26 de febrero de 2010

Referendo: Q.E.P.D.

Hay un vacío en el ambiente: el tema que ocupó prácticamente toda la agenda política e informativa del país, ya es cosa del pasado. El referendo está muerto y así debe permanecer. También se siente satisfacción al ver que la democracia representativa sale fortalecida de este episodio, con una Corte Constitucional cuyo fallo debe ser apreciado como un aporte fundamental para la búsqueda de futuras convergencias que permitan una reforma profunda de la estructura del Estado.

La decisión de la Corte Constitucional debe ser acatada sin ambages por los sectores reeleccionistas, pues la propuesta representaba un cúmulo de errores graves que dieron como resultado la frustración de la iniciativa: la falla impresentable de la pregunta equivocada, por ejemplo, hizo prosperar la estrategia de la oposición de ganar tiempo para dejar sin posibilidades el referendo. En el solo cambio de la pregunta se demoraron prácticamente un año, y fue el resultado de ese error, el cambio de la pregunta, uno de los factores decisivos para convertir en inviable la consulta ciudadana.

Los firmantes también deben admitir que no leyeron lo que firmaron, o que si lo hicieron, no entendieron los alcances de aquello que estaban rubricando.

No obstante, ya con el referendo sepultado y descansando en paz, ahora viene la cacería del guiño. Ciertamente el Presidente ha dado señales a favor de Juan Manuel Santos, y seguramente será él quien reciba el beneplácito presidencial. Pero si el uribismo aspira a tener a Santos en la Presidencia, deberá comenzar por participar en la consulta interna del partido Conservador, el próximo 14 de marzo. En dicha consulta se escogerá entre la unidad del uribismo o la desmembración del proyecto para la primera vuelta: En el primer escenario juega Andrés Felipe Arias y en el segundo, Noemí Sanín.

Adicionalmente hay que contar con la desfiguración de los resultados, pues la oposición trabaja activamente para que sea Noemí Sanín la que triunfe en la consulta: ellos saben que esa candidatura atomizará los votos del conservatismo entre Santos, la misma Noemí y Vargas Lleras. Ahora el trabajo de los líderes uribistas requiere esfuerzos en tres frentes concretos: promover a Arias, debilitar o encarrilar a Noemí y comenzar a impulsar la campaña de Juan Manuel Santos.

Otro factor que incidirá en las elecciones es Germán Vargas Lleras, visto por algunos sectores como el candidato que más se aproxima a la continuidad de las políticas del Presidente. Sin embargo, Vargas Lleras tiene un complejo rompecabezas en el horizonte, pues si pretende llegar a la Presidencia, y gobernar con viento favorable, deberá conjurar la amenaza de una mayoritaria bancada uribista en la oposición, situación que podría manejar a partir de una plataforma de acuerdos con Santos.

De no hacerlo, y de llegar a la Presidencia, Vargas Lleras tendría al partido Liberal y obviamente a Cambio Radical como bancada oficialista aunque minoritaria, mientras la U sería una mayoría opositora. Falta ver la posición que asuma el Polo, aunque la tradición obstruccionista que los caracteriza, indicaría que seguirían en lo único que saben hacer: ser oposición obstruccionista y deformadora de la verdad.

Mientras tanto, ya para el 30 de mayo, en la oposición siguen subiendo las apuestas por un nombre: Sergio Fajardo. Tanto el liberalismo como el Polo –ni hablar de los verdes de Opción Centro- saben que sus candidatos no repuntan en las encuestas y la esperanza la han depositado en el ex alcalde, a quien ven como alguien más cercano a los postulados “progres” que a las políticas uribistas.

Sin embargo, la posición independiente de Fajardo lleva a percibirlo como alguien pusilánime y sin capacidad de definición, lo que podría resultar perjudicial para la actual situación de seguridad y defensa, en la que se necesitan decisiones sin ambigüedad para enfrentar las amenazas internas y externas.

Es una lástima que Fajardo haya optado por no tomar partido en ninguna situación y mostrarse débil a la hora de las definiciones… hay cosas en las que se puede ser políticamente neutral, pero hablar de Piedad Córdoba como alguien que se “porta bien”, o tratar de disimular la decisión de infiltrar a las Farc en la Junta Directiva de EPM, o dejar en la oscuridad lo que hizo para conseguir la "paz" que vivió Medellín durante su mandato; son situaciones que generan una profunda incertidumbre.

Además, Fajardo se sumó a la cohorte equivocada que proclama que el conflicto es cosa de unos palurdos contra las Fuerzas Armadas y que los ciudadanos debemos mantenernos al margen de la confrontación –ubicarnos en el no sabe, no responde-, cuando la realidad es que a todos nos ha tocado la guerra y a todos nos afectaría un segundo aire de las Farc o una posición endeble contra los ejércitos privados del narcotráfico.

Hasta ahora, todos los planes le han salido bien a la oposición, gracias al inmenso favor del referendo. La única alternativa real para darle continuidad al proyecto de Uribe es la unidad tanto en la consulta conservadora como en las elecciones del 30 de mayo. Lo demás será arriesgar la libertad, la democracia, la seguridad y la inversión en aventuras pseudoindependientes o totalitarias.

Por Jaime Restrepo.

16 comentarios:

D. dijo...

La definición más importante es entre Arias y Santos.

Lo mejor será que Arias se asimile a Santos porque Arias recibiría toda la artillería mamerta por lo de AIS y él no sabe defenderse muy bien en lo político. Si sigue como candidato no hará más que restarle votos a Santos.

Atrabilioso dijo...

D:

Ocurre que primero Arias tiene que ganarle a Nohemí, quien obrará en contra de la unificación.

Después del triunfo de Arias en la consulta, entonces tendría que "entregarle" el partido a Santos, para lo cual, no existe ningún mecanismo establecido hasta el momento.

Comparto sus palabras sobre la mecánica de pararrayos.

Un abrazo.

D. dijo...

Arias puede renunciar a su aspiración e invitar a los conservadores a apoyar a Santos, pasándose por la faja a Nohemí.

Esa señora tendrá que tener mucho frío en el cuerpo para buscar la quemada en unas elecciones en que sabe que no podrá acercarse ni a la sombra de lo que logró en 1998.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Dejeme confesarle que senti una gran tristesa al oir a Uribe despues de la caida del referendo, probablemente ese sea el sentimiento de la gran mayoria de Colombianos.

German Vargas despues de la caida del referendo se le vio una gran alegria y luego se limito a hablar de sus supuestos aciertos en lo que tenia que ver con referendo, ese señor definitivamente nunca lograra ganarse el corazon de las masas Uribistas. La caida del referendo podria impulsar a Arias en la consulta ya que es el mas parecido a Uribe dentro de la contienda conservadora, tambien seria bueno que pasara Arias por que sabe atacar y se necesita que ataquen a Fajardo pero sobre todo a Petro que pertenece a la izquierda agasapada que luego de mandar a matar salen a hablar de moral con un sinismo que espanta.

Luego hablare de Santos.

Atrabilioso dijo...

D:

Creo que la renuncia debe ser posterior a la consulta y al congreso conservador, pues si Arias se retira antes, Nohemí captaría muchos votos (lícitos y oportunistas) que la llevarían a pensar en mantenerse hasta el final. Por eso el asunto urgente es llevar al triunfo a Arias en la consulta.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:

Cuando estaba dándole los últimos toques al post, comenzaron a aparecer algunos personajes en televisión. No pude evitar concentrarme en la géstica de cada uno. Comencemos por Uribe en Barranquilla: estaba radiante, con un rostro que reflejaba alivio y las líneas de expresión se distensionaron.

El rostro de Nohemí mostraba una gran tristeza, su mirada era de incertidumbre y su voz muchas veces sonaba entrecortada.

En cuanto a Germán Vargas Lleras, estaba satisfecho y reflejaba ser alguien con ganas de asumir un reto enorme.

Petro no reflejaba alegría. Por el contrario: mostraba preocupación y su géstica era similar a la de Nohemí aunque en menor escala.

Me sorprendieron esas expresiones, muchas de las cuales no se pueden elaborar, pues son reacciones físicas inconscientes a una determinada situación.

La tarea urgente es darle la victoria a Arias en la consulta.

Un abrazo.

Rafael dijo...

Pues me alegro por la democracia y la institucionalidad colombiana. Deben primar las ideas y no los individuos.

Con respecto a los candidatos me parece una buena opción Germán Vargas Lleras. Aquí sus propuestas que creo muy acertadas desde el punto de vista económico. Además le daría continuidad a la seguridad democrática.

Saludos

Julio Navas dijo...

Señor Restrepo: Cuando menciona eso de ¨Una posición endeble contra los ejércitos privados del narcotráfico.¨También se refiere a los traquetos y exparacos que pueblan las calles de Colombia y que vuelven a imponer su terror en muchas regiones del País?

Atrabilioso dijo...

RAFAEL:

Llegará el momento, después del 14 de marzo, de declinar vanidades en aras de profundizar la democracia y la libertad. En ese momento, Santos o Vargas tendrán que mostrar grandeza para no destruir el proyecto. Esa es la aspiración y ojalá se concrete.

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

JULIO NAVAS:

Efectivamente me refiero a las bandas criminales del narcotráfico, ya sea que estén al servicio de capos o traquetos, integradas por delincuentes, ex guerrilleros y ex miembros de las AUC. Con esas bandas, con sus líderes y patrocinadores debe ejercerse una acción contudente y eficaz para neutralizar sus acciones.

Sin embargo, su planteamiento es generalizante y poco preciso: habla de "muchas" regiones de Colombia, pero ese concepto de muchas no se compadece con la realidad. La tercera generación de parmilitares estaba anunciada (aquí publicamos hace años un artículo con las declaraciones de 'Don Berna' sobre el tema) y es un fenómeno que obedece al éxito de la desmovilización, lo que no estaba previsto ni en los cálculos más optimistas de la estrategia de seguridad democrática.

Otro aspecto importante es que el "terror" que difundieron las AUC en amplios sectores del país era ocasionado por las masacres y eso no ha vuelto a ocurir, y crímenes como la masacre de El Salado no se han visto desde aquellos amargos y vergonzosos tiempos. Los que si andan en masacres son los cuerpos de palurdos armados del chavismo.

Un saludo.

jaime ruiz dijo...

La caída del referendo es sobre todo el precio de ese tremendo error que fue buscar la segunda reelección. Aunque eso puede ser una mascarada, según lo que dice Atrabilioso de la expresión de Uribe después del fallo: con la perspectiva del referendo se acorta la campaña electoral, se deja a Santos como líder del partido leal a Uribe y se mantiene el control sobre los candidatos con posibilidades en las elecciones al Congreso y al Senado.

Digo eso porque no lo sé: Uribe sabe más de ganar elecciones que nosotros. En todo caso sigo pensando que la segunda reelección y el referendo fueron un gran error.

La posibilidad de que Arias le gane la consulta goda a Noemí me parece más un peligro que una oportunidad. Ciertamente es un tipo con una posición clara y con propuestas e ideas que merecen mucha atención, pero su triunfo consolidaría la mayor amenaza: la división del uribismo. Una cosa es que toda la gente dispuesta a hacer frente a las FARC y al castrismo-chavismo respalde a Uribe, otra que no haya diferencias profundas entre la gente que acompaña a Arias y la que acompaña a Santos. Recuerdo las conversaciones que publicaron de Fernando Londoño y el general Del Río, en las que aludían a Juan Manuel Santos como la persona que obstruía la información sobre los futuros asesinados en Urabá, seguramente por orden de Javier Giraldo.

Por eso a mí me parece preferible que la consulta goda la gane Noemí, o que Arias se retire antes y adhiera a la candidatura de la U. Más, que esa facción del conservatismo se pase a la U constituyendo un germen de gran partido liberal-conservador de valores claros. Sin esos godos el Partido Conservador se queda en lo que es: una mafia clientelista cuya prensa copia los artículos de Semana y El Espectador y cuyo verdadero líder es Andrés Pastrana.

Esa adhesión de Arias a Santos debería implicar una negociación de reparto de poder y tener por objeto algo que me parece urgente y significativo: un triunfo en primera vuelta.

Bruce Wayne dijo...

Jaime, a mi me parece más peligroso una victoria de Sanín, esa sería la división del Uribismo. Sin embargo hay que contar con ello, sin duda muchos antiuribistas van a pedir el tarjetón del Partido Conservador para marcar por Noemí.

Ojalá pase lo contrario, a ver si empezamos a sacar a esa -muy bien descrita- mafia pastranista.

Confieso que cuando leo el nuevosiglo, viene a mí la misma morbosidad que cuando leo el semanario comunista voz. Los editoriales de Juan Gabriel Uribe parecen los de Carlos Lozano, es más, yo pensé que con la partida de Lázaro Vivero hacia el Polo lo iban a seguir Leyva y J.G. Uribe.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:

La segunda reelección y el referendo fueron errores tremendos que por fortuna ya están neutralizados y aún queda tiempo de enderezar el entuerto.

En cuanto a la consulta conservadora,Noemí ha prometido que irá a primera vuelta y que su vicepresidente sería uno de los tres tenores. Entre tanto, Arias ha prometido adherir a Juan Manuel Santos. Para hacer la maniobra que usted propone, sumarse a la U, Arias tendría más fuerza si gana la consulta del 14 de marzo. Ese triunfo lo dejaría con la autoridad suficiente para imponer la coalición o retirarse con su gente a las toldas de la U, arrastrando un capital político que sumaría en la U y que extrañaría el pastranismo en las elecciones del 30 de mayo.

Efectivamente la prioridad es ganar en primera vuelta, sea Santos o Vargas Lleras el candidato de la coalición "uribista".

Un abrazo.

Atrabilioso dijo...

BRUCE WAYNE:

Juan Gabriel Uribe es el jefe de debate de Noemí Sanín... más afán para desactivarla políticamente el 14 de marzo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué temor tan bobo el de D acerca de Arias y AIS. El éxito del uribismo es la sintonía que tiene con la vocación criminal de este país y el premio al descaro. Más bien vendrá siendo un duelo de cinismos, entre Arias con su AIS y Santos con sus falsos positivos. La única habilidad política que se requiere es la cara dura, las posturas ramplonas, ufanarse de dar puños porque eso es lo que piden sus áulicos. Lo demás es mirar como les reponen la platica a los barones que invirtieron en el referendo fallido porque esa gente es de cuidado y cobra en serio.

Anónimo dijo...

A mi me parece que Chavez no puede hablar atracos y complicidades y lavarse las manos.

Mt