13 de abril de 2009

Las patrañas desesperadas de Colombianos por la paz

El escenario que están planteando las FARC, para unas hipotéticas negociaciones, es un cúmulo de extorsiones, acciones terroristas y amenazas de toda índole que lejos de conseguir cualquier acercamiento, solo generan el rechazo de los ciudadanos frente a tal eventualidad.

Las FARC, y sus esbirros, creen que el sainete de nombrar un equipo negociador y presionar para que la contraparte –el gobierno- haga lo propio; es suficiente para que se arriesguen los logros de la Seguridad Democrática. En su mayoría, los colombianos no queremos volver a padecer el infierno de unas FARC fuertes y envalentonadas, no solo dispuestas sino con capacidad de ocasionar el mayor daño posible a la sociedad colombiana.

Sin embargo, las FARC siguen fieles a la combinación de todas las formas de lucha y mientras los suyos aúpan para que el gobierno les ponga a alguien al frente, los del monte emprenden su tradicional y
particular campaña preelectoral: además de impedir la realización de elecciones, buscan amedrentar a los políticos para que se sometan a los designios de las FARC, pues de lo contrario morirán por la terca rebeldía.

Por lo pronto es evidente que la capacidad de intimidación de las FARC está mermada, pues hasta hace pocos años, concejales y alcaldes de 300 municipios del país tenían que despachar desde instalaciones policiales o militares ubicadas en las capitales de varios departamentos. Las cifras eran alarmantes: durante los primeros meses de 2003, fueron asesinados once concejales y
1.800 fueron desplazados por las amenazas de las FARC. Ni Hablar de hace una década, cuando la guerrilla realizaba secuestros masivos de concejales, como ocurrió en el departamento de Bolívar. Ahora los concejales piden mayor protección ante las amenazas del grupo terrorista, aunque existe una gran distancia entre clamar por el incremento de la seguridad y huir por el accionar criminal de los terroristas.

No obstante estas amenazas son incoherentes con la supuesta intención de diálogo de las FARC, el que según sus alineados ideológicos, es el inicio de la “solución política y negociada al conflicto”. No se entiende que mientras un brazo de las FARC busca la negociación política, los frentes de palurdos fustiguen a los políticos que trabajan en las zonas de influencia del grupo terrorista.

Colombianos por la paz no se preocupa siquiera por aparentar distancia con sus pupilos del monte. Por el contrario: siguen inmersos en la complacencia con los terroristas a los que siempre tratan bien, para que sigan aferrados a los lineamientos que les permitan acercarse a la conquista del poder. Una negociación política, deberían decir los Colombianos por la paz, solo es posible si las FARC no ejercen la
presión de las armas en contra de los políticos que no coinciden abiertamente con sus propósitos criminales.

Por ejemplo, un concejal de
San Vicente del Caguán, en Caquetá, no podrá entender jamás que hay una supuesta negociación política y sin embargo, él tiene que salir a la calle con escoltas y su familia ha tenido que desplazarse a Florencia o a Neiva. Pensará ese concejal que no hay tal negociación sino un mecanismo de eliminación de oponentes –por temor o por acción física directa- en la que no tienen espacio los que piensan, opinan y actúan distinto al brazo político de las FARC… debería llamarse claudicación política y negociada al conflicto, pues en últimas lo que buscan las FARC es no solo conquistar el poder sino perpetuarse mediante un sistema totalitario en el que solo tendrán espacio sus áulicos y los bulliciosos miembros del brazo político de la organización terrorista.

Sin embargo, el trato respetuoso del brazo político a los palurdos es una mezcla de cinismo y complicidad. Uno de los máximos representantes de la “civilidad” de las FARC,
Carlos Lozano, reconoció que no les habían hecho reclamos fuertes a los terroristas. Es más: aseguró que ahora hay ”un acento más exigente porque el conflicto está completamente degradado”

¿Ahora el conflicto está más degradado? Querrá decir que las FARC y los suyos van perdiendo, que sus capacidades están reducidas y que muchos de los palurdos solo esperan el triste final de morir bombardeados. Además, resulta mentirosa la afirmación a la vista de cualquier ciudadano desprevenido: ¿Si el conflicto está más degradado, por qué hay menos secuestros, menos homicidios, menos tomas de poblaciones, menos atentados contra la infraestructura, más desmovilizaciones y muchas más capturas?

Puede suponerse entonces que, para Lozano, la degradación es sinónimo de desespero ante una posible derrota militar y política. Lo que no podemos admitir es que ahora nos vengan con el cuento de la máxima degradación del conflicto como justificación para el sainete de los diálogos de “paz”. Es innegable que se han presentado crímenes atroces como los desaparecidos de Soacha, pero siendo tan ciudadanos como los asesinados en Bojayá, o los del club El Nogal, la comparación debe darse desde el número de crímenes que en todo caso es, por lo pronto, mucho menor y eso significa que hay un retroceso en la barbarie.

Muchos dirán que es el criminal el que cuenta, y que los desaparecidos de Soacha son importantes no tanto por el número, que es impresentable, sino por el autor que se supone fueron agentes del Estado. Esa mirada sesgada podría ser el único avance real de la degradación del conflicto, pues la violencia debe ser evaluada, judicializada y castigada sin fijarse en la filiación del criminal. Mientras en Colombia se siga buscando el eslabón perdido del terrorismo de Estado y se justifique a las FARC como criminales altruistas, el conflicto se degradará mucho más en el terreno político, que es en últimas el que más les interesa a los terroristas y a sus esbirros.

Sin embargo, al leer en detalle el supuesto endurecimiento de Carlos Lozano, se encuentran asuntos mentirosos de amplia conveniencia para los propósitos de Colombianos por la paz.

Lozano calificó como "estupidez y despropósito" el plan de atentar contra el director de la SIP, Enrique Santos, y el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos. Se sabe que las FARC querían atentar contra el ministro de Defensa en su casa de descanso en Anapoima, pero ¿sabían los terroristas que allí estaría también el escudero del totalitarismo Enrique Santos? Es obvio que Juan Manuel iría en algún momento a su propiedad, pero lo que no podían predecir los terroristas es que viajaría acompañado de su hermano. Esto significa que lo de Enrique pudo ser un daño colateral para las FARC y no obedecía al propósito concreto de atentar contra su vida.

En otro aparte de la entrevista Lozano afirma que “la guerrilla tiene que entender que hay que bajarle la intensidad al conflicto, en temas que afectan a la población civil como el secuestro y las minas.

¡Qué exigencia tan dura! Señores: bajémosle al terrorismo porque los colombianos, sobre todo los que votan, no están dispuestos a hacernos concesiones si seguimos en las mismas… ¡No vayan a parar los atentados, ni los asesinatos, ni el plan pistola! Solo hagámoslo de manera más discreta y en menor número, de tal forma que no llegue a la prensa y se perjudique la lucha de Colombianos por la paz.

Más adelante Lozano dice que se requiere arrancar un proceso de paz sobre compromisos como no a la desaparición forzada, no al secuestro, no a los falsos positivos, no a las minas… ¡Durísimo Lozano! ¿Y los demás crímenes de las FARC? ¿Acaso, frente al secuestro, la primera exigencia no debería ser que reconocieran el alto número de ciudadanos que tienen en su poder o que asesinaron en cautiverio? Es que el más atroz falso positivo de la historia del país está en la última carta de las FARC en la que aseguran que solo tienen a nueve secuestrados por razones económicas, número detrás del cual pretenden ocultar un genocidio.

Pero la “dureza” de Lozano no da para pedirles a sus palurdos un cese unilateral de hostilidades: el quiere que sea de ambas partes, pues esa es la razón primordial de la lucha de Colombianos por la paz: que se reduzca la presión militar sobre sus combatientes, para que se oxigenen e incluso para que puedan tratarse las múltiples enfermedades que están padeciendo en la selva. Sin embargo, hay otro objetivo angustiante para los aliados de las FARC: el vencimiento de la salvaguarda de la Corte Penal Internacional en noviembre próximo.

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

15 comentarios:

Simpliciano dijo...

Jaime Restrepo, Don Atrabilioso:

....asi con nombre completo, mis respetos , felictaciones y sincero agradeciemiento por este exelente comentario, valiente, contundente y absolutamente descarnado, es la representacion mas viva del momento que vivimos los colombianos.

Don Jaime Restrepo, solicito su permiso para divulgar este escrito entre amistades y posiblemente enviarlo a el Nuevo Herald de Miami.

Aqui ni caben comentarios....

un saludo y fuerte abrazo !!!!

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
No hay necesidad de permisos ni nada por el estilo... me alegra que comparta los elementos estructurales de este post.

Un abrazo y gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Las negociaciones de paz estan hagotadas por que cuando se mostro dispocicion para hacer la paz fue cuando mas se fortalecio el terrorismo y mas daño le hizo a la sociedad Colombiana. Por esa razon no es gratuito que hoy salgan todos los aliados del terrorismo a pedir que se negocie, que no se cierre esa puerta.

Antes del Caguan estava el gobierno Samper que no persiguio al terrorismo igual hizo el Gobierno Gaviria que hasta se atrevio a firmar la "Paz" con dos oprganisaciones totalmente desmanteladas como fue el M-19 y el EPL. Tampoco se debe pasar por alto el Gobierno Betancurt que con palomitas regadas por todo el pais hizo que las guerrillas se multiplicaran en numeros y controlaran territorrios que no tenian antes. La paz negociada esta agotada tambien por que las guerrillas durante este largo tiempo han demostrado una falta de sensibilidad asolupta que no los hace actos para definir nada dentro de una sociedad que los aborrece. El mismo genio malevolo Fidel Castro confeso que las mismas Farc Le habian dicho que ellos no hiban a firmar ninguna paz sino que utilisarian cualquier escenario paresido para fortalecerse y tomar el poder.

El descaro de "Colombianos par la paz" no tiene limites, no piden que el grupo terrorista se desmolise sino que bajan la intensida, eso seria lo mismo que estar presente en muchos homisidios para dictarles a los homisidas como deben ser los asesinatos: vea no lo mate de esa forma sino de esta para que no manche la alfonbra y el crimen no lusca tan feo y me lo hace desde esta angulo para que la foto salga espetacular. Hoy todo lo que diahan o hagan o dejen de hacer los defensores del terrorismo los mostrara en evidencia por que ya a corrido mucha agua debajo del puente.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:
Me parece de suma importancia que usted haya mencionado el recuerdo de Fidel Castro, pues ese punto, el de dilatar y engañar para acercarse al poder no ha cambiado, como usted bien lo afirma.

De otro lado, cuando usted habla de bajar la intensidad trae a la memoria una de las decisiones de las FARC y de las AUC hace algunos años: no matar a más de tres personas en el mismo sitio, para que no fuera considerado el episodio como una masacre. Hoy, los aliados de los rústicos les recuerdan, con bajarle al terrorismo, que deben ser más "responsables" con la imagen de la organización terrorista y de sus patronos, teniendo cuidado con lo que hacen para que no llamen la atención.

Me ha dado por pensar que el tema del diálogo con las FARC debería someterse a referendo...

Un abrazo y gracias por sus comentarios.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso & Brabonel

...estamos ante un monstruo de mil cabezas, si ordenamos ideas y situaciones, despejamos incognitas nos damos cuenta que lo que tenemos es un narcoterrorismo con pretensiones de tomar el poder para ahi si desplegar su perniciosas estrategias hacia un comunismo reinventado y con sabor criollo, los aparentes logros del deschavetado bufon venezonzno pueden servir de escuela a muchos y el fenomeno de El Salvador puede alentar a otros tantos.

...los intelectuales de las farc, que los hay...los hay... ,aunque no hay que creer en ellos, requete saben que en forma de violentos no tienen la menor opcion de llegar al poder, el peligro es que busquen alianzas y se mimeticen con politicos debiles de mente y de piernas para catapultarlos al poder a nombre de grupos politicos engañoso y perversos, ya vimos ese salto en El Salvador, tenemos unas izquierdas activas y bien financiadas, situaciones en Colombia aptas para captar a su favor opiniones de desprevenidos colombianos, es el momento de incrementar nuestros esfuerzos y apuntar la artilleria a desenmascarar y luchar contra esos elementos, Brabonel lo apunta muy bien , simularan hacer la paz mintras incrementan sus ataques, sin dejar de asesinar ni secuestrar seguiran con el estribillo de la paz buscando quien les haga el coro....y lo terrible es que los encuentran.

saludos

jaime ruiz dijo...

Muy acertada la imagen del conflicto degradado, es decir, rebajado, sin los diez secuestros diarios de hace 8 años ni los cilindrazos, como un cubalibre con una décima parte de ron. El descaro de ese señor Lozano siempre me lleva a lo mismo, a algo que yo repetía siempre en los foros de Caracol, antes de que se popularizaran los blogs; algo que dijo Albert Einstein sobre el violoncelista Pablo Casals: "Este hombre ha sido capaz de entender que la humanidad tiene más que temer de quienes toleran y aliental el mal que de quienes lo cometen".

Pero al pensar en Lozano sin remedio llegamos a Enrique Santos Calderón, que lo elogia por su sensatez de condenar un atentado contra él: a ese señor le parece respetable Lozano, que decía que no criticaba a las FARC porque también eran de izquierda como él, y que ha dirigido un medio tan resueltamente fariano como el periódico Voz: si hace ocho años habían intentado matar más de diez veces al señor Uribe Vélez, si castraban policías delante de sus vecinos, si secuestraban miles de niños y ancianos, a Lozano y Santos les parecía bien. Eso sí, que no se metan con ellos y sus amigos.

Pero es muy ingenuo pensar que esos criminales están solos o son una minoría sin poder. Un editorial reciente de El Espectador los apoya abiertamente, y uno se pregunta si quienes redactan eso SÓLO escriben falacias o encargan directamente atrocidades. Yo no veo una diferencia importante entre ambas conductas, y siento mucha más simpatía y comprensión por personas como Karina que por esos descendientes de Guillermo Cano. Sólo son criminales de más estrato que podrían vivir honradamente pero escogen intrigar y promover asesinatos para acumular poder.

Y el resto de la prensa y de las clases altas bogotanas no se quedan atrás. Ojalá se empezara a entender que las FARC sólo son una mano negra de una mafia compleja y hábil, que a lo mejor ha controlado el país desde hace siglos y deja a sus vástagos en herencia un nombre, unos contactos y unos resortes de la red criminal que éstos sin duda utilizarán, como ocurre con los Cepeda, los Umaña o los Abad.

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:
Ecuador, Nicaragua y Bolivia, seguidos de Argentina, perfeccionaron el arte de llegar al poder por el dinero que entrega Chávez y no me cabe duda, aquí también tratan de ser alumnos aventajados.

Hay una parte de su comentario que me gustaría profundizar: el peligro es que busquen alianzas y se mimeticen con politicos debiles de mente y de piernas para catapultarlos al poder. No creo que existan políticos débiles que no sepan lo que están haciendo. Por el contrario: son esos polítos los que aprovechan el escenario para consolidar su poder y conocen perfectamente con quién y para qué se están aliando o qué es lo que están apoyando. Sin embargo, me parece importante que lancemos nombres de esos políticos para ampliar la discusión.

Un abrazo y gracias por sus comentarios.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:
Creo que usted también cae en la trampa del "atentado" a Enrique Santos. No existe ni existió tal situación, es decir, las FARC no planearon atentar contra la vida del Director de la SIP sino contra la integridad del ministro de Defensa y solo es una coincidencia que Enrique fuera a compartir ese periodo con Juan Manuel. Y es una trampa porque además de aparentar una distancia enorme con las FARC, sirve como pretexto para legitimar lo que Enrique Santos apoye, con la justificación de que es tan enemigo de las FARC que estuvieron a punto de matarlo.

El "atentado" a Enrique Santos es un falso positivo que le está resultando a la mafia totalitaria colombiana.

Un abrazo y gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Simpliciano, yo creo que a diferencia del Salvador que llego la izquierda al poder gracias a factores internos (estar 20 años interrumpidos en el poder agota a cualquiera ademas que el potencial del Salvador es redusido donde la guerra civil ayudo a que se desarrollara aun menos) en Colombia la cosa vendra desde afuera. Ecuador y Venezuela seran como tenasas: molestando por supuestamente sufrir las consecuencias del "conflicto" cosa que vienen haciendo pero que profundisaran mas a medida que cierran las puertas a productos fabricados en Colombia, igualmente los democratas atacaran apoyados en la existencia del plan Colombia y le pondran lupa a cualquier problema que salga de aqui. Yo no creo que en el primer Gobierno de Obama se mueva el TLC y ya muchas hablan que la invercion que llegaria a Colombia se desviaria al Peru.

Los ingredientes se pondran desde afuera por que adentro no los hay. La combinacion sera economica y politica.

Personalmente creo que en estos años y luego aselerado por el Caguan se a cambiado mucho de mentalidad. Cada vez mas crece la conciencia sobre la iniciativa privada como soporte para el desarrollo social y economico y es mucho mejor cambiar de mentalidad que contar con millones de TLC que a larga no funcionan sin otros factores que dependen mas de deciciones politicas sean aseptadas del mismo pueblo.

Se abre un gran desafio con la precion que vendra de afuera y desde ahora se debe diseñar un plan para contrarestarlo

Anónimo dijo...

BRABANEL.

Lo de Enrique Santos Caderon es bastante interesante por que el terrorismo podria haberlo incluido para hacerlo ver como que el no tiene nada que ver con este cuando muchos sabemos que no es de esa forma. Lo que pasa es que despues que salieran los militares liberados llevaron un mensaje fuerte a sus aliados de la prensa. Esto puede que no le favoresca mucho a Enrique Santos por que hace pensar que el terrorismo ataca primero a sus aliados mas cercanos por no estar haciendo las cosas como ellos esperan. Ese episodio en vez de darle fuerza a Enrique Santos lo que puede hacer es descubrirlo.

Sobre lo economico donde yo creo que vendra uno de los frentes de ataque desde afuera creo que se debe acelerar la politica de competitividad donde existe la idea de desarrollar varios sectores de clase Mundial entre otros. Solo sacando a relucir nuestras ventajas comparativas es como se podra contener el terrorismo economico que vendra de afuera.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

La situacion se presenta algo confusa, Colombianos por la paz,aunque no tienen un arrastre significativo coinciden en algunos puntos con sectores influyentes del pais que nada tienen que ver con el movimiento pero que si arrastran opiniones, La Iglesia Catolica se muestra inclinada a darle oportunidad de negociar con las farc y esto influye; las farc astutamente desisten de exigir la desmilitarizacion de territorio alguno y muestran deseos de "negociar" , ya hay una peligrosa coincidencia , puede ser que esten ante la estrategia de cambiar de patrcinador internacional, les puede ser mas atractivo Brasil que Venezuela, de paso se liberan de la imagen barata de Chavez y su combo, no seria raro que esten preparando un golpe que sesibilizaria la opinion muy a su favor, una liberacion masiva de secuestrados o invitacion al dialogo con el Presidente Uribe, este parece mas sagaz de lo que parece y ya definio sus puntos de vista, pero ante hechos habria que ver ; dar nombres seria aventurado, hoy la carta visible seria Piedad Cordoba ,pero esta puede ser cambiada de acuerdo a las circunstancias, estrategicamente podrian apoyar a un personaje no comprometido politicamente hoy , en El Salvador fue un periodista que no tenia historial politico ni afiliacion o cercania con las guerrillas, hoy es un gran enigma.

Lo importante es estar atentos a esos "cambios" de la guerrilla ni tan sutiles que pudieran confundir a los electores, hay muchos , desde politicos notables a simples "polistas" interesados en llegar a la Presidencia.

un saludo

Simpliciano dijo...

Brabonel:

Tiene mucha razon, nuestros amistosos enemigos y vecinos,haran hasta lo imposible por aplicarnos la tenaza estranguladora economica para tratar de desastibilizar nuestra economia, el comercio con Venezuela ,Ecuador y otros paises del combo bolivariano es apreciable , no solo intercambio sino tambien empresas binacionales sufriran los retozos nacionalizantes de los alegres muchachos, la cementera colombo-venezolana ya fue nacionalizada , ahora seguiran las demas.

El TLC con USA , hasta ayer me parecia que dificilmente se daria, hoy viendo y tratando de digerir las nuevas directrices de las relaciones con Cuba ya no me parece que este tan lejano, parece ser que la politica del Presidente Obama se dirija ahora a ganar amigos e influir en los demas, apropiandome del titulo de un popular librito de relacuiones humanas, con este recien estrenado huesped de la Casa Blanca los asuntos son rapidos, lleva una maraton increible de triunfos en materia de relaciones exteriores y de posibles aciertos en materia economica de USA, estamos a la espectativa y mas bien super optimistas con los cambios que se vislumbran o que se han hecho y todos con gran celeridad y firmeza.

un saludo

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO:Le hice la pregunta pensando en la lista de precandidatos presidenciales y teniendo presente la entrevista que le hicieron a Sergio Fajardo el fin de semana pasado. Pero ninguno me parece despistado... todo lo contrario: percibo que saben exactamente lo que están haciendo, lo que están tolerando y lo que alientan (parafraseando un poco el comentario de Jaime Ruiz).

¿Sabe? Es que realmente la confusión es de tal magnitud, que pocas cosas están claras en materia de candidaturas. Creo que lo único cierto es que Carlos Gaviria será el candidato del Polo... de ahí para adelante, todo es un enigma.

Fuerte abrazo y gracias por sus comentarios.

Atrabilioso dijo...

SIMPLICIANO Y BRABONEL:Quisiera que el tema de las tenazas no fuera cierto, pero es evidente que hay aplicaciones en esa dirección. Sin embargo nuestro país no se ha quedado quieto y por múltiples circunstancias, se han presentado respuestas. Por ejemplo: Ecuador hizo un movimiento para limitar las exportaciones colombianas y en Colombia se devaluó el peso de tal manera que se estructuró una barrera arancelaria.

Por los lados de Venezuela, tengo una hipótesis: Chávez plantea restricciones y solo deja entrar lo que le conviene. Sin embargo, por las dificultades cambiarias (la última medida es que nadie puede sacar más de 1.500 dólares)y la mora en los pagos con empresas colombianas que tienen una cartera vencida del gobierno venezolano de más 200 días; han llevado a las empresas colombianas a suspender la exportación a Venezuela y atender el mercado interno. Recuerdo que a mediadios del año pasado, productos como el queso, los huevos y el pollo entre otros, sufrieron un fuerte incremento de precios en el mercado interno. En ese momento Chávez estaba en el furor de importación, pues además Venezuela no tiene la posibilidad, ni remota, de abastecer su mercado interno y mucho menos atender su seguridad alimentaria. Si antes de Chávez la producción no atendía los mínimos requeridos por la población, ahora la situación es mucho peor. Esto obviamente afecta a Colombia en cuanto a los exportadores, pero ha beneficiado al mercado interno por la estabilización de los precios. !Claro! Es una hipótesis...

Un abrazo a ambos y muchas gracias.

Simpliciano dijo...

Atrabilioso:

Toda esta confusion es generada por las izquierdas, sus alinazas , lastimosamente capitalizan los buenos deseos de instituciones y personas respetables, nada tenemos claro, de nadie estamos seguros, la estrategia esta funcionando, muchos sin saberlo con sus buenas maneras estan coincidiendo con los planes de las izquierdas, si suma un posible gran golpe de opinion,como los que comente anterirormente no se podria garantizar nada,de esas coyunturas se aprovechan los malvados para asestar sus golpes, quien pudiera creer que lo que antes fuera un respetable y respetado periodismo juegue ahora en el bando contrario?, da grima leer las paginas editoriales y de opinion, he enfrentado a varios columnistas de El Tiempo y el Colombiano, se escurren escudandose en su muy personal modo de pensar, no tienen en cuenta que cuando publican sus escritos se hacen responsables ante la opinion publica y dejan de ser "personales", ahi queda la discusion...

un saludo