo.

Miguel dijo...

Atrabilioso:

Las aptitudes de Antanas Mockus entre las que se incluye pensamiento abstracto, análisis sistémico, resolución de conflictos entre otras, lo convertirían en un excelente Vicepresidente, Ministro de Cultura o incluso un brillante asesor presidencial.

No obstante, estoy convencido de que como presidente de la República no sirve, por su incapacidad para tomar decisiones, saber como firmar contratos y hacerles el seguimiento necesario. Ni siquiera fue un buen alcalde de Bogotá, por las razones antes mencionadas.

Sin embargo, su labor pedagógica y su visión alternativa de tratar los problemas del país lo convierte en un valioso político. Pero insisto, en una labor de asesor o subalterno.

Es decepcionante que un hombre tan brillante como Antanas Mockus no se conozca a sí mismo. Les recomiendo los siguientes enlaces sobre como identificar los puntos fuertes de cada ser humano:

(Español)
http://www.emprendedoras.com/article830.html

(Inglés)
http://academy.clevelandclinic.org/Portals/40/managingoneself.pdf

Miguel dijo...

Mockus es un candido-te. Cándido, como el cuento de Voltaire.

Es quijotesca su aspiración a ser presidente de la República, después de semejante descalabro en su gestión como alcalde de Bogotá.

Ojalá los molinos de viento no se conviertan en algo peor.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

'Jaime Ruiz' ya lo lanzó para Contralor... parece que hay una urgencia nacional: encontrarle puesto a Antanas Mockus.

Saludos.

Luis dijo...

Mi voto es por el Dr.Santos porque creo que todavía le faltaban 4 años a al Dr.Uribe y creo que el candidato mas idóneo para seguir su legado es El. Pero no creo que sea necesario hablar mal de los otros candidatos para conseguir votos para el Dr. Santos, al contrario esto puede volverse en contra de nuestro candidato.
Cordialmente,
Luis Fernando Arana Ayalde
luisfernandoarana@hotmail.com

Atrabilioso dijo...

LUIS:

No se trata de hablar bien o mal de un candidato: se trata de confrontar los hechos con la imagen de arcángel transparente e incuestionable que han querido vender Antanas Mockus y sus seguidores. Además, los medios de comunicación han hecho muy poco por enfrentar a Mockus en temas complicados y si usted escucha o ve las entrevistas que le hacen, son condescendientes y cuidadosas de no tocar ningún tema comprometedor.

Un saludo.

Miguel dijo...

Atrabilioso:

¿A quién le importa si es un arcángel o no?. ¿Qué diferencia hace esto en ejercer la presidencia?.

Me parece mucho más importante conocer cuales son las aptitudes más desarrolladas de Antanas Mockus y si estas pueden ser aplicadas de forma efectiva en la Presidencia de la República.

En otras palabras es un hombre apto para el cargo, ¿si o no?.

Esa es la pregunta del millón.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

Un post no puede sacar conclusiones por usted. Por ejemplo, en el texto de hoy, ¿le parece un buen antecedente la elaboración de un contrato monstruoso? ¿si se enredó con un contrato para una ciudad, qué pasará con los contratos nacionales?

¿Si se perdieron más de 50 mil millones de pesos por un contrato mal elaborado, qué se puede esperar sobre su ejecución nacional? ¿si guardó el dinero y no invirtió, qué le espera a Colombia en cuanto a inversión en infraestructura para enfrentar los TLC?

No son preguntas del millón... las respuestas están: como dijo Jesús, por sus obras los conocerás.

Un saludo.

Miguel dijo...

Es posible que Mockus logre compensar por sus falencias con su equipo de trabajo. Además él ha cambiado bastante, ya es más calmado, respetuoso y serio.

Es posible que sea un buen presidente.

Atrabilioso dijo...

MIGUEL:

Usted se basa en especulaciones y esperanzas... yo fundamento mi posición en hechos.

Saludos.

Miguel dijo...

Esperemos hasta que se posesione para opinar si es un buen o mal gobierno.

Juan Manuel dijo...

Lo única afirmación contundente que saco de este artículo se podría resumir en: "Vean, Mockus se equivocó y no es perfecto". ¡Vaya afirmación! Digame Ud¿Cual de los candidatos no lo ha hecho? Y sobretodo ¿Cual de ellos no
tiene rabo de paja? Si su respuesta tiene
nombre, Ud. No tiene ojos, o cerebro. Porque no
quiero agotarme dando ejemplos dentro de
un blog que presenta verdades a medias y amañadas, endiosando un gobierno actual, que aunque no discuto que haya sido bueno, tiene un rabo de paja tan grande que cualquier chispa puede hacerlo estallar. Hago esta afirmación porque he leído otros de sus posts y me parece increíble que todavía haya gente que defienda a capa y espada este gobierno (sobretodo su segundo periodo) sin ver las fallas o incluso apoyando estas mismas en pro de los resultados (puede que el clientelismo no sea un delito,
pero si es una práctica política que conduce directamente a la corrupción)

Saludos!

Anónimo dijo...

Es usted una "eminencia", con esa forma de analizar y argumentar deberia estar en la campaña de Mockus

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

Para nada. En cambio, por la fuerza de sus "argumentos", por la disposición para el debate, por la calidad de sus comentarios, usted está en el lugar correcto: la campaña de Mockus.

Jane Austen dijo...

¿Por qué todos los artículos citados son del tiempo???

Atrabilioso dijo...

JANE AUSTEN:

Porque el mejor archivo de información con más de una década de antigüedad, lo tiene El Tiempo.

Anónimo dijo...

A mi me preocupa mucho este tipo de comentarios, puesto que me deja confundida si su finalidad es denunciar la mala ejecución de un contrato en una administración o es la de atacarlo en plena campaña electoral para beneficiar a otro candidato.
Yo desconozco la verdad la elaboración del contrato, lamento si es cierto que se perdieron 50 mil millones y no justifico la conducta, pero haciendo a un lado las consecuencias juridicas que en mi opinion deben ser las entidades de control competentes quienes juzguen este tipo de errores también quiero hacer una comparación con los otros candidatos, y aunque ud diga que aqui no se trata de compararlos pienso que si estamos hablando de temas electorales y si es o no competente para ser presidente de Colombia, tambien debemos denunciar las conductas de los demas candidatos para ver si son o no competentes e idoneos para ser Presidentes de Colombia. Pieso que es lo justo y aqui no se trata de sensurar unos y otros comentarios con argumentos subjetivos. Solo para descalificar a un candidato cuando pueden existir otros peores y perdoneme pero su oponente directo el Señor Juan Manuel Santos hace rato se pasó a Mockus en conductas condenables y poco eticas; No es si no ver la manera como hace campaña política, la utilización de la voz del Presidente Uribe para hacer propaganda, ese miedo que le ha metido a todo el mundo que si no votan por el vamos a retroceder, ya no va a haber platica para familias en acción, se va a acabar el SENA y los parafiscales, osea eso de un candidato deja mucho que decir en cuanto a su desempeño como Presidente, y Uribe interviniendo en política, beneficiando un candidato por encima de lo que dice la ley, y sin mensionar pues los escandalos de los falsos positivos, las chuzadas del DAS, la yidispolitica; la parapolitica eso sin contar la ambición por los de la U en reformar la constitucion para convertirse en dictadorcitos, cuando como gobernantes deben conocer el inmenso peligro para una democracia el perpetuarse en el poder, yo tampoco me explico como Juan Manuel santos puede dormir tranquilo, y tener la conciencia tranquila. Eso pienso qeu hay que debatirlo mas cuando estamos tan proximos a elegir Presidente.

porq si de errores se trata entonces todos votemos en blanco y elijamos nuevos candidatos.

Pero no juzguemos a uno por la mala elaboración de un contrato diciendo que no es idoneo cuando hay otros que pueden hacerle un daño mayor al País. hay si pues hay que pensar en aplicar la frase trillada de elegir al menos peor porq por detenernos en errores de incumplimiento de contratos podemos terminar eligiendo a otro que puede hacerle un mayor daño al pais. Eso aunque suene triste es cierto y hay que tener cuidado.
Con esto quiero que quede claro que no veo en antanas a un mesias o a un arcangel digno de ser nuestro salvador por su inmenza puresa, No!! CUIDADO CON ESO !!

Pero tampoco descarto mi voto solo por la unica razón que lógro observar las malas intenciones y el afán del gobierno de seguir en el poder ya que necesita tener control sobre todos los escandalos que manchan el ejecutivo actualmente. No es si no detenerse a escuchar la propuesta de Santos de querer vincular al ejecutivo la fiscalia general de la Nación POR DIOS !!!! eso sería gravísimo.

Legalidad señores, legalidad, no olvidemos la historia de Colombia y todo lo que tuvimos que luchar para tener nuestra constitución politica. No permitamos que sigan pisoteandola.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:

La intención no es atacar a un candidato, ni tampoco denunciar el detrimento al erario: se trata de recordar conductas impropias que han afectado los recursos públicos y que ahora pretenden desconocer haciéndose pasar como adalides de la moral y de la legalidad.

¿Desconoce la verdad de la elaboración del contrato? Ahí están los enlaces que la pueden ubicar.

Las comparaciones son válidas: si Mockus se presenta como el candidato de la legalidad y de los recursos sagrados, pues no tiene autoridad moral para hacerlo y tampoco tiene los conocimientos para desempeñar tal función, pues la legalidad no es un asunto de sentido común, sino de conocimientos básicos como el tema de la extradición. Mockus ha demostrado, sobradamente, que no es competente para ser Presidente, pues además de no estar capacitado para hacerlo, es un tipo errático y nada coherente: un día dice que subirá el IVA y a unas horas más tarde responde enardecido que él no ha dicho tal cosa.

En cuanto a Santos, ¿cuándo utilizó la voz del Presidente para hacer propaganda? Seamos precisos: utilizó a un IMITADOR de la voz, aunque desde mi perspectiva, el mensaje es completamente cierto: Santos es el candidato de Uribe y por lo tanto no hay engaño. Sin embargo, entrando en las comparaciones que usted propone, Mockus violó la ley al instalar un pendón gigante que le obligaron a retirar, lo que se convierte en una acción de picardía cuestionable, ya sea por desconocimiento o por oportunismo.

En cuanto al miedo, ciertamente con Mockus se retrocede, ya sea por su “respeto” a Chávez, o por su propuesta programática que sugiere tácitamente la adhesión al Alba, que es el mecanismo interregional para expandir el socialismo del siglo XXI, etc.

Sobre Familias en Acción y el SENA, lo último se desprende de alguna propuesta que Mockus expuso sobre la eliminación de los parafiscales.

No voy a entrar, sin embargo, a defender a Santos, aunque me gusta que usted plantee de entrada la verdadera dimensión de los hechos: son escándalos.

Finalmente, en los diferentes post hemos mostrado la cantidad de inconsistencias e inconvenientes de Mockus como Presidente… La legalidad parte de un hecho fundamental: el conocimiento de la ley, y ese es uno de los tantos temas que Mockus desconoce.