23 de abril de 2009

De Carlos Castaño a ‘Don Berna’

¿Hay que creerle a alias ‘Don Berna’? Parece que sí, según se desprende de la euforia de Iván Cepeda frente a la declaración del narcoparamilitar en la que afirmó que “contribuyó con grandes cantidades de dinero a la campaña de Alvaro Uribe en el 2001".

Iván Cepeda sostuvo que espera que la confesión de ‘Don Berna’ genere nuevas investigaciones sobre la presunta colaboración de las Autodefensas Unidas de Colombia a la primera campaña presidencial de Uribe.

Esto significa que, según Cepeda, hay que otorgarles crédito a los testimonios de los jefes paramilitares, e investigarse hasta las últimas consecuencias. Más allá de la euforia, comprensible en Cepeda Castro pues ha
fracasado estruendosamente en la búsqueda de pruebas o indicios que vinculen a Uribe con el paramilitarismo; ciertamente las declaraciones y testimonios de los paramilitares deben ser evaluados y sobre todo, corroborados con documentos que ratifiquen la versión de los criminales.

En la misma línea, frente a la euforia del postizo defensor de los derechos humanos, es necesario advertir que el supuesto testimonio fue proferido por un individuo extraditado por el gobierno Uribe que estaba a punto de escuchar su condena, como consecuencia de esa determinación. Es decir: si de evaluar se trata, resulta un factor fundamental el deseo de venganza contra quien tuvo la osadía de enviarlo a una prisión extranjera prácticamente por el resto de su vida.

No obstante, si Iván Cepeda es coherente, no solo deberá creerle a ‘Don Berna’ sino a todos los jefes paramilitares, incluyendo a aquellos que estaban confesando sus crímenes y tratando de justificarlos con falacias ideológicas y políticas. En ese orden de ideas, Cepeda Castro debería plantear también una investigación sobre los testimonios de Carlos Castaño (consignados en el libro Mi confesión, Carlos Castaño revela sus secretos, escrito por Mauricio Aranguren Molina) sobre sus acciones criminales:

"El 9 de agosto de 1994 viajé a Bogotá y dirigí el comando que ejecutó al senador Manuel Cepeda Vargas. Ordené su muerte como respuesta a un asesinato cobarde que perpetró las FARC, fuera de combate. Luego envié la siguiente razón al secretariado: “Señores, vamos a matarnos, pero en guerra”.

La guerrilla le colocó una bomba de cien kilos de dinamita al General del Ejército, Carlos Julio Gil Colorado. Su muerte me afectó y mi reacción fue ejecutar a Cepeda. Las FARC sabe que le respondo de igual manera cada vez que plantean guerra sucia. Lo hice porque las FARC saben que yo les contesto cada vez que me hacen algo sucio.

Y dese cuenta cómo es la vida. Hace pocos días, ¡qué ironía y qué deplorable justicia!, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá me absolvió de toda responsabilidad de ese crimen sin asignar yo un abogado en mi defensa.

Manuel Cepeda pertenecía a las FARC y al que le quede duda alguna, averigüe el nombre del frente urbano de la guerrilla en Bogotá: Frente Manuel Cepeda Vargas. Los hombres que realizaron la ejecución no se encuentran detenidos. Fueron un policía retirado de nombre Pionono Franco y otro muchacho que ejecutó la guerrilla tiempo después.

Me fue posible reaccionar rápido tras la muerte del general Carlos Julio Gil Colorado, porque Manuel Cepeda trabajaba para las FARC en la legalidad. Siempre lo mantuve vigilado. Interceptaba sus llamadas y escuchaba sus conversaciones. Todo el tiempo lo tuve en la mira para responder al juego sucio o para retenerlo y lograr un canje por un secuestrado clave. Manuel Cepeda no ocupaba un cargo dentro de las FARC, pero era uno de sus hombres importantes. Fundó las Juventudes Comunistas y formó los cuadros políticos más relevantes de la guerrilla."


Si Cepeda Castro pide investigar lo dicho por un criminal resentido y con enormes deseos de venganza, también debería exigir que se mirara con lupa lo dicho por otro criminal, esta vez el comandante de las AUC Carlos Castaño Gil, y sobre todo, que se revisaran los vínculos y lealtades que pueden haberse heredado en las familias de las FARC.

Por Jaime Restrepo. Director de Atrabilioso.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

La columna parece una apología al narcoterrorismo paramilitar..
Notese la intención sinuosa producto de la maloliente propaganda de algunos medios de comunicación.

Atrabilioso dijo...

ANÓNIMO:¿Apología al narcoterrorismo paramilitar? Si lee bien encontrará que es una descalificación al paramilitarismo y a sus acciones terroristas.

No hay intención "sinuosa". El objetivo es claro: si Cepeda le otorga credibilidad a 'Don Berna' y a Carlos Castaño, en el libro que escribió con Jorge Rojas; y SI ES COHERENTE debe otorgarle la misma credibilidad a Castaño en sus confesiones.

Gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

Se le quemó el pan en la puerta del horno al hijo de Manuel Cepeda... jajajajajajajajaja

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Como les duele al patriciado bogotano y a sus aspirantes, fabulosos lambeculos, a los cuales podíamos ejemplificar en Semana y sus lectores, el desmonte de su ejército de lacayos sanguinarios.
Como les duele que en 5 añitos el ejercito del pueblo colombiano se los lambio.
Como les duele que quienes les hacia el trabajo sucio a cambio de compartir con ellos un puestico en el régimen de las mieles repartidas por igual, ya no estén para asegurarles sus rentas.
Como les duele que ahora sea evidente para la gran mayoría de colombianos, que ese truco pendejo de no reconocerse como amos y lacayos matando por un mismo fin, este mas que sabido.
Como tratan de encochinar la seguridad democrática que voto a voto los mando pa la mierda. Como tratan de regresar de ella trayendo muestritas como la que hoy trae a cuento don Atra. Como tratan de frenar el trabajo y la industria (no al tlc, no a las zonas francas, no a la estabilidad jurídica) que crea seres libres, que valen por lo que hacen y no por ante quien se arrodillan a lámbele el culo para que les suelte moneditas.
¡Pobres hijueputas!

Atrabilioso dijo...

LCI:Ciertamente les duele mucho, y más cuando se les responde con rapidez y quedan en evidencia sin demora.

Gracias por sus comentarios.

ANÓNIMO:Esa es la constante... especulaciones sin soporte.

Gracias por su aporte.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

Usted lo dijo todo Jaime: rabietas de un paraco por ser extraditado. Álvaro Uribe Vélez fue y sigue siendo uno de los más grandes fenómenos políticos de todos los tiempos en Colombia y su Gobierno a pesar de algunos errores a adelantado la forma de pensar de los colombianos por lo menos 40 años. Cuando alguien sale a decir que ese señor gano gracias a mi o a mis aportes, pues la gente termina mirando como a un loco. Lo de Cepeda es cinismo del puro por que se sabe que su padre trabajaba para las FARC, por algo existe un frente que lleva ese nombre. Cepeda es un apellido pro FARC y Cepeda dos lo colabora siempre que abre la boca.

la colombia inclaudicable (lci) dijo...

Hombre, otra cosa que les duele a estos hp es que les hayan mandado la USA a los jefes paramilitares, cuando aquí ya tenían bien adelantados con ellos la negociación, tipo yidis, en la cual la CSJ fabrica una evidencia chimba con el acusado para encochinar la seguridad democrática y a cambio le daban por condena una palmadita en la espalda.

Pobre partido político sin votos y pro farc, cual es esa mierda de la CSJ.

Atrabilioso dijo...

BRABONEL:Lo grave no es que los miren como si estuvieran locos... lo trágico es que si se retractan, terminan asesinándolos.

Gracias por sus comentarios.

Don Borges dijo...

¨Lo grave no es que los miren como si estuvieran locos... lo trágico es que si se retractan, terminan asesinándolos¨

Cierto!! cómo a los de la UP en los 80.

Atrabilioso dijo...

DON BORGES:¿De qué se retractaron los de la UP?

Atrabilioso dijo...

LCI:Cierto. Les dañaron la trama que respaldaría entusiasta, el partido político CJS.

Gracias por sus comentarios.

jaime ruiz dijo...

No creo que haya una sola persona en este mundo que dude que Cepeda II heredó el trono en las FARC (que son lo mismo que el Partido Comunista del modo en que las SS eran lo mismo que el partido Nazi). Lo que pasa es que después de aceptar eso hay que aceptar que tienen muchos partidarios y muchos socios en la prensa, las universidades, la CSJ, etc.

Cada vez más la guerra es la denuncia de todas las añagazas de esos miserables, y el frente en el que se decide todo ahora es el de la política internacional, con Obama y compañía buscando la alianza con las FARC para complacer a los admiradores de la Beautiful People (de Sean Penn, Oliver Stone o Soderbergh-Del Toro), al tiempo que le regalan el gesto proteccionista a las clases bajas asustadas de su país.

Ya señalaba ayer José Obdulio Gaviria la acogida que tienen criminales como León Valencia en Washington. Moncayo decía que varios congresistas estadounidenses querían acudir a la liberación de su hijo (como Kirchner hace un año). El problema es cuándo el gobierno deja la actitud servil y denuncia el cinismo de ese gobierno de demagogos y cínicos.

Bueno, "cuándo", es un recurso retórico. No hay ningún "cuándo" porque el gobierno nunca lo va a hacer. Y puede que eso represente una ventaja enorme para los terroristas y los demás criminales.

Atrabilioso dijo...

JAIME RUIZ:Yo veo a Obama desde una perspectiva diferente: quiere quedar bien con Dios y con el diablo: le recibe las venas abiertas al que quiere que sean amigos mientras manda a sus voceros a hablar de unos cuantos avances en cuanto al TLC... "choca" los cinco con el paracaidista y le promete al otro una visita.

Esos equilibrismos despiertan aplausos en la tribuna, pero siempre terminan mal, porque en algún momento la tribuna se cansa de eso y pide definiciones que, por lo recorrido, siempre terminan molestando a todos.

Finalmente, no creo que todo el mundo se de cuenta de eso... es más: considero que la ceguera frente a los aliados de las FARC es una de las grandes tragedias de Colombia.

Gracias por sus comentarios.

Anónimo dijo...

BRABONEL.

El fenomeno Obama es complicado para Colombia por muchas razones entre ellas que no somos Francia Alemania Japon u otro pais de esa embergadura. Si el moreno hubiese mantenido una politica agresiva para con Colombia de forma abierta no habria otro camino que apostarle a lucha de David contra Golia. No creo que sea del todo malo el cinismo de Obama y sus secuases y que le hallan bajado a la confrontacion es positivo por que hubiera fortalesido a una opocicion que busca "argumentos" a fuera por que adentro no los en cuentra. Asi hable de acelerar el Tratado comercial para ganar tiempo es un mensaje positivo para los inversores interesados en llegar a Colombia por que las escusas para no firmarlos se han acortado mucho con dicha declaracion.

La llegada de Obama tampoca sera del todo negativa para el mundo empresariar por que a larga el Mundo economico demostrara que tenia la razon. Colombia se podria veneficiar de este nuevo reacomodo al ser el unico pais que practica politicas neo liberales en la region y talvez uno de los pocos en el Mundo. El Mundo empresariar tendera a premiar las politicas de libre mercado y libre empresa donde las deciciones de los estados tengan poco margen.

Lo que quiero decir es que Obama es una navaja de doble filo pero que su llegada tambien abre oportunidades y si Colombia lo entiende de esa forma va a sacar mucho probecho.